Noticias en idioma armenio

Se inauguró el Jachkar en Vicente López – Jorge Tossounian: “A veces los sueños se hacen realidad”

Enorme presencia comunitaria

Jachkar-3Buenos Aires (Diario Armenia).- En la tarde del sábado 10 de octubre tuvo lugar en el espacio verde ubicado en la intersección de las calles Bartolomé Cruz e Hipólito Yrigoyen de Vicente López, la anunciada inauguración del Jachkar que simboliza la memoria del millón y medio de mártires víctimas del primer genocidio del Siglo XX. El importante acto fue organizado conjuntamente por la Comunidad Armenia de Zona Norte y la Municipalidad de Vicente López y contó con la presencia de más de medio millar de personas.

Poco después de las 16 horas, el locutor del acto, Diego Ketchibachian, dio comienzo al mismo anunciando la presencia de numerosas personalidades políticas nacionales y comunales, entre las que se contaban las diputadas Patricia Bullrich, Laura Alonso y Soledad Martínez; benefactores y dirigentes comunitarios. También se encontraban presentes el embajador de la República de Armenia Alexán Harutyunyan y la cónsul Ester Mkrtumyan.

AbanderadosDando inicio al evento comunitario, las conocidas cantantes Alín y Talín brindaron varias canciones en ambos idiomas. La tradicional ceremonia de bienvenida con el pan y la sal fue llevada a cabo por alumnos del Colegio Armenio de Vicente López que así recibieron al archimandrita Maghakyan y al padre Mashdotz kahaná Arakelian.

Seguidamente con el ingreso de los abanderados de diversos colegios de la comunidad armenia se entonaron los himnos nacionales de Argentina y Armenia con la participación del coro de la Escuela Armenia de Vicente López con la conducción del Prof. Andy Istephanian.

En la continuidad del acto se dio lectura a un mensaje de felicitaciones y agradecimiento enviado por la ministro de la Diáspora Hranush Hakobyan. El archimandrita Maghakia Amiryan hizo lo propio en idioma castellano con una nota enviada por el Catolicós Karekín II.

Jorge Tossounian: “A veces los sueños se hacen realidad”

Jachkar-6En nombre de la comunidad armenia de la zona norte, habló Jorge Tossounian quien dijo entre otros conceptos: “Cuando un sueño, se vuelve realidad, uno tiene una gran alegría. Hacia fines del 2014, se nos acerca al que fue su colegio, un ex alumno, Kevin Koruk, actual colaborador del Intendente Macri, y nos dice: “¿Qué cosa significativa podemos hacer en Vicente López, para conmemorar el centenario del genocidio? Me contaron que esta idea, la de colocar un jachkar en un predio cedido por la municipalidad, surgió en esas charlas que el entonces candidato Jorge Macri, realizaba en casas de vecinos. La retomamos, y nos propusimos lo que parecía un imposible: concretarlo. Y a veces los sueños se hacen realidad.

Sueños tuvieron nuestros abuelos, aquellos sobrevivientes directos, que como los refugiados que vagan por Europa hoy, llegaron a las costas de este bendito país, buscando la paz y tranquilidad perdida. La Argentina, solo les pidió lo que rezaba el preámbulo de la Constitución Nacional, que sean hombres de buena voluntad. Soñaron y consiguieron renacer de cenizas, establecer pequeños comercios, mantener su idioma en modestas habitaciones de humildes casas, sin saber que ese sería el germen de un futuro complejo educativo. A mediados del siglo XX, se les suman a ellos, una nueva corriente inmigratoria, esta vez de armenios nacidos y criados en Estambul, que huían de nuevas agresiones turcas.

Ambos grupos se buscaron y se unieron, y consiguieron hacer realidad nuevos sueños. La iglesia San Jorge se consagra en 1968, con el inestimable empuje de Asadur Karagozlu, y una escuela primaria a su lado.

Hoy el complejo educativo de la comunidad armenia, cuenta con el Jardín Kuyumdjian, sobre la calle Valentín Vergara, el primario, y el Instituto Tertzakian, obra de don Gregorio, que seguro estará de fiesta en el cielo, junto con otros tantos fundadores. Finalmente, hace unos años, la Familia Sirinian, nos dona un gimnasio de excepción a metros de la Avda. Maipú.

Todas estas realizaciones, fueron producto de muchos años de trabajo silencioso, pero la de hoy, no hubiese sido posible sin el apoyo incondicional del Sr. Intendente, a quien no podemos no decirle muchas gracias.

PlaquetaUn mensaje para estos chicos hoy presentes aquí: tengan sus ojos y oídos bien abiertos hoy, ya que este es un día histórico. Pasarán los años, y cuando paseen por aquí con sus hijos o nietos, recordarán este día.

Hoy seguimos reclamando el reconocimiento del Genocidio Armenio por parte del Estado Turco, como dice el lema que podrán leer al pie del Jachkar en idiomas armenio y castellano. MEMORIA Y RECLAMO. ¿Qué pretendemos?, la respuesta es una sola palabra, JUSTICIA”.

Enseguida, la benefactora Ofelia Tertzakian, hizo entrega en nombre de la comunidad armenia una placa de agradecimiento al jefe comunal Jorge Macri.

Jorge Macri: “Quiero devolverles a los que han construido esta Patria, que son de origen armenio, un enorme gracias de la Argentina”

Jachkar-4Invitado a hacer uso de la palabra, el intendente Jorge Macri manifestó: “Estoy emocionado. Me acompaña parte de mi familia: mi madre y mi cuñado: Adrián Keklikian, quien me regaló un sobrino armenio. Gracias, Adrián, por este sobrino armenio divino, que además, es mi ahijado, Ramiro. También pensaba en invitar a Nubar, que casi tiene tantos años como el Genocidio; pero no pudo venir hoy. Primero quiero decir yo gracias, porque lo único que hice fue decir que sí; fue permitir que lo que esta comunidad quería, se pudiera manifestar. Me parece mentira que decir que sí, se transforme en tantos agradecimientos. Quiero devolverles a los que han construido esta Patria, que son de origen armenio, un enorme gracias de la Argentina.

Como dije en el colegio alguna vez, mi padre trabajó mucho en la colectividad italiana, y recuerdo mucho los actos. Lo habitual es que las comunidades agradezcan al país por haberlas recibido, y yo creo que la historia es al revés. La Argentina es quien debe agradecer a Uds., a las comunidades que construyeron; a la comunidad armenia por ser parte de esta Argentina a donde llegaron para vivir, creando cultura, trabajo, empuje, identidad.

Emplazar este Jachkar ha sido un desafío muy grande. Las autoridades que hoy nos acompañan han sido parte importante de ello: autoridades religiosas, Embajador, Cónsul, representantes de las instituciones, gente de la comunidad, todos han sido parte. Me emocionó la idea de que, de alguna manera, albergamos ahora aquí, a 1.500.000 almas, que son recordadas, respetadas y veneradas…

Quiero compartir un mensaje: esta semana fui a la Asociación Esteban Echeverría, una escuela de Munro, cuyos alumnos habían tenido la oportunidad de recibir a los chicos del Colegio Terzakian y aprender acerca del Genocidio Armenio. Unos días antes, habían ido los chicos del Tarbut también. Conocieron las realidades de otros lugares. Ya no son historias en papel, en blanco y negro, son historias de familiares que tuvieron que emigrar, escaparse; historias que quedaron truncas, que vivieron chicos de su misma edad. Estas cosas son fuertes. Es para reconstruir, reunir. La Argentina se hizo grande en la cuestión de reunir diferencias. Planteó un desafío muy grande en las cuestiones de las colectividades. Las recibió con los brazos abiertos, pero las integró también; no hubo guetos.

Aquí vimos en el coro, a un chico de familia japonesa; padre o madre japonesa, cantando el himno armenio. Eso es la Argentina. Un país sin diferencias, donde las características de cada uno construyen una identidad grupal, sin que tengamos que ser iguales; sin que nos obliguemos a uniformarnos, o a perder la identidad. Esta Argentina se hizo grande sin divisiones, sin grietas…

Una Argentina que disfrute y abrace las diferencias, y que de la suma de particularidades surja una identidad nacional que nos abrace a todos, no porque somos iguales, sino porque queremos lo mismo, que es vivir en paz.

Jachkar-2Muchas gracias. Gracias infinitas a la comunidad por haberme permitido ser parte de esto. Nada más. Yo sólo dije que sí. Gracias a ustedes”.

El corte de las cintas armenio-argentinas fue realizado por el embajador Alexán Harutyunyan junto al intendente Jorge Macri y un grupo de alumnos del Colegio Armenio de Vicente López.

La bendición del Jachkar estuvo a cargo del archimandrita Maghakia Amiryan y el padre Mashdotz kahaná Arakelian, párroco de la Iglesia San Jorge de Vicente López, quienes llevaron a cabo el servicio religioso de acuerdo a la liturgia tradicional armenia.

Finalmente se presentó el Conjunto de Danzas Folklóricas Armenia Nairí de HOM que ofrecieron varias danzas de su repertorio. El público presente pudo también disfrutar del patio de comidas armenias ofrecido por la comunidad de la zona norte.

 

El Jachkar

El autor del Jachkar recién inaugurado es el joven escultor armenio Artak Hampartsumian quien es uno de los mejores talladores de piedra en su especialidad. Está realizado en duf, la tradicional piedra volcánica que abunda en Armenia. Su diseño es único y está tallado con especial esmero y dedicación al Centenario del Genocidio Armenio.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora