Noticias en idioma armenio

Diversificando la definición de Diáspora

Importante conferencia dedicada a los armenios de todo el mundo

Reunion-diasporaEreván (Sofía Manukyan para Armenian Weekly).- Algunos de los expertos mundiales en el campo de estudios de la Diáspora participaron el 3 de abril pasado en Ereván de una conferencia dedicada al análisis sobre las comunidades de la diáspora, examinar cómo estas evolucionan y ver qué aportan a las sociedades donde se forman. El evento fue organizado por Aykut S. Ozturk, candidato a un doctorado en el Departamento de Antropología de la Universidad de Londres.

Ozturk es un becario de la Fundación Hrant Dink que actualmente vive en Armenia y realiza investigaciones en el Departamento de Estudios de la Diáspora del Instituto de Arqueología y Etnografía (IAE). Este se refirió a lo significativa que es la elección de Armenia como sede del evento: “En Armenia, obviamente, por razones históricas, ‘diáspora’ es un término muy ‘establecido’. Quiero decir que incluso existe un Ministerio de la Diáspora. Las experiencias judías y armenias de diasporización y re-diasporización a menudo se toman como ejemplos clásicos. Investigadores de todo el mundo han tratado de comprender historias y experiencias de dispersión y movilidad a través del trabajo de campo en la diáspora y muchas otras comunidades pequeñas que se llamaron con este nombre”.

En la conferencia, el académico deseaba enfatizar que hay una multiplicidad de definiciones en el mundo, tanto a nivel universitario como en el cotidiano. “En Armenia siento que la palabra se toma demasiado literalmente. No hay una única ‘diáspora armenia’ unida, ya que la misma ha emergido en diferentes oleadas de emigración, y las mismas bases están cambiando”, dijo.

El interés de Ozturk en los Estudios de la Diáspora tiene una larga y rica historia. Anteriormente fue un estudiante de maestría en Migración y Estudios de la Diáspora de la Universidad de Londres. Actualmente su investigación doctoral se centra en los encuentros diarios entre los armenios de Estambul y los inmigrantes armenios de la actual República de Armenia. Sus estudios detectan la dinámica principal de estas relaciones y la creación de la comunidad en la Estambul contemporánea, centrando su investigación en tres barrios de esta ciudad, así como en Gyumri y Vanadzor, con migrantes que han regresado. Incluso realiza un trabajo de campo en los espacios de transición, como los autobuses que conectan los dos países (que existen a pesar del cierre de fronteras). En el IAE, Ozturk trabaja investigando además la “transformación de las relaciones entre Armenia y la Diáspora después del surgimiento de Armenia como ‘una tierra accesible’”.

Una de estas complejas situaciones fue presentada por Hrag Papazian, un candidato a doctorado en la Universidad de Oxford, que habló sobre los armenios que viven en Estambul y las diferentes formas que la comunidad tiene para definirse a sí misma. El debate sobre si los armenios de allí son una diáspora o no, está bastante arraigado, e incluso ha llevado a la necesidad de realizar conferencias especiales sobre el tema, donde ciertos representantes expresaron su oposición a ser llamados con este término.

Papazian formuló su tesis después de numerosas entrevistas con armenios de la ciudad turca: un grupo se sentía una diáspora y consideraban ciudades históricas en la parte oriental de Turquía (conocida como Armenia occidental) como su tierra natal, otros rechazaron ser denominados de esta forma y reconocieron al lugar donde viven como su hogar, mientras que un tercer grupo se encuentra en un punto intermedio, sin considerarse como diáspora, pero tampoco sintiéndose en casa en Estambul.

El especialista detalló además que las políticas de Turquía han jugado un papel importante en estos sentimientos de reconocimiento, debido a la propaganda que califica a la diáspora como cercana a grupos armados como ASALA (considerados extremistas por unos y guerrilleros por otros).

Otras presentaciones se centraron en las formas en que las comunidades de la diáspora forman sus identidades y roles como parte de una entidad más grande. La comunidad armenia en Andjar, Líbano, por ejemplo, es el resultado de refugiados armenios procedentes de Musa Ler (Musa Dagh), los que nombraron a sus nuevos barrios de esta forma en homenaje a su anterior hogar. Khoren Grigoryan, etnógrafo del IAE, habló sobre el importante papel que el libro popular de 1933 “Los cuarenta días de Musa Dagh” ha desempeñado en la formación de la identidad de esta comunidad. Citando a uno de sus entrevistados, este señaló cómo los armenios en el Líbano ven a Beirut como un lugar de trabajo, mientras que Andjar se presenta como un lugar espiritual, un soplo de aire fresco.

Arsén Hakobyan del IAE habló sobre la compleja situación de los armenios sirios después de la guerra, cuyo traslado resultó en la creación de una pequeña diáspora dentro de Armenia. Más tarde, principalmente por la situación socioeconómica y en menor medida por una cuestión cultural, varios de estos se mudaron al extranjero y otros regresaron a Siria.

Por su parte, la becaria de estudios literarios y profesora de literatura comparada en la Universidad Americana de Armenia, Siranush Dvoyan, presentó su trabajo sobre la “pérdida de figuras parentales” en la literatura franco-armenia entre 1930-1950, concentrándose en las obras de escritores como Shahan Shahnur, Zareh Vorbuni y otros. Hablando sobre la formación de la misma, concluyó que, si bien los escritores armenios occidentales estaban familiarizados y habían sido influenciados por la literatura francesa, después de haber sido forzados a mudarse a Francia, descubrieron que no sabían lo suficiente como para ser adoptados por el mundo literario de allí. Como resultado, se invirtió un tiempo considerable en tratar de adaptarse, a diferencia del caso de la literatura armenia que se plasmó en Siria, Líbano y otros lugares, y que se centró principalmente en el pasado.

La conferencia también incluyó discusiones sobre diásporas no armenias, pasando por las definiciones tradicionales de diáspora, y sobre la introducción del término adicional “diaspórica”, que según Ozturk podría ayudar a comprender la diversidad de varias comunidades, incluidos aquellos que si bien viven en sus propios hogares, se los puede reconocer como “nativos diaspóricos”.

Zoe Goodman, candidata al doctorado en Antropología Social, que vivía en Mombasa, Kenia, presentó su investigación sobre las comunidades indias de allí. De esta forma, reveló que los indios que han vivido en esta ciudad durante generaciones se sienten desconectados de la comunidad nativa, que aún después de todos estos años, los ven como extranjeros. La académica se concentró en la comida en particular como un símbolo de “reproducción” de la diáspora india en Mombasa. Mientras que los kenianos locales ven a los residentes indios como “invitados” (incluso aquellos que han vivido allí durante generaciones), ellos han absorbido ciertas tradiciones culinarias de la India en su comida regional, ofreciéndola incluso como algo local.

En líneas generales, la conferencia significó para muchos una bocanada de aire fresco en un mundo donde parece que la interacción entre los académicos y las sociedades que estudian es cada vez más escasa.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora