Noticias en idioma armenio

Erdogan: “Café a la turca derramado sobre el mantel”

ERDOGANSi hay alguien que sabe servir un banquete, pone la mejor mesa con las mejores comidas, para luego arruinarlo derramando sobre ellas la salsa o el café, ese es el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan.

El presidente de Turquía va por todo, aprovechando el impulso que le da la reciente obtención de un poder absoluto y que le permite gobernar a su placer dominando a la oposición. A pesar de que casi la mitad de los ciudadanos de su país no se siente representada en sus ideas y sus actos, no parece haber nada que pueda detenerlo. Menos lograr contención alguna cuando de abrir la boca se trata. Ahora pretende convertirse en la voz de gran parte de los musulmanes más radicalizados del mundo. Qué más podemos esperar de un hombre disfrazado de occidental, con sus impecables trajes pero con un interior lleno de ese odio que declama sin ponerse colorado.

“Las mezquitas son nuestros cuarteles, los minaretes nuestras bayonetas, las cúpulas nuestras cascos y los creyentes nuestros soldados”- Recep Tayyip Erdogan

El es en todo sentido un antiisraelí y un antisemita. A pesar de ello coquetea cada tanto con quien odia tratando de conseguir logros políticos o económicos a nivel internacional. De allí el título. Invita con café que representa la camaradería, conversar, compartir y acordar, aunque lo único que busca es conseguir sus objetivos. Pero en muy poco tiempo derramará el delicioso café sobre el impecable mantel. En su próxima jugada dejará en claro que todo ha sido una actuación, que sus verdaderas intenciones y su odio arraigado son mucho más fuertes que la conveniencia momentánea.

Son permanentes sus declaraciones con y contra Israel

“Israel necesita a un país como Turquía en la región. Nosotros también debemos admitir que necesitamos a Israel” dijo Erdogan a los periodistas en enero de 2016 agregando que la interdependencia mutua es una realidad regional. Sin embargo a fines de ese mismo año hacía un paralelismo entre Hitler e Israel como que fueran la misma cosa. Dijo: “Para mí es imposible olvidar la muerte de miles de personas en Gaza. No he podido aceptar lo que cometió Hitler, pero tampoco puedo aceptar los crímenes israelíes en los que ha matado a mucha gente”. En una entrevista al Canal 2 israelí apuntó que es inapropiado decir y comparar cuál de los dos ha sido más bárbaro.

En el pasado, Erdogan ha estado preso por recitar en un mitin parte de un poema con claras connotaciones islamistas radicales. Dijo entonces: “las mezquitas son nuestros cuarteles, los minaretes nuestras bayonetas, las cúpulas nuestras cascos y los creyentes nuestros soldados”. Poco tiempo después al salir de la cárcel renegó de su pasado islamista y se proclamó como “musulmán demócrata” pronunciándose a favor de los valores pro occidentales turcos y de la laicidad. Hoy sabemos que apuntaba a sus posibilidades políticas y que todo ha sido un cuento.

Sus dos hijas usan velo islámico y estudian en los EEUU, donde esa prenda está permitida. El sigue siendo un musulmán radical. Sus discursos actuales van destinados a sumar islamistas extremos y gobiernos de países como Rusia, Irán China o Siria mientras confronta con la comunidad occidental, Israel, EEUU, Alemania, Holanda, entre otros. Refiriéndose a Israel dijo algo que lo pinta entero: “Cuando se trata de muertes, ustedes bien saben cómo matar”.

No sólo engaña a los turcos, también al mundo entero

El presidente de Turquía vendió su imagen occidental al mundo mostrándose como un reformista que lograba la integración del primer país musulmán a la Unión Europea. Poco después sabríamos que solo ha sido por conveniencia y necesidad, no por convicción. La única reforma que realmente quería era tener el poder absoluto en Turquía y lo ha logrado precisamente con métodos no muy occidentales ni muy democráticos. Veremos ahora qué hará con ese poder y no esperamos nada bueno. Por un lado tiene relaciones diplomáticas con países occidentales, hace negocios y en forma simultánea los ataca con frases que rompen todo lo logrado anteriormente. Les dejo algunas de sus perlitas:

Erdogan dice que Alemania protege a los terroristas

El islamista Recep Tayyip Erdogan, se enojó por la cancelación de los actos que varios ministros turcos tenían previsto realizar en Alemania. Durante un discurso pronunciado en Ankara dijo que “Alemania debería ser ´procesada´ por proteger y acoger terroristas.” “Sus prácticas no se diferencian de los métodos nazis del pasado”. “En ese momento hay en suelo alemán cientos de terroristas haciendo terrorismo”. Recordemos que viven allí unos tres millones de personas de origen turco de los cuales casi la mitad tiene derecho a voto. Su intención de hacer mítines en ese territorio obedecía a un interés electoral personal.

También se enfrenta a Holanda al llamarla “nazi”

Luego que el gobierno de Holanda decidiera prohibir el aterrizaje del vuelo que transportaba al ministro de Relaciones Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, quien tenía programado un mitin en su territorio, el mandatario turco tildó de “nazismo” la decisión del gobierno holandés. “Pueden prohibir a nuestro ministro de Relaciones Exteriores volar, pero a partir de ahora vamos a ver cómo sus vuelos van a aterrizar en Turquía”.

Por temor a la libertad arremete contra las redes sociales

Estas son solo algunas de sus declaraciones: “Twitter, Facebook y Youtube tienen que respetar las leyes de Turquía”. “Los medios sociales son la peor amenaza para la sociedad” “Vamos a erradicar Twitter. No me importa lo que diga la comunidad internacional.”

Declaraciones machistas sobre la mujer turca

En la inauguración de un edificio de la Asociación de Mujeres y Democracia en Turquía realizada en 2016 dijo nada menos que las mujeres que apuestan por su carrera laboral y no tienen hijos, “niegan su feminidad”, quedan “incompletas”. Son sólo “media personas”. Esto provocó la reacción de las mujeres que organizaron marchas en repudio a sus conceptos. “Estamos dispuestas a romper el silencio ante las violaciones de los derechos de las mujeres que se producen a diario.” “Ya no vamos a estar más en silencio.” Los derechos de las mujeres son parte de lo que Erdogan pretende doblegar con sus nuevos poderes.

Crisis entre el Gobierno turco y el Vaticano

El Papa también fue víctima de sus reacciones. Según Erdogan las declaraciones del Papa Francisco fueron “delirios” por haber utilizado la expresión “Genocidio armenio”. “Si los políticos o los religiosos hacen de historiadores, no vamos a llegar a hablar de la realidad, y solo serán delirios”. Turquía no reconoce esa matanza como “genocidio”.

Un presidente turco polémico y poderoso Sepan que sólo les adjunté algunas pocas

declaraciones desagradables de este peligroso personaje. Sus amenazas quieren parecerse a las realizadas por Irán, sus dardos echan por tierra los acuerdos, la confianza y toda relación a largo plazo entre Israel y Turquía. Ahora con un poder inmerso va a respetar cada vez menos lo que no le convenga y será aún más arbitrario. Pero no debe olvidar que los dictadores y los grandes déspotas terminan sin poder cuando la gente ya no soporta la presión. La mitad de los turcos no está de acuerdo con él. En cualquier momento sucede lo inevitable.

El poder es efímero y la soberbia termina cuando el poder desaparece.

Bernardo Ptasevich

Aurora

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora