Noticias en idioma armenio

Armenia: Reclaman la liberación de los que tomaron la sede policial de Ereván en 2016

sasna-dzorerEreván (RFE/RL).- Los líderes del grupo radical opositor que tomó la estación de policía de Ereván en 2016, instaron el martes al primer ministro Nigol Pashinian a garantizar la rápida liberación de sus partidarios encarcelados, advirtiendo que su continuo encierro podría tener “graves consecuencias” para Armenia.

Por medio de una carta abierta, Yirair Zefilian y Varuyan Avetisian criticaron al mandatario por su falta de presión a los tribunales y cuerpos policiales para que liberen a estos y otros “presos políticos”.

“Hasta nos hemos quedado con la impresión de que se ha lavado las manos y está dejando a los presos políticos y otros ciudadanos a merced de una transformación espiritual y moral milagrosa de los fiscales y jueces”, comentaron.

Zefilian, principal líder de los integrantes del grupo autodenominado Sasna Dzorer, fue arrestado en junio de 2016 y posteriormente sentenciado a diez años y medio de cárcel por planear una revuelta armada contra el gobierno, cargo que niega rotundamente.

Su detención se produjo menos de un mes antes de que tres docenas de miembros de su movimiento, encabezados por Avetisian, se apoderaran de la base policial para exigir su liberación y luego la renuncia del entonces presidente Serge Sarkisian. El grupo armado depuso sus armas luego de un enfrentamiento de dos semanas con las fuerzas de seguridad, que dejó tres policías muertos. Sus miembros se encuentran actualmente imputados en tres juicios diferentes.

Pashinian se había comprometido a buscar la liberación de todos los “presos políticos” inmediatamente después de que llegó al poder a principios de este mes. Sin embargo dejó en claro que utilizará únicamente mecanismos legales para alcanzar ese fin.

El premier armenio mencionó públicamente a Zefilian entre los que se presumen que fueron encarcelados por razones políticas, pero no así a Avetisian ni a los otros asaltantes encarcelados. De hecho, la semana pasada explicó que el caso de Sasna Dzorer es “un poco diferente” debido a las tres bajas policiales. Explicó que el tema se resolverá como resultado de “discusiones” públicas que deberán involucrar a familiares de los tres policías asesinados.

Avetisian condenó los comentarios de Pashinian días atrás ý los calificó como una “bufonada” y “falso humanismo”. De nuevo defendió con fuerza el ataque de 2016, diciendo que las bajas son inevitables durante tales “rebeliones”.

“Si los presos políticos, incluidos los miembros de Sasna Dzorer, permanecen en la cárcel, habrá graves consecuencias para nuestro país y la revolución”, advirtieron los líderes en su carta.

“Por supuesto, es bueno que se rechace en principio la justicia ‘telefónica’. Pero la supremacía de la ley tiene valor y significado, solo si sirve a la supremacía de los derechos. Por lo tanto, mientras rechaza la opción ilegal del control directo, puede y debe usar todas las posibilidades legítimas que tiene disponibles para cambiar la atmósfera de la fiscalía y los tribunales, garantizando así decisiones justas por parte de ellos”.

El ataque de 2016 contra la comisaría de Ereván fue condenado por Estados Unidos y la Unión Europea. “Aborrecemos las acciones del grupo faccioso y todas las personas que usan la violencia o amenazan con dañar a otros para servir a su agenda política”, dijo Richard Mills, embajador norteamericano en Armenia en marzo pasado.

 

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora