Noticias en idioma armenio

Chessify: la aplicación armenia diseñada para niños y usada por profesionales

Juego ciencia

ajedrez-1Ereván (Hetq.am).- En Armenia, el ajedrez se ha convertido en una asignatura escolar obligatoria para los alumnos de segundo, tercer y cuarto grado desde 2011, con ejercicios en los libros que son tan difíciles que incluso los padres no son capaces de resolverlos. Es en este punto que aparece Chessify, una aplicación que permite tomar una foto de un problema de ajedrez, digitalizarla y obtener una variedad de soluciones.

Gor Vardanyan, cofundador y director de la plataforma, comenta: “Dos de mis tres hijos tomaron clases de ajedrez. Teniendo solo siete y ocho años, pasaron mucho tiempo dibujando el libro con el lápiz, buscando posibles pasos. Hemos decidido crear una aplicación que mediante la toma de una foto, mueva las piezas y busque posibles resoluciones. También posee un analizador que muestra otras tres alternativas, explicando cuál es mejor y por qué”.

“Por supuesto es con fines educativos, por eso también agregamos un control parental, para que los padres puedan desactivar la función de análisis o poner un código para habilitarla solo después de que el niño lo haga de forma independiente. Otra de las cosas que tiene Chessify  es que puede servir como un reloj durante un juego de ajedrez real, con análisis detallados”, añadió.

Actualmente el programa no posee competidores en el mercado. Vardanyan explica que existe solo uno con la función de escaneo pero con muchas deficiencias, como poder hacerlo únicamente desde libros específicos y no de los armenios, y sin la opción de digitalización tampoco.

En pocos meses, Chessify ya ha sido descargada más de ochenta mil veces y traducida a diez idiomas. De hecho el 96% de los usuarios son extranjeros, siendo los cinco más presentes los indios, estadounidenses, rusos, alemanes y noruegos.

En relación a esto, el director de proyecto destaca: “Nosotros nunca imaginamos entrar en el mercado internacional, solo queríamos desarrollar un sistema que facilitara el trabajo de los niños y de los padres. El nombre original era  ‘Chessfimee’, que en armenio tiene una pronunciación similar a ‘no lo adivinarás’, pero como no era fácil para los extranjeros decidimos renombrarla”.

ajedrezLa aplicación se origina a partir de la compañía independiente de software Fimetech, fundada en 2011 por el mismo Vardanyan. Esta se ocupa de algoritmos pesados, de modelos matemáticos, sofisticadas soluciones de ingeniería, problemas de diseño de chips, compiladores de escritura, y ahora con Chessify, soluciones para jugadores de ajedrez profesionales.

Una de las características que atraen a los jugadores de mayor nivel es su acceso a la nube. Es que, como explica el cofundador, muchos de ellos estudian frente a la computadora por medio de analizadores varias horas al día. Los programas analíticos son muy pesados y por ende estos tienen que salir a la compra de servidores caros. En el siglo XXI estos problemas pueden resolverse por medio del acceso online, y Chessify, con un pago flexible, le permite el acceso al sistema en cualquier parte del mundo a través de internet.

Otra de las cuestiones importantes es que si los ajedrecistas quieren consultar por una jugada antes de una competencia pueden registrarse solo por unos minutos y así no pagar por una franja horaria mucho más grande.

Además la compañía colabora directamente con jugadores armenios, entre ellos Zavén Andriasyan, ganador del Campeonato Armenio de Ajedrez en 2016, proporcionándoles el programa y realizando cambios en base a sus experiencias y comentarios.

Chessify ya cuenta con varios usuarios que pagan el servicio. En relación a esto, Vardanyan expresa: “En el caso de las start-ups, cobrar es muy importante. Se puede llegar a decir que el negocio ha tenido realmente éxito cuando la gente comienza a pagar por él, por eso nos emocionamos con cada nuevo adherente y nos damos cuenta de que vamos por el buen camino”.

Actualmente existen en el mundo diferentes herramientas de análisis de ajedrez que tienen la misma base. El equipo de Chessify ahora se encuentra creando su propio analizador basado en inteligencia artificial que le permitirá a la computadora jugar como un humano.

“Tomamos todas las jugadas disponibles usadas por la gente y creamos una inteligencia artificial basada en ellos y que piense como ellos. Cuando usted está practicando con la computadora, puede analizar a fondo los pasos, pero esto no es lo más útil para un jugador de ajedrez, porque el oponente no piensa de esta manera durante el juego real. Entonces ¿tiene sentido estudiar con una computadora que calcula treinta pasos adelante mientras que usted puede calcular el máximo seis?”, explica el líder del proyecto.

“Además, hay casos en que una persona actúa bajo la intuición. Por eso ahora desarrollamos  un programa que simulará el estilo de juego de una persona en particular. Aunque parece improbable, estamos seguros de que tendremos éxito. Casi todos los juegos posibles de ajedrez están disponibles en línea. Los sacamos y trabajamos en ellos, para que el jugador pueda entender el estilo del oponente antes del partido”

Otro de los puntos a destacar es que Chessify apunta a ser el primer programa en escanear un verdadero tablero de ajedrez con software de reconocimiento 3D, cuestión que aún se encuentra en pleno desarrollo.

En 2016, la aplicación compitió con 158 start-ups y se convirtió en la ganadora de la Copa Armenia de StartUp. Además, en abril de 2017 se introdujo la plataforma en el marco del Startup Olé en España y recientemente se convirtió en una de las ganadoras en un concurso de subvenciones cofinanciado para innovaciones, recibiendo una retribución de cincuenta mil euros.

Como señala Vardanyan, este es el único caso en el que nadie preguntará dónde está Armenia, o la confundirá con Albania, Rumania o cualquier otro estado. Todo el mundo reconoce a Armenia como un país con un rico ajedrez, tanto en el pasado como en el presente. Ahora, Chessify intenta invertir en el futuro.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora