Noticias en idioma armenio

“Busco algo fuerte: un diplomático turco reconociendo el Genocidio de 1915 en plena sesión de la ONU”

Ian Mannok en Argentina

ManoukianBuenos Aires (Entrevista de Lala Toutonian para Diario ARMENIA).- De visita en nuestro país, el escritor francés Ian Manook* -el seudónimo tras Patrick Manoukian- llegó para presentar Yeruldelgger- Muertos en la estepa, la primera parte de una trilogía policial negra plagada de intriga y misterio. Nos reunimos con el autor en el barrio de San Telmo y esto nos dijo.

“Puedo decir ‘bachig’, ‘¿inch gusés?’, ‘¿chur gusés?, ‘¿hatz gusés?, ‘gamáts, gamáts’ (risas) y poco más, no aprendí armenio ni he viajado aún a Armenia, pero pronto”, comienza diciendo Manook. Su hija Zoe -quien reside hace ocho años en Argentina y ha realizado videos para nuestra colectividad- oficia de intérprete a pesar de saber él algo de español y quien suscribe, algo de francés, pero no lo suficientemente sólido para mantener una conversación. Zoe sí estuvo en Armenia y contará en off maravillosas experiencias en esa tierra.

Cuando termine esta gira de presentación de Yeruldelgger que incluye Argentina, Uruguay y Brasil, me ocuparé de una saga histórica sobre Armenia. Ya firmé contrato y debo entregarla en 2018. Me abro completamente del género policial pero me mantengo en la novela, que es lo que considero que hago. Esta saga recrea el Genocidio y la historia de mi familia que como todas las demás, es muy rica. Tuve intenciones de publicarla cuando el Centenario del Genocidio pero no llegué lamentablemente. Busco algo fuerte: un diplomático turco reconociendo el Genocidio de 1915 en plena sesión de la ONU”, sonríe.

 -¿De dónde proviene su familia?

De Erzurum. Mi abuela fue arrancada de las manos de su familia y vendida como esclava a un rico comercianteYeruldelgger, muertos en la estepa_150x230 en Alepo para que se ocupara de las tareas domésticas y luego los ingleses la derivaron a un orfanato en Beirut en calidad de refugiada. Allí, una buena dama se encariñó con ella, la adoptó y se la llevó a vivir a Francia. Así como mi abuela perdió su apellido, de parte de mi padre no somos originalmente Manoukian. Tras el Genocidio, mi abuelo encontró el cadáver de un hombre a un lado de las barricadas… vio que tenía documentos con visa de trabajo para Francia, los tomó, y así se hizo de su identidad. En una época creímos que el apellido era realmente Takian pero ahora no estamos seguros”.

Manook, que nació en la ciudad de Meudon en agosto de 1949, dedicó toda su vida a las letras. Más allá de otros destacados títulos, el escritor se ha ocupado de la edición de libros de viajes, revistas infantiles y juveniles, cómics, guiones y ha sido acreedor a valiosos premios de la literatura por esta trilogía policial.

Yeruldelgger es un comisario que carga con sus propias dudas existenciales mientras se enfrenta a una Mongolia corrupta y muy violenta. En “Muertos en la estepa”, la primera parte que vino a presentar a nuestro país, todo resulta sorprendente; desde el atroz asesinato de la pequeña hasta las conclusiones filosóficas de personajes muy delineados desde una psicología íntima, casi secreta. La presencia del folklore local resulta de lo más colorida, como su gente: los mongoles son pueblos nómades que arrastran con ellos su historia, sus penurias y alegrías.

Manoukian 3“En el libro hay gusto a diáspora, un vínculo al nomadismo. Por obligación, el pueblo armenio tuvo que ser nómade. Y en todos mis libros tengo un personaje armenio”, revela con un guiño. “La colectividad en Francia es enorme, de las más grandes diásporas, contamos con escuelas, iglesias centros culturales…”, relata Manook.

Ahora busca situar una nueva novela en Brasil, quizá Buenos Aires, quizá Finlandia. La imaginación de un escritor no tiene límites. Elementos que no le son ajenos a partir de su dedicación a la edición de viajes, propone una deriva itinerante personal a través de sus libros.

Estas travesías relatadas, algunas imaginarias y otras reales, las expediciones que desenvuelven culturas, estos testimonios que dibujan paisajes logran borrar las fronteras, una ecuación que solo logra la buena literatura.

 

*Ian Manook es seudónimo de Patrick Manoukian. Nació en Meudon, Francia, en 1949. Periodista, editor y escritor, es licenciado en Derecho y Ciencias Políticas por la Sorbona y en Periodismo por el Institut Français de Presse. En los setenta, publicó artículos y reportajes sobre turismo en Vacances Magazine, Partir, Télémagazine y Top Télé, y fue redactor jefe de Télé Guide. A mediados de los ochenta creó Manook, una agencia de comunicación especializada en autores de viajes, y Tournon, una editorial infantil y juvenil. Durante su extensa carrera ha firmado guiones para cómics de humor, dos libros de viajes y también una novela juvenil, por la que mereció el Premio Gulli 2012. Además de Yeruldelgger, muertos en la estepa -ganadora del Premio SNCF du Polar 2014, el Premio de las Lectoras de Elle y el Premio de los Lectores de Quais du Polar/20 Minutes, entre otros-, Ian Manook es autor de Les temps sauvages (2015).

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora