Noticias en idioma armenio

Cisternas que no retienen agua

Iglesia Evangélica Congregacional Armenia "Santísima Trinidad"

EvangelicosEl Profeta Jeremías utilizó el agua como símbolo de vida. El agua es absolutamente necesaria. Puedes vivir dos o tres meses sin comida, pero sólo unos pocos días sin agua.

Dios nos da vida a través de Su Hijo Jesucristo. Jesús se encontró con una mujer junto a un pozo y le pidió agua. La mujer sorprendida exclamó: como tú, siendo judío me pides agua, siendo yo samaritana, y Jesús y le dijo: “Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: Dame de beber; tú le pedirías, y él te daría agua viva” (San Juan 4:10)

Los hombres buscan su propia fuente de satisfacción y muchos no van a Jesús, la fuente de “Agua Viva” y se afanan tratando de encontrar alguna manera de conseguirlo. Esto es lo que la Biblia describe como “cavaron” o tallaron cisternas. La palabra hebrea traducida “cisterna” también puede ser traducida como “pozo”. Los judíos en los tiempos Bíblicos cavaban estas cisternas en la piedra. El agua almacenada en estas cisternas se guardaba para ser usada después. El agua no era fresca como la que fluía sabrosa de una fuente. En las cisternas era caliente y contaminada. Con frecuencia estas cisternas se rompían o aparecían grietas por las que el agua se iba perdiendo y lo único que quedaba dentro de la cisterna era barro seco.

Hay en todo hombre un vacío espiritual que lo mueve a esta búsqueda. Las personas desesperan y buscan satisfacer y aplacar esa sed interior. En qué tipo de cisternas buscan los hombres:

 La Cisterna rota del placer. Crees que eso va a satisfacerte y dará sentido a tu vida. Vas a tratar de llenar tu tiempo con cosas “divertidas”. Pero pronto te darás cuenta de que estos placeres son temporales y te dejarán más vacío cada día. Esta cisterna rota del placer dejará en tu vida el barro seco de la insatisfacción.

La Cisterna rota de las riquezas. Tu luchas y trabajas muy duro para acumular riquezas, tener poder  y ser importante en la vida. Tienes una gran opinión de ti mismo. Te sientes orgulloso de lo que has logrado. Pero Jesús dijo: “Absténgase  de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee”  (Lucas 12:15).

Pero no estás de acuerdo con lo que Dios dice en Su Palabra. Estás convencido de que tu vida se define por la abundancia de tus posesiones. Y así trabajas para almacenar y acumular más y más. Miras adelante, pensando que vas a descansar  en el futuro y disfrutarás de tus riquezas. Pero pronto descubrirás que las posesiones no traen paz al alma y no te dan felicidad. En lugar de una vida abundante, tu vida será seca y amarga como el barro duro.

La Cisterna rota de la religión. El profeta Isaías hace una pregunta importante: “Porqué gastan el dinero en lo que no es pan y vuestro trabajo en lo que no sacia?” (Isaías 55:2).   

Busca a Jesús quien va a satisfacer tu vida. Mira a Jesús y ven a Él, su Salvación es completa. Jesús dijo: “Al que tuviere sed, yo le daré gratuitamente de la fuente del agua de la vida” (Apocalipsis 21:6).

Jesús dijo: “Cualquiera que bebiera de esta agua, volverá a tener sed; más el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua viva que salte para vida eterna”  (San Juan 4: 14, 14)

                                                                                                      Ing. Eduardo Armen Hayetian

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora