Noticias en idioma armenio

El enfrentamiento entre Sarkissian y Tsarukian pone en peligro la democracia

Crisis política en Armenia

Serge GaguikEreván (Diario ARMENIA).- Luego de meses de enfrentamientos entre el presidente Serge Sarkissian y Gaguik Tsarukian, fundador y titular del partido Armenia Próspera, la situación política armenia se encuentra en grave crisis. Intentando encabezar la oposición, Tsarukian se convirtió en las últimas semanas en acérrimo crítico del gobierno, reclamando cambios en las reformas parlamentarias que impulsa Sarkissian a través de los representantes del partido Republicano al que pertenece.

La reacción del mandatario armenio sobrevino luego de la concentración política en la que Tsarukian intensificó sus quejas contra el gobierno y “advirtió” a Sarkissian sobre los cambios constitucionales que propicia. El partido Armenia Próspera y otras agrupaciones políticas rechazan las reformas asegurando que las mismas sólo perpetuarán a Sarkissian en el poder.

Luego de volver a defender su propuesta de convertir a Armenia en una república parlamentaria, rechazando las acusaciones de Tsarukian y otros miembros de la oposición, el jefe de estado armenio arremetió contra su exsocio de la coalición de gobierno en un discurso lleno de frases despectivas hacia Tsarukian, utilizando en reiteradas ocasiones el despectivo apodo de “Dodi Gagó”.

Su enojo, llevó a Sarkissian a manifestar su intención de dejar fuera de la política de Armenia a quien controla la segunda bancada más grande de la Asamblea Nacional de Armenia. Dijo que Tsarukian, quien se convirtió en uno de los hombres más ricos del país durante la presidencia de Robert Kocharian, carece de la inteligencia, las aptitudes y la educación necesarias para gobernar Armenia. “Gaguik Tsarukian se ha convertido en un flagelo. Y ese es un hecho concreto. Un individuo que controla los mecanismos necesarios para participar de los procesos políticos, pero que no tiene la capacidad necesaria se convierte en obstáculo para cualquier proceso de desarrollo”, continuó Sarkissian.

Profundizando su enfrentamiento, Sarkissian dijo que el líder de Armenia Próspera asistió sólo a 4 de las 145 sesiones parlamentarias entre 2013 y 2014. “Ese ausentismo es motivo suficiente para despojarlo de su escaño parlamentario”, manifestó el presidente, que añadió que los diputados republicanos tomarán las medidas necesarias para poner “fin a esta absurda situación”.

La virulencia del ataque presidencial contra Tsarukian no se detuvo pues Sarkissian aludió a supuestas trasgresiones impositivas cometidas por su rival a través de sus numerosas empresas. “Llamo al primer ministro Abrahamian a que instruya a los organismos correspondientes a que examinen exhaustiva y meticulosamente la veracidad de sus declaraciones impositivas y den a conocer sus resultados”, dijo Sarkissian.

Las acusaciones de Sarkissian no se detuvieron, pues también mencionó la existencia de rumores que imputan a Tsarukian de haber establecido “un mecanismo de encubrimiento profesional de muchos crímenes”, pero no dio detalles de los mismos. Dijo que funcionarios de alto nivel y otros miembros de su administración se reunirían para decidir la veracidad de las acusaciones de la que es objeto el ahora vilipendiado político.

Tsarukian pidió a sus partidarios ganar las calles

Respondiendo a la ofensiva del gobierno, Gaguik Tsarukian instó a sus partidarios de Armenia Próspera a salir a las calles y derrocar con sus protestas al régimen de Sarkissian.

Aseguró no estar preocupado ante la perspectiva de perder sus fueros parlamentarios y tampoco temer las anunciadas inspecciones fiscales en sus empresas. “Una nueva situación se acaba de presentar y requiere una solución. Creo que la única respuesta a este problema es un completo cambio de régimen por medio de elecciones presidenciales anticipadas”, afirmó Tsarukian.

“Estoy llamando a una movilización en todo el país persiguiendo un sólo objetivo, lograr la renuncia del presidente y deshacernos de este gobierno a través de todos los métodos políticos legales… Este régimen debe ser derrocado inmediatamente para dejar atrás esta ignominiosa y vergonzosa página de nuestra historia”, continuó.

El acaudalado magnate devenido en político, no fijó una fecha para el comienzo de las protestas callejeras por él propuestas. Anunció que se reuniría con sus dos aliados opositores principales, él expresidente Levón Ter Petrosian y el ex canciller y líder del partido Yarankutiún, Raffi Hovannisian, para analizar una “serie de medidas conjuntas”. Refiriéndose a las acusaciones presidenciales, Tsarukian desestimó las afirmaciones de Sarkissian en dirección a su capacidad dirigencial y la evasión de impuestos. Aseguró que el presidente y sus compinches son quienes han robado “miles de millones de dólares” durante los siete años de gobierno. Tsarukian aseguró que la guerra declarada por el presidente se debe a su negativa de apoyar la propuesta de Sarkissian para enmendar la constitución. Reveló que el actual mandatario le ofreció una futura presidencia a cambio de su apoyo a la reforma planteada.

El Tashnagtsutiún intenta mediar en la disputa

La dirigencia de la FRA-Tashnagtsutiún confirmó el martes 17 de febrero que integrantes de su partido tomaron parte de un encuentro con el presidente Serge Sarkissian y Gaguik Tsarukian, luego de la batalla dialéctica que se desencadenara la semana pasada entre ambos líderes y que exacerbara al extremo la situación política interna del país.

El viernes 13, Armén Rustamian, representante político del Buró de la FRA, había llamado a la unidad nacional para que retornara la calma. El también parlamentario dijo ahora que la reunión fue “beneficiosa” y que las partes llegaron a cierto “entendimiento”. Rustamian agregó que “siempre hemos sostenido que las diferencias deben ser atenuadas. Estamos contentos de que el encuentro se haya formalizado y que el hielo se está derritiendo”.

Por su parte, Aghván Vartanian, secretario de la bancada del Tashnagtsutiún en el Parlamento y actual representante del Consejo Supremo de la FRA en Armenia, manifestó que la reunión Sarkissian-Tsarukian era sumamente importante para evitar el deterioro del país.

Luego de los choques entre el partido Republicano con Armenia Próspera, el Tashnagtsutiún anunció que no tomaría partido por ninguna de las partes y tampoco participaría de las protestas.

“Hemos hecho todo lo posible para no dar lugar a que Armenia entre en el camino de imprevisibles situaciones de enfrentamientos”, dijo Vartanian, que añadió que la FRA-Tashnagtsutiún prefirió hacer silencio ya que consideró que eran más importantes los resultados de las gestiones.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora