Noticias en idioma armenio

El Grupo de Minsk busca acercar posiciones en el conflicto de Artsaj

Visita regional a Azerbaidján y Artsaj


Grupo-de-MinskEreván (RFE/RL, News y otras).-
“No habrá acuerdo alguno posible sin la devolución de territorios azeríes ocupados o determinaciones sobre el estatus de Nagorno Karabagh”, aseguró James Warlick, copresidente estadounidense del Grupo de Minsk de la OSCE. Estas afirmaciones fueron hechas por el diplomático durante una conferencia de prensa en Bakú, según cita la agencia de noticias Trend.

Warlick observó además que sobre la mesa de negociaciones hay muchos elementos que deben considerarse, entre ellos el retorno de los refugiados y desplazados a sus lugares de origen y el despliegue de fuerzas de paz en el área en conflicto. “La cuestión de estatus de Karabagh ha sido propuesta por el presidente Aliev a lo que damos la bienvenida”, dijo el copresidente de Minsk. “Los elementos señalados deben ser discutidos en un mismo paquete con el fin de alcanzar una resolución pacífica en el diferendo”, señaló el estadounidense.

Los copresidentes de Rusia, Francia y Estados Unidos declararon en repetidas ocasiones que el actual status quo del conflicto ya no era sostenible. De todas maneras, Warlick manifestó que aún no existen indicios de un próximo encuentro entre los presidentes Sarkissian y Aliev. Sin embargo, el copresidente expresó su esperanza de que los cancilleres de Armenia y Azerbaidján se reúnan en Hamburgo, Alemania en ocasión de la sesión ordinaria del Consejo Ministerial de la Organización para la Seguridad y Cooperación de Europa (OSCE).

Nuevos ataques azeríes

Armenia rechazó por estos días una vez más ataques azeríes en diferentes sectores de las fronteras de Azerbaidján con Armenia y Artsaj. Los incidentes provocados por Bakú son una muestra indubitable que no existe la voluntad política de arribar a un acuerdo de paz. Semanas atrás el secretario de Estado de EE.UU. John Kerry había asegurado que los líderes de uno y otro bando no estaban preparados para asumir decisiones en dirección a un acuerdo.

Pero, la realidad indica otra cosa, Armenia siempre está a la defensiva por lo que no le es aplicable esa teoría de Kerry. En todo caso, el gobierno armenio busca no someterse a las presiones que lo obliguen a alcanzar convenios no favorables para Artsaj.

Algunos analistas políticos aseguran que la actitud de Aliev es directa consecuencia de saberse obligado a reconocer la independencia de Artsaj, más allá de cerrar las puertas de las negociaciones. La visita a la región de los copresidentes de Minsk, que tuvo inicio en Bakú, pueda tal vez acelerar un proceso que se encuentra prácticamente estancado. El desarrollo futuro de los acontecimientos mostrará si son acertadas son las declaraciones de Warlick, o de lo contrario, son una muestra más de una retórica que se repite una y otra vez.

Aliyev-KerryEl experto armenio Vahagn Saroyan opinó en Panorama.am que Aliev demostró hacerse cargo de los dichos de Kerry cuando le respondió con su provocativo lenguaje habitual. “Desde el punto de vista psicológico esto parece un síndrome de culpa de alguien que se da cuenta de su responsabilidad y es el primero en responder a una acusación indirecta. De este modo Aliev reconoce su importante rol en la obstrucción de la resolución del conflicto”, señaló en su nota. “Por el contrario, Armenia ha mostrado su enfoque constructivo para llegar a una solución negociada, frente a una Azerbaidján que rechaza todas las discusiones. Bakú es la única que se enfrenta a la posición de la comunidad internacional y el Grupo de Minsk encargado de llevar adelante las negociaciones. Esto es evidente y comprensible para todos. La declaración de Kerry se extendió a las partes en pugna, pero la virulenta reacción del presidente azerí reveló el verdadero destinatario de sus palabras.

“El secretario de Estado dice ahora que la solución del conflicto es poco probable y que este diferendo es mucho más difícil que resolver que el que enfrenta a Israel y Palestina. ¿Qué mensaje es éste? ¿Es para Armenia para que prolongue el conflicto?, dijo días atrás Aliev. “Es una afirmación inaceptable. El país ocupante no enfrenta presiones, por el contrario hay una política de fomento de la actitud de Armenia”, continuó Aliev, que con su tradicional estilo bravucón agregó: “No es ningún secreto que nuestro ejército tiene el potencial militar necesario para resolver la mayoría de los problemas.

Los copresidentes en Stepanakert

Bako-Sahakyan-Minsk-Group-1-1Luego de su visita a Bakú, los copresidentes del Grupo de Minsk de la OSCE se dirigieron a Stepanakert donde se reunieron con el presidente Bako Sahakian y el ministro de Defensa Levón Mnatsakanian. Fuentes oficiales informaron que la agenda incluyó cuestiones relacionadas con la resolución del conflicto. En ese marco, Sahakian acusó a Azerbaidján de continuar en su postura “no constructiva” y violar a diario el régimen del alto el fuego vigente. El jefe de estado karabaghí insistió en la perentoria necesidad de elaborar mecanismos que garanticen la tregua establecida y establezcan los responsables de las violaciones. Sahakian dijo que esas medidas eran “componentes fundamentales” del proceso de paz.

La delegación del Grupo de Minsk estuvo integrada por los copresidentes Igor Popov (Rusia), Pierre Andrieu (Francia), James Warlick (Estados Unidos), y el representante personal presidente en ejercicio de la OSCE, embajador Andrzej Kasprzyk.

Tras su encuentro con Sahakian, los negociadores dijeron que dejarían para más adelante su viaje a Ereván donde mantendrán reuniones con el presidente Sarkissian, el primer ministro Karén Karapetian y el ministro de Defensa Vikén Sarkissian. A pesar de que los copresidentes prefirieron mantener silencio sobre los resultados de sus gestiones en Bakú y Stepanakert, trascendió que trabajan activamente para organizar una nueva cumbre entre los jefes de estado de Armenia y Azerbaidján que se llevaría a cabo en Hamburgo, Alemania; durante los primeros días de diciembre próximo.

 

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora