Noticias en idioma armenio

Garó Paylan: “El genocidio en Turquía tiene lugar todos los días”

Entrevista de Horizon Weekly de Canadá

PaylanEl 13 de enero de 2017, el miembro armenio del Parlamento turco Garo Paylan, del Partido Democrático Popular, fue prohibido temporalmente de las sesiones parlamentarias luego de referirse al Genocidio Armenio durante las deliberaciones sobre los cambios propuestos a la constitución del país.

El 1º de mayo de 2017, Garo Paylan se dirigió a Montreal, Canadá, para discutir las consecuencias del referéndum constitucional y la preocupación en torno a los derechos y libertades de los armenios y otras minorías que viven en Turquía. Horizon Weekly se reunió con él para una entrevista exclusiva.

Horizon Weekly: ¿Cómo describiría a la sociedad civil de Turquía en la actualidad?

Garó Paylan: Hace cinco años existía una sociedad civil en Turquía que era mucho más fuerte, cuando todavía el país tenía esperanzas de democratización y un proceso de paz. Sin embargo, en los últimos dos años, el presidente Recep Tayip Erdogan ha formado una nueva coalición con el Partido Nacionalista y esta alianza está oprimiendo a toda la sociedad, incluidos partidos políticos, ONG’s, académicos y periodistas. Ellos censuran los medios de comunicación y cierran las organizaciones sociales. Cientos de miles de empleados estatales son despedidos de sus trabajos. Esta coalición impone el terror por todas partes en Turquía, por lo tanto la sociedad civil tiene muchas dificultades para hacer frente a esa dura realidad. Son días oscuros para el país.

El 15 de julio de 2016 marca el día de un gran revés democrático en Turquía. ¿Qué pasó con la democracia en ese país después del golpe de estado de julio?

El año pasado sufrimos un intento de golpe de Estado. Advertí numerosas veces al partido de gobierno de que si no se lograba un proceso de paz y si se reanudaba la guerra con los kurdos y otras minorías étnicas, Turquía experimentaría nuevamente un golpe. Durante un golpe de estado se crean conflictos y la sociedad saca provecho de ellos. Afortunadamente la revuelta fracasó, pero no aprendimos la lección y las políticas turcas siguen siendo las mismas.

Durante la última década, se ha escrito mucho sobre las historias de los armenios “ocultos” en Turquía. Hrant Dink y el consejo editorial de Agos fueron los primeros en opinar sobre esto, acerca de los armenios que se habían convertido al Islam para sobrevivir al genocidio. Por favor, cuéntenos sobre los armenios ocultos en Turquía.

He visitado varias ciudades de Turquía cuando era joven. Cuando la gente se daba cuenta de que yo era armenio, se me acercaban y me susurraban diciendo que sus abuelos eran armenios y que su pueblo se había convertido al Islam y no tenían valor para adoptar el cristianismo para volver a su verdadera identidad. Después de Hrant Dink, después de la democratización, después de que el Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) se estableciera, mucha gente finalmente tuvo el coraje de admitir que tenía raíces armenias. Yo estaba en el comité responsable de renovar una iglesia armenia en Dikranakert. Mientras lo hacíamos, la gente vino hacia nosotros y habló sobre su pasado perdido. Cientos de no armenios asistieron a la apertura de la iglesia, lo cual fue un paso muy importante para nuestra comunidad. Sin embargo, hay muchos pensamientos sesgados acerca de estos armenios ocultos.

Nuestro patriarca adjunto dice: “el que no es cristiano, no puede ser armenio”. Esto no es correcto. Les digo a los armenios que debemos dar la bienvenida a estos armenios islamizados a nuestra comunidad, porque no es fácil para aquellos que se convirtieron al Islam hace cuatro generaciones, transformarse repentinamente en cristianos de la noche a la mañana.

¿Cuál es la situación actual de la comunicad armenia en Turquía?

Durante tres generaciones los armenios de Turquía permanecieron en silencio. Mi propia abuela, que sobrevivió al genocidio, me sugirió que haga lo mismo. No quería hablar del genocidio. Un día, Hrant Dink apareció y dijo que había ocurrido algo terrible y que los turcos y los armenios necesitaban ser sanados. Tenía la simpatía del pueblo turco y, por desgracia, lo mataron. Después del asesinato de Dink, la nueva generación de armenios tuvo el valor de continuar su ideología. Aprovechamos la democratización de Turquía y tuvimos el valor de hacer oír nuestras voces. Lamentablemente, en estos dos últimos años, con la aparición de esta coalición nacionalista, se han creado nuevas normas -que en realidad son idénticas a las antiguas- forzando a los no turcos a guardar silencio. De lo contrario se los amenaza con meterlos presos o con la muerte.

El factor miedo está en juego, y para los armenios y las otras minorías étnicas es normal que este miedo se triplique, por ende ellos eligen el silencio. Algunos armenios, como yo, tratamos de hacer algo de ruido. Intento decirle a la gente que permanecer en silencio tampoco es seguro. Doy los ejemplos de Hrant Dink, que fue lo suficientemente valiente como para hablar, y fue asesinado, pero también el caso de Sevak Balikci, un joven silencioso que no tenía antecedentes políticos y nunca había mencionado nada sobre la cuestión armenia y también está muerto. Muchas víctimas del genocidio también fueron silenciosas.

Estábamos conmemorando el Genocidio Armenio hace dos semanas en Ottawa, y uno de nuestros oradores invitados, Garnett Genius, miembro del Parlamento canadiense, expresó un claro mensaje a la audiencia, citando: “Alemania Occidental se ofreció a comenzar a pagar reparaciones a Israel en 1952, unos siete años después del Holocausto”. En 1969, el canciller de Alemania Occidental, Willy Brandt visitó el gueto de Varsovia y se disculpó. ¿Cree que algún día, uno de los líderes del gobierno turco podría hacer lo que hizo Willy Brandt?

Es por eso que estoy en política. Ese es el objetivo de mi partido. Para que reconozcan el Genocidio Armenio y para que se disculpen con los nietos de las víctimas del genocidio. Pero aún estamos muy lejos de lograrlo.

Una Turquía no democrática nunca reconocerá el genocidio o se disculpará. Sin embargo a través de la democratización y con el proceso de paz, se han tomado medidas realmente importantes sobre el reconocimiento del genocidio. La sociedad aprendió sobre el genocidio de armenios, y aunque sin llamarlo como tal, estaba dispuesta a decir que efectivamente había ocurrido algo horrible hace 102 años. Incluso el presidente envió sus condolencias a las víctimas del “problema” armenio que había ocurrido durante la Primera Guerra Mundial.

Siempre digo lo siguiente: “Si los crímenes siguen ocurriendo hoy, entonces los viejos crímenes no pueden ser reconocidos”. El genocidio en Turquía tiene lugar todos los días. Cada día, nuestros compañeros y diputados están siendo asesinados, encarcelados, como otros lo fueron en 1915. Primero tenemos que poner fin a los crímenes recientes, entonces tal vez, si volvemos a la democratización y logramos la paz, sólo entonces Turquía puede que reconozca el Genocidio Armenio. Ese crimen específico tuvo lugar en Turquía, y por lo tanto lo enfrentamos en Turquía. Afrontaremos ese crimen junto a nuevos líderes o una nueva organización que tenga la visión de que esa tierra nos pertenece a todos: a los turcos, a los kurdos, a los armenios, a los asirios, a los griegos. Estábamos cerca de lograrlo hace dos o tres años, pero esta coalición nacionalista de Erdogan nunca reconocerá el Genocidio Armenio.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora