Noticias en idioma armenio

Aram I llamó a la unidad nacional y a detener la emigración

Catolicós de la Gran Casa de Cilicia

Aram I qEreván (ArmenianWeekly).- Aram I, Catolicós de la Gran Casa de Cilicia, llamó a fortalecer la unidad nacional e hizo especial hincapié en los problemas relacionados con la emigración y la falta de confianza, en lo que fue su discurso en la VI Conferencia Armenia-Diáspora.

“Cualquier tipo de cooperación en la que esté ausente la confianza se vuelve falsa y perjudicial” expresó Su Santidad luego de algunos comentarios preliminares. A su vez destacó cómo la confianza ha afectado la vida armenia durante los años desde la recuperación de la independencia.

La sexta edición de este evento comenzó el 18 de septiembre en el Complejo Karen Demirchian de Ereván, con la presencia de delegados, invitados y dignatarios, entre los que se encontraban los presidentes de Armenia y Artsaj y el Catolicós de Todos los Armenios Karekín II.

“Estamos en una encrucijada determinante de nuestra historia. Seamos realistas y honestos. Armenia se vacía y la Diáspora se agota. Frente a esta peligrosa realidad, las iniciativas al azar no pueden resolver nuestros problemas y sanar nuestras heridas. Estos signos deben ser leídos correctamente, el diagnóstico debe hacerse con precisión, y las decisiones tienen que ser las adecuadas y tomarse apropiadamente”, continuó Aram I en relación a la crisis que atraviesa la nación.

En relación a estos puntos, manifestó también que es imperioso sacar a la Diáspora del ámbito de las “inversiones financieras al azar y las meras visitas turísticas” y transformarlas en uno de los fundamentos más importantes de la política armenia.

Aram-I-a“Una Armenia fuerte y unificada como base de nuestra ideología nacional, una Artsaj resistente y una Diáspora organizada deben convertirse en nuestra guía estratégica y táctica de la política local. Esta propuesta unirá sin dudas a nuestra gente y se convertirá en la fuerza motriz detrás de la formación y desarrollo del pensamiento panarmenio”, continuó diciendo durante su discurso.

Aram I subrayó la necesidad de desarrollar una estrecha relación con la comunidad armenia a nivel internacional: “La patria es la tierra y su gente, antes que un estado y una economía”. También comentó que es imperioso frenar el ritmo de la emigración y aplicar medidas para asegurar el crecimiento de la población.

“Es fácil hablar simplemente de estos temas o dedicarse a criticar. Lo esencial es tener la sabiduría, voluntad y compromiso para encontrar soluciones a nuestros problemas. Se espera que ahora, en virtud de una constitución reformada, que garantice estructuras y procesos más transparentes y responsables, Armenia pueda encontrar soluciones a estos y otros asuntos aprovechando correctamente las oportunidades proporcionadas por la sociedad Armenia-Diáspora”, aseguró.

Aram-I-qqEl Catolicós explicó que Armenia y la Diáspora no son meros socios, sino “los hijos de la misma nación y patria”. A continuación explicó: “Es con esta perspectiva que la cooperación debe ser planificada y ejecutada. En los últimos 26 años, el vínculo que se ha desarrollado entre los dos segmentos de nuestra gente, con sus aspectos positivos y negativos, debe motivarnos para mejorar y crecer. El estancamiento significa retirarse y esto es inaceptable para nuestra nación, que está rodeada de problemas y desafíos”.

Profundizando sobre su concepción de la patria, prosiguió: “Armenia no es meramente una atracción turística, un mercado para los negocios, o un pasaporte. Armenia es el hogar de todos los armenios en todo el mundo, un hogar del pasado, el presente y el futuro. Debemos tener mucho que hacer y decir respecto a nuestra casa. Debemos fortalecer el país y hacer que prospere con todas nuestras habilidades. Esto debe ser un convenio sagrado para cada armenio”.

El Catolicós señaló también la importancia de la ayuda política y humanitaria de la república para con la crisis de Siria y los armenios que viven allí. Por su parte, subrayó la importancia de continuar y aprovechar la unidad mostrada en las conmemoraciones mundiales del centenario del Genocidio Armenio, especialmente en ocasión del próximo aniversario número cien de la República de Armenia que, según sus palabras, impulsó“nuestra unidad nacional”.

En relación a esto, Su Santidad propuso entonces el establecimiento de una ortografía unificada y única con “concesiones mutuas”, e instó al apoyo del gobierno local para la protección del idioma armenio occidental.

 

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora