Noticias en idioma armenio

Armenios en Barcelona

Cuaderno de viaje

barcelona

Con motivo de encontrarnos en la capital catalana en el mes de mayo próximo pasado, por un viaje realizado en distintos puntos de Europa; tuvimos la oportunidad de conocer a Datev Soulian (foto izquierda), presidente de la Asociación Cultural Armenia de Barcelona.

Datev-Soulian-2Aprovechando dicha circunstancia; concretamos una entrevista con éste en la misma sede social de la Asociación a los efectos de mantener una conversación que resultó ser muy provechosa. Compartimos con los lectores del Diario ARMENIA la vivencia comunitaria que experimentan nuestros compatriotas que residen en Barcelona y en la península ibérica en general desde hace más de quince años.

De dicho encuentro, mediante un improvisado cuestionario, extrajimos una serie de respuestas que servirán para conocer las actividades sociales y culturales que desarrollan nuestros paisanos en Cataluña.

Soulian nos relata que a partir del 2004 los armenios que residen desde hace unos años en la capital catalana se convocaron para crear una comunidad organizada. Tiempo después; y ya fundada en aquella ciudad una filial de la Unión General Armenia de Beneficencia, realizan un esfuerzo mancomunado para adquirir un inmueble que denominan “Casa Armenia”, donde se desarrollan actividades educativas, sociales y culturales.

Es así, que se imparte la enseñanza del idioma materno, español, catalán, inglés como así también el ajedrez. Se ha formado además un conjunto de danzas folklóricas armenias para niños y adolescentes y, la práctica de instrumentos telúricos y piano.

Mantiene con frecuencia relaciones sociales con otras colectividades hermanas de España asentadas casi contemporáneamente a la de Barcelona y de otras existentes en la propia Cataluña. En ese mismo sentido se halla en conexión con el Instituto de Ciencias y Educación de la Madre Patria.

Relata el presidente Soulian; que los armenios de Barcelona y de España en general emigraron a los pocos años de haber desaparecido la Unión Soviética, debido a la crítica situación económica en la que se encontraba la República de Armenia, que afectó principalmente a aquellos que poseen bajos recursos.

barcelona-misaEn España residen aproximadamente treinta mil connacionales, de los cuales unos seis mil viven en Barcelona y otras localidades de la comunidad autónoma. En general son operarios y empleados en diversas tareas, como ser de la construcción, salud, comercio, gastronomía, educación y otras áreas de la economía regional, por la que perciben una aceptable remuneración, puesto que sus empleadores reconocen su buena preparación y dedicación profesional.

En cuanto a la práctica religiosa, ésta es intermitente, puesto que carece de un cura párroco propio, para realizar un servicio religioso regular conforme a los cánones de la Iglesia Apostólica Armenia. Se realizan dos misas al mes, en una iglesia católica, oficiada por un sacerdote que viene de Madrid.

Se mantiene contacto comunitario con otras colectividades hermanas de los Estados Unidos, Europa y de Oriente Medio. También tienen conexiones con el Ministerio de la Diáspora.

Casa-armenia-barcelona-1Ante el interrogante, del por qué eligieron como lugar de residencia España, nuestro interlocutor responde que la situación económica y legislativa para los inmigrantes les es favorable como también el clima del Mediterráneo, ayuda mucho al hábitat en esta región. Agrega Soulian  que se guarda un proceso de integración con la sociedad receptora, que se afianza cada vez más, por la que participan y organizan en forma conjunta con otras entidades de bien público españolas eventos sociales y culturales, cuya interacción contribuye al sostenimiento y fortalecimiento de la relación armónica de ambas nacionalidades.

Podemos reconocer a modo de opinión personal que la auspiciosa existencia y convivencia de las comunidades armenias de España, todas integradas por inmigrantes provenientes de la Madre Patria, no tiene antecedentes en la historia de la Diáspora desde la más remota antigüedad.

Ellos a pesar de sus propias dificultades de migrantes, no tardaron en adaptarse a las costumbres de las sociedades europeas, pudiendo cultivar sus valores culturales y nacionales, para no perder sus raíces y esencia armenias. También cientos de miles de emigrantes de la Patria se afincaron en otras colectividades del mundo, en la que la de Buenos Aires no ha sido la excepción. Estos, contribuyen en el enriquecimiento con su directa participación al acervo social y cultural de los ámbitos afincadas por décadas o centurias. Sus resultados se verán. Solo es cuestión de tiempo.

Datev-Soulian-1Pero también se debe expresar como modesta opinión de una descendiente de supervivientes del Primer Genocidio del Siglo XX; que el enriquecimiento identitario cuantitativo y cualitativo de las comunidades diaspóricas, ha dado desgraciadamente como resultado en forma inversamente proporcional al vaciamiento poblacional de la propia patria ancestral, en su más amplia expresión.

Cientos de miles de connacionales salieron de las fronteras de Armenia en busca de mejores horizontes económicos, cosa que se les niega impensada e involuntariamente en su suelo natal.

Este fenómeno social incontrastable que se viene percibiendo desde hace dos décadas como un flujo por ahora irrefrenable, se ha constituido en un sangría que ha de provocar en poco tiempo un vacío empobrecedor, difícil, muy difícil de recobrar.

Debe creerse que a los actuales gobernantes de la República que tienen enormes y pesadas dificultades que afrontar cotidianamente, también se le suma esta realidad como un problema nacional de los más graves que seguramente no podrán soslayar. En consecuencia, deben implementar urgentes y apropiadas medidas para detener esa masiva corriente emigratoria.

Esa es la cuestión. Esa debe ser la consigna nacional de parte del actual gobierno y de los sucesivos. 

María Cristina Khandjian de Asilian

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora