Noticias en idioma armenio

Cae la inversión extranjera en Armenia

A pesar del optimismo oficial

Inversiones-en-bajaEreván (RFE/RL).- La inversión extranjera directa (IED) cayó en Armenia un 27% el año pasado a pesar del fuerte crecimiento económico registrado por el gobierno según las estadísticas oficiales. Según el Servicio Nacional de Estadística los ingresos en este apartado llegaron a casi 246 millones de dólares en 2017, en contraposición a los 338 millones de 2016.

Desde el Ministerio de Desarrollo Económico e Inversiones se negaron a comentar los motivos de esta importante reducción. Vahakn Khachatrian, un economista opositor afiliado al Congreso Nacional Armenio, expresó que la caída muestra que los inversores extranjeros no confían en las promesas de reforma del primer ministro Karén Karapetian, ni en los esfuerzos de su gabinete por mejorar el entorno empresarial del país.

El especialista dijo que los inversores continúan atemorizados por la burocracia, la corrupción gubernamental y la falta de competencia. Según comentó, Georgia, por ejemplo, atrajo 1.800 millones de dólares el año pasado porque tiene un ambiente más favorable para los inversores.

Poco después de ser nombrado primer ministro en septiembre de 2016, Karapetian se comprometió a ayudar a atraer más de tres mil millones en inversiones nacionales y extranjeras en los años siguientes. En aquel momento había afirmado que al menos 830 millones de dólares ingresarían en la economía en 2017.

Desde el equipo de Karapetian garantizaron haber honrado la última promesa a principios de este año. En un informe de doce páginas, se afirma que se implementaron 856 millones en varios “proyectos de inversión” en todo el país durante 2017. Los inversores privados representaron poco más de dos tercios de esta cifra, según el informe, y agregó que las restantes fueron financiadas del presupuesto estatal, así como de préstamos y subvenciones extranjeras obtenidos por el gobierno.

Según los datos oficiales, la economía armenia creció un 7,5% en 2017, después de estancarse en 2016. Sin embargo, los políticos de la oposición y otros críticos del gobierno cuestionan la credibilidad de esta tasa de crecimiento.

Las cifras del Servicio Nacional de Estadísticas muestran que la isla británica de Jersey fue la principal fuente de inversiones extranjeras realizadas en Armenia el año pasado. El paraíso fiscal es el hogar de una empresa angloamericana, Lydian International, que actualmente está construyendo una enorme mina de oro en la provincia de Vayots Dzor, al sureste del país. La compañía se ha comprometido a invertir un total de 370 millones en el depósito de oro de Amulsar.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora