Noticias en idioma armenio

El pueblo de Verin Khotanan: Cada vez más viejo y vacío

Triste y dolorosa realidad

verin-2Ereván (Hetq).- Verin Khotanan es un pueblo de la provincia meridional de Syunik en Armenia, donde más de la mitad de la población es mayor de setenta años. “Si alguien muere, la puerta de su casa quedará cerrada para siempre”, explica la alcalde del pueblo. Los residentes, mientras tanto, recuerdan el tiempo en que la aldea tenía más habitantes y estaba llena de vida.

La localidad se encuentra a 25 kilómetros del centro provincial de Kapan, pero difiere drásticamente con el estilo de vida y las condiciones de esta ciudad. Es que el lugar tiene numerosas carencias, como la escasez de agua potable y de riego y la falta de transporte público.

“Verin Khotanan tiene una historia de más de cuatro siglos, fue uno de los centros más famosos de la región, pero ahora está al borde del colapso: su presupuesto es limitado, las carreteras están en mal estado, hay problemas con el agua y los inconvenientes de los pobladores no son resueltos por los recursos de la comunidad. Actualmente el lugar recibe 3,5 millones de dram (siete mil dólares) del presupuesto estatal cada año, mientras que se recaudan otros 500.000 (mil dólares) en concepto de impuestos”, explica el intendente Karen Hakobyan.

verin-1La comunidad incluye los pueblos de Verin Khotanan y de Nor Arajnadzor. La cría de ganado y la agricultura son las principales fuentes de esta zona, sin embargo los residentes se quejan de que ninguna de ellas es rentable. Principalmente con el cultivo, ya que hay una carencia de agua de riego y los recursos de agua potable disminuyen año a año. En cuanto a la cría de animales, las epidemias masivas constituyen uno de los principales obstáculos.

Otro de los inconvenientes que se padecen es que no hay transporte público, por lo que los habitantes deben llamar a un taxi o utilizar sus coches para salir del pueblo. “El gobierno ha ofrecido repetidamente concesiones para el servicio de la carretera principal, pero ninguna compañía privada ha estado interesada. La misma está en muy mal estado”, dice Hakobyan.

Actualmente la escuela de esta localidad incluye tanto las clases de secundaria como las de preparatoria, pero hay menos de treinta alumnos. Al mismo tiempo, el jardín de infantes no funciona ya que el número de niños es pequeño. De hecho, a menudo los chicos se quejan de no tener nada que hacer, diciendo que Kapan es mucho más atrayente.

La casa cultural, la biblioteca y la estación médica están en la misma área. “Nadie visita la biblioteca, los jóvenes son muy pasivos, casi no hay eventos culturales”, agrega Hakobyan.

verin-5Anna Badalyan (foto), una enfermera de Verin Khotanan, recuerda que el número de recién nacidos en el pueblo era mayor con anterioridad. “Por ejemplo, hace dos o tres años, nacían 12-14 niños cada temporada, ahora no tenemos ninguna mujer embarazada y el año pasado nació sólo un bebé, la población ha disminuido y no hay trabajo. Estamos lejos de la ciudad. Encima la cría de ganado y la agricultura son costosos, y es difícil vender los productos obtenidos”, explica la mujer.

Si bien reciben algunos medicamentos del Ministerio de Salud para primeros auxilios, estos suelen ser insuficientes. “Hay instalaciones en la estación médica – muebles, heladera, etc. Sin embargo, el lugar es inapropiado, las paredes están destruidas. He estado trabajando aquí por 34 años y ahora siento pena del pueblo”, continuó.

Actualmente solo se proporcionan los primeros auxilios necesarios en estos establecimientos, y en caso de ser necesario, para las situaciones de emergencia se llama una ambulancia de Kapan.

“El 5 de noviembre próximo, debido a los procesos de ampliación de la comunidad, Verin Khotanan se unirá a otras comunidades en Kapan, después de eso, pueblos como el nuestro serán destruidos. Yo apoyaba la ampliaciónverin-6, pensando que las comunidades débiles no deberían ser mantenidas. Estas deben tener un presupuesto para sobrevivir, pero el gobierno de repente decidió unir a todas las aldeas de esta comunidad central”, siguió explicando.

Desde el estado dicen que los pueblos son la clave, pero todavía no se han visto cambios reales. Según opina la enfermera, si bien sabe que no hay medios reales presupuestarios, para ella los mejor sería introducir un seguro agrícola.

Estos son los peores momentos para las aldeas de Kapan, especialmente para las más pequeñas. No hay recursos, no hay trabajo, hay problemas con el agua y el gas. Nada parece viable. La mayor parte del suelo no es fértil. La cría de ganado es rentable, pero los ancianos son incapaces de hacer eso. Hay muy pocos jóvenes y la mayoría de ellos trabaja en los bosques con la tala”, comenta el líder de la comunidad.

verin-3Según su creencia las localidades más pequeñas deben ser incluidas en los programas que sirven como base para crear trabajos. Sólo entonces los jóvenes se quedarán en el pueblo.
Además explica que la mayoría de la población tiene obligaciones crediticias en los bancos. Algunos de estos préstamos son agrícolas, y el resto son préstamos de consumo. Los residentes aseguran que no tienen trabajo, así que toman un préstamo y lo gastan sin poder pagarlo después.

“El gobierno se ha olvidado de nuestro distrito. Hacen cosas por las villas cercanas a Kapan, pero nada por nuestra aldea”, expresa uno de los habitantes. En cuanto al comercio, hay dos pequeñas tiendas en el pueblo, dirigidas por cuentapropistas. Ellos compran en Kapan y revenden en el pueblo.

Este es el contexto de Verin Khotanan, rodeado por abundantes zonas verdes, pero también de edificios antiguos y puertas cerradas y oxidadas.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora