Noticias en idioma armenio

El ejército azerí ocupó en 1992 Artzvashén, territorio de Armenia, no cesa el sufrimiento de los refugiados

Hace 25 años, un despojo territorial panturquista

ArstvashenEl despojo territorial de la República de Armenia, perpetrado por el panturquismo oriental desde Bakú, fue logrado con el apoyo del Kremlin en 1917-1991 y la inacción de las grandes potencias. La actual Azerbaidján incluye zonas de las provincias históricamente armenias de Aghvank, Utik, Artsaj, Kantzag, y partes de Syunik y Ayrarat.

El nombre “Azerbaidján”, fue el nombre histórico de la región noreste de Irán, hasta 1918.  La formación del actual pueblo azerí comenzó a finales del siglo XI cuando las tribus nómadas de habla turca invadieron el Transcaucásico oriental. En el contexto de la consolidación de los elementos turcos sobre la base de los aspectos económicos y religiosos y culturales. Hasta 1918 los azeríes eran conocidos como turcos o como tártaros caucásicos. A principios del siglo XVI el actual territorio de Azerbaidján contemporáneo era parte de la Persia Safávida, Shirvan, Shaki, Guba y otros se formaron aquí.

El Estado nacional de Azerbaidján se formó en mayo de 1918, cuando las repúblicas de Georgia y Armenia se independizaran luego que Transcaucasia se separó de la Rusia soviética. La República de Azerbaidján existió hasta el 28 de abril de 1920, cuando el poder soviético se estableció en Bakú.

La provincia armenia de Utik

Diversas fuentes arqueológicas demuestran que la población de Utik ha sido importante en las relacionada en lo social, económico y culturales generales de las tierras altas armenias desde la comunidad primitiva. Antes de Cristo, a mediados del siglo XIII, las tropas urartianas entraron en Utik, y en la segunda mitad del mismo siglo, se unió al estado urartiano. Después de la caída de Urartu en el siglo VI, Utik entró en el reino armenio de los Yervanduní. En el segundo siglo, Utik era parte del Reino Artashesiano de la Gran Armenia. En el siglo I A.C. Tigran el Grande construyó la ciudad de Tigranakert en un lugar llamado el Capital del Reino. Como resultado de una serie de cambios administrativos, Utik se había compuesto de 7, y luego de 8 provincias. Desde el año 301, el cristianismo también se ha extendido en Utik. Un descendiente de San Gregorio, desempeñó un papel importante en el fortalecimiento del cristianismo. Después de la división de la Gran Armenia en el año 387, Utik permaneció en la composición del reino armenio oriental de Khosrov.

En 450-451, la población armenia participó en la guerra liderada por Vartán Mamikoyan y en la batalla de Avarayr. A finales del siglo V, Utik entró en el reino armenio de Artsaj. En el siglo XII, Utik cayó bajo la dominación árabe, convirtiéndose en una base militar entre las cuarteles de Arabia y Khazán, que luchaban entre sí. A principios del siglo XIX, un grupo de invasores entró en Armenia desde el norte del Cáucaso, se estableció en Utik, adoptó el cristianismo y se hizo famoso. La ciudad de Gandzak fue fundada en la parte norte del país. A finales del siglo IX, el noroeste de Utik entró en el reino armenio de los Baghratuní. En la segunda mitad del siglo XI, Utik fue capturado por los turcos de Seljuk. A finales del siglo XI, los zafavidanos liberaron el desierto occidental, que se convirtió en el dominio de la rama Vahramian. A finales del siglo XIV y principios del XV, Utik fue derrotado por las tropas de Lengtimur. Entre los siglos XVII y XVIII, parte de la población armenia tuvo que abandonar las tierras bajas en las estribaciones y regiones montañosas, en parte concentradas en Gandzak. Después del colapso de la URSS en 1991, no habían cambiado los límites.

Informe de “Yerkir”, órgano de la FRA Tashnagtsutiún

Fue el 8 de agosto de 1992, cuando la aldea de Artzvashén fue bloqueada de las fuerzas azeríes, y se rindió después de duras batallas. Alrededor de 2800 residentes armenios fueron desplazados forzosamente hacia las áreas adyacentes.

Hoy en día, los moradores de Artzvashén están en Chambarak, donde no tiene estatus de comunidad. Los funcionarios se ocuparon principalmente de los documentos perdidos, de los habitantes desplazadaos, de gestionar la indemnización por daños y perjuicios y la mejora de las condiciones de vida y vivienda.

Las casas de los vecinos de los pueblos vecinos de Armens no son difíciles de distinguir entre los rusos y los lugareños. Al igual que las golondrinas que han perdido su nido desde el día de su migración, los de Artzvashén construyen su nuevo hogar y cultivan la tierra, manteniendo el sueño de volver a casa en su corazón. Los principales medios de subsistencia son la ganadería y el trabajo subcontratado. Muchos jóvenes fueron contratados en las Fuerzas Armadas de la República de Armenia. El 90% de los guardias fronterizos que se colocan en posiciones a sólo un kilómetro de Chambarak son originarios  del pueblo de Artzvashén.

Testimonios y problemas de los deportados

 “Hay personas que han hecho algo con la cría de ganado, hay un hombre que ha tomado un préstamo, y hay otro hombre que está empleado en el extranjero durante doce meses al año”, dijo Elizabeth, una mujer  de Artzvashén.

Los habitantes del pueblo estarían encantados de plantar huertas y trabajar en sus campos si, por supuesto, no hubiera problemas con el riego y el agua potable. Han pasado largos meses para que los organismos competentes ocupados reparasen una nueva red de agua, pero el trabajo es lento, y los pobladores se quejan.

Los vecinos también hablaron sobre la falta de agua potable, y hablar sobre el agua de riego era innecesario. Si antes los aldeanos iban al exterior para trabajar y de esta manera atendían las necesidades de la familia, después de la nueva ley laboral adoptada en Rusia, los asuntos de los residentes están en punto muerto. Al igual que otros asentamientos limítrofes, aquí hay muchos problemas, pero según Mamikon Khechoyan, funcionario de Artzvashén, la prioridad es tener una vivienda adecuada. Han salido de sus casas sin compensación y han venido a comprar apartamentos que necesitan mucha renovación, le dijo a Yerkir.am.

Por cierto, Khechoyan fue el presidente del Consejo de Defensa de Artzvashén, participó en las batallas de autodefensa del pueblo y fue cautivo de los azeríes. Tras la deportación en 1992, asumió el liderazgo de los trabajadores refugiados de Artzvashén.

Muchos hablaron con “Yerkir” sobre sus problemas de vivienda. Por ejemplo, un anciano de 87 años que juega al ajedrez con sus compañeros nos dice que todavía sufre para poder alquilar. Resulta que el trabajo de la agricultura también es problemático. Durante la cosecha, por ejemplo, los residentes tienen que trasladarse de Chambarak a la cercana Vahán y llevarlos a la cosechadora. Sin embargo, lo más doloroso para Artzvashén es como los ignorar el estado.

Cabe señalar que, siendo una región fronteriza, la cría de ganado aquí también requiere atención especial y mucho esfuerzo. Nadie puede garantizar que los animales no se dispersen y crucen hacia el lado azerí, mientras pastan el rebaño de cordero. Muchos recuerdan hoy cuando años atrás, los cuatreros azeríes se llevaron un gran número de ganado de los residentes de Chambarak. Es cierto que las autoridades armenias facilitaron alguna compensación, pero no lograron compensar por completo las pérdidas y mitigar los sufrimientos de los aldeanos.

Deseos y perspectivas

Los años pasan, pero Artzvashén todavía no tiene ningún estatus reconocido. No son considerados como refugiados por el estado ni por los lugareños. Mamikon Khechoyan se inclina a nombrarlos desplazados internos, pero su condición legal será clara mediante la justicia. Han pasado muchos años desde que 633 residentes solicitaran a la Corte Europea una indemnización por sus propiedades. El caso está en marcha, pero la solución final se resolverá cuando se solucione la cuestión de Artzvashén, es decir, cuando el acuerdo de paz con Azerbaidján se establezca mediante un tratado. Hasta que llegue ese día todos los habitantes de Artzvashén habrán perecido, desde el niño hasta el anciano que pasó sus días frente al tablero de ajedrez.

Fuentes: Enciclopedia Armenia, Facultad de Historia de la Universidad de Ereván, diarios Yerkir y Azg de Ereván, Armenia, de Buenos Aires. Redacción C.L.H.

 

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora