Noticias en idioma armenio

Éxito de deportistas armenios en Río 2016

Opinión

serge brasil olimpicos 1Hace apenas unas horas una multitud concurrió al aeropuerto internacional de Zvardnodz de Ereván para recibir a la delegación armenia que participó de los Juegos Olímpicos 2016 que se desarrollaron en San Pablo, Brasil. Dentro de un clima por demás festivo los atletas fueron coronados con laureles y luego llevados en andas por los simpatizantes.

No es menor la importancia de estos juegos para Armenia pues luego de muchos años, el país logró hilvanar una serie de éxitos en diversas disciplinas que permitieron la obtención de cuatro medallas, una de oro y tres de plata. Y pudieron ser más por cuanto una seria lesión del pesista Andranik Karapetyan le impidió subirse al podio. Además, de acuerdo a los periodistas especializados, Mihrán Arutyunyan, que ganó la medalla de plata en lucha grecorromana, fue perjudicado por el árbitro y las autoridades del combate final. Hasta aquí lo que puede considerarse una crónica deportiva, pero una lectura un poco más detallada de los resultados del equipo olímpico armenio nos muestra algunas realidades.

En primer lugar, Armenia obtuvo sus medallas en deportes individuales como la lucha grecorromana y el levantamiento de pesas. Después, todos sus atletas eran también solistas que representaban también disciplinas unitarias como el boxeo, la lucha libre, el atletismo, la gimnasia artística y hasta tiro deportivo. Y siempre ha sido igual en las participaciones de atletas armenios en competencias internacionales y juegos olímpicos. El esfuerzo y la dedicación individual predominan y seguramente los triunfos son consecuencia de esos mismos atributos que cada atleta armenio pone de manifiesto en los torneos de los que toma parte.

En este contexto, Armenia se posiciona estupendamente en el ranking mundial superando a más de un centenar de países mucho más poderosos y de mayor población. Su puesto 42 significa un notable avance y un triunfo que deja atrás a poderosos estados como el propio Azerbaidján, Rumania, México, Bulgaria, India, Israel, Austria, Portugal y muchos otros.

Pero, que este presente no nos obnubile porque la verdad es que si tomamos en cuenta en qué condiciones se alcanzaron estos resultados, podremos ver que éstos mucho se deben a la dedicación y las condiciones de los deportistas, y no en virtud de un estado que proponga programas de desarrollo deportivo que incluyan el entrenamiento de excelencia que un atleta debe tener si desea aspirar a codearse con los mejores del planeta. Y en esta dirección es que hay que dirigirse para entender porqué Armenia no dispone de equipos en los distintos deportes de conjunto. La ausencia de apoyo e incentivos hacen que esos deportes no de desarrollen debidamente y sólo queden las apuestas individuales.

Y si le agregamos un ingrediente extra como es la política, podremos entonces cerrar el círculo del interrogante. El presidente del Comité Olímpico de Armenia (COA) es Gaguik Tsarukian, otrora fundador del partido Armenia Próspera, hoy alejado de la arena política. Tsarukian es además dueño de una inmensa fortuna construida en pocos años y probablemente utilice al COA para no quedar fuera de la consideración popular, pero habría que conocer cuál es el verdadero aporte que hace al deporte armenio. También el presidente Sarkissian tiene su veta deportiva, esta vez en el juego ciencia. Es el presidente de la Federación de Ajedrez de Armenia.

El apoyo al deporte y sus cultores debe provenir de políticas de estado previsibles y sostenidas en el tiempo. Cuando la política invade al deporte, también lo contamina con sus defectos.

Jorge Rubén Kazandjian

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora