Noticias en idioma armenio

Catolicós de Todos los Armenios Karekín II: “La Fe cristiana es vital para los armenios”

Karekin Reyes

Ereván.- La fe en el cristianismo sigue siendo vital para la supervivencia y la prosperidad del pueblo armenio, insistió el viernes 6 de enero durante la misa de la Navidad en Echmiadzín, el Catolicós de Todos los Armenios Karekín II.

Durante su homilía, el religioso dijo que los armenios debían ser firmes e inquebrantables en su religión cristiana abrazada desde principios del Siglo IV. Karekín II deploró además los conflictos armados, el terrorismo, la injusticia en todas sus formas y los demás “caminos del mal” que persisten en todo el mundo.

“El vida renovada a través del Evangelio ha concedido durante siglos a nuestro pueblo la fortaleza de la fe, la fuerza del alma y el valor de ser capaces de soportar todas las tribulaciones y dificultades y superarlas con logros dignos de ser recordados. Con ese mismo espíritu nos enfrentamos al bloqueo ilegal de nuestra patria y las provocaciones militares que cuestan muchas vidas”, expresó Su Santidad, haciendo clara referencia a los conflictos de Armenia con Turquía y Azerbaidján.

“Dejemos que el Señor nos fortalezca para que nuestras esperanzas se hagan realidad y nuestros objetivos nacionales se cumplan”, añadió Karekín II.

La Iglesia Apostólica a la que pertenece la gran mayoría de los armenios, celebra tradicionalmente la Navidad el día 6 de enero. Poco antes, el día 5 se llevan a cabo servicios religiosos a la luz de las velas marcando las vísperas de la festividad. Armenia ha recuperado esta tradición del día de Navidad luego de la desintegración de la Unión Soviética.

“A través de Cristo, el mundo, inmerso en una tempestad de pecado, fue renovado y la humanidad tuvo la oportunidad de recuperar el establecimiento de la paz, el amor y la buena voluntad”, dijo el Catolicós Karekín II durante la Santa Misa transmitida en directo a toda Armenia por medio de la emisora estatal de televisión.

Karekin1_tapa“Sin embargo, lamentablemente los caminos del mal continúan en oposición a Dios. Las guerras, los conflictos y el terrorismo son incesantes. Los derechos humanos están siendo violados y los genocidios y la destrucción cultural no han recibido su justa condena, La codicia y el ambición desenfrenada de riquezas conducen al fraude y el abuso causando enormes tragedias humanas, la polarización de la sociedad y ahondan la injusticia social”, manifestó Su Santidad.

“Junto a la bondad y la honestidad, también somos testigos del odio y la traición; y al lado de la humildad y la dedicación, vemos a diario la ciega avaricia y la obsesión por el poder… La adhesión al cristianismo representa la esperanza de la renovación para el mundo”, prosiguió el Catolicós de Todos los Armenios. “La obra redentora de Cristo en el mundo es el modelo para la propia misión de la instauración del bien nacional y universal, y el trabajo en conjunto para crear los caminos de la felicidad, el progreso y las metas ansiadas”.

Karekín II denunció los intentos de “construir un mundo sin Dios” durante la misa celebrada en la Santa Sede de Echmiadzín en presencia del Papa Francisco. Señaló que ese peligro está en la raíz de los problemas políticos, socioeconómicos e incluso ambientales que enfrenta la humanidad.

En la declaración conjunta emitida en aquel momento, Francisco y Karekín II coincidieron en marcar su preocupación por la disminución del papel de la religión  y la crisis de las familias en muchas naciones cristianas.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora