Noticias en idioma armenio

Giro Manoyan: “La FRA se unió al Gobierno para llevar adelante las reformas que necesita Armenia”

Entrevista con el integrante del Buró de la Federación Revolucionaria Armenia

Giro ManoyanEn una entrevista de Armenian Weekly el responsable de la oficina política del Buró de la FRA-Tashnagtsutiún se refiere a las recientes elecciones parlamentarias, la participación de la FRA en ellas y su posterior acuerdo de coalición con el gobernante Partido Republicano

Armenian Weekly: El Consejo Supremo de Armenia de la Federación Revolucionaria Armenia (FRA) elogió las elecciones parlamentarias de 2017, especialmente por su naturaleza y las fuerzas políticas que participaron de ellas. ¿Qué diferencias hubo con respecto a otras votaciones en el pasado?

Giro Manoyan: Los cambios que se hicieron en el código electoral del país realmente funcionaron en el sentido de que casi nadie está hablando de fraude, como por ejemplo adulteración de las urnas. Ese tipo de violaciones no fue posible esta vez. En realidad, un gran número de votantes participó de estas elecciones. Aunque la declaración de la FRA indica que la alta participación debe ser examinada, también expresa que este paso es positivo ya que una gran parte de la sociedad tomó parte en la votación.

En general el proceso fue ordenado y no tuvo demasiados problemas. No es que no existiera ninguno, pero hubo muchos menos incidentes que en elecciones anteriores.

Un hecho importante que hay que tener en cuenta es que estábamos eligiendo a la máxima autoridad de la nación, que antes era el presidente. Después de cada elección presidencial desde 1996, hemos observado una enorme polarización de la sociedad, porque un individuo triunfaba y el resto perdía. Esta vez la Asamblea Nacional es la máxima autoridad y no existe tal fragmentación.

El hecho de que haya habido un gran número de observadores -incluidos los locales- fue muy positivo, ya que demuestra que la sociedad está asumiendo su responsabilidad en los procesos políticos. Todo esto es muy bueno.

Por supuesto, el principal problema que aparece es el abuso de los recursos financieros y administrativos oficiales, que, aunque es un delito punible, estuvo ocurriendo hasta el día de las elecciones. Ese fue el aspecto negativo, pero creemos que con el tiempo los cambios en la Constitución que tendrán lugar en los próximos meses, esta tipo de abuso de recursos será menos frecuente.

¿De qué manera?

La policía, por ejemplo, será un organismo independiente, en lugar de estar dirigida por un solo individuo, el Presidente. Además cuando el Poder Judicial llegue a ser independiente -del Ejecutivo y Legislativo- se crearán los medios necesarios para combatir tales esfuerzos.

Necesitamos tiempo para educar a los ciudadanos a que no deberían tener miedo, que nadie puede controlarlos y saber a quién votaron. Hubo esfuerzos para atemorizar a la gente y sabemos que lo ocurrido fue un hecho real.

¿De qué formas fueron intimidados?

Algunos fueron tan lejos que les pidieron a los votantes que pongan un trozo de hilo de un color específico en los sobres. Esto solo crea temor en el votante. No hay manera de que la Comisión Electoral Central pueda seguir o rastrear esto, pero crea miedo en el que así lo cree.

Yo diría que el llamado “sistema de calificación” hizo más de lo que ninguno podría haber imaginado para llevar a cabo la votación. Es muy claro que el Partido Republicano fue el principal defensor de este sistema, garantizando más votos que nunca, lo que parece ser la causa por la que participó tanta gente.

Un fiscal electoral con el que hablamos nos contó de una lista de un representante  del Partido Republicano que contenía a los principales votantes de uno de los distritos, tal vez utilizada como forma de presionar y alcanzar a las personas que aún no habían votado.

Espero que el fiscal lo haya registrado porque suena como una violación. Los miembros de la Comisión Electoral pueden revisar la lista de votantes, pero los representantes de cada partido tienen prohibido hacerlo.

No todas las partes que participan en el sufragio tienen representantes en las comisiones electorales del precinto, pero todas pueden tener representantes para supervisar y denunciar hechos. Las listas son públicas y técnicamente nadie puede comprobar en ellas quién vino o no. Además que hayan llegado a la sede de votación no significa que hayan votado a favor de los intereses de alguien.

En esta declaración, la FRA dice que se lograron algunos progresos considerables. ¿Cómo evalúa esto? ¿Está relacionado con los dos escaños adicionales conseguidos en el Parlamento?

Bueno, no son solo dos parlamentarios más. Si nos comparamos teníamos 5 miembros de un total de 121 diputados en el Parlamento. Ahora tenemos 7 sobre 105. Además en algunas regiones tuvimos más votos de los que habíamos conseguido antes, en 2012 recibimos 85.000 votos, en esta elección hemos logrado 103.000. La ganancia neta si se desea es de 18.000. Sin embargo en algunas áreas perdimos, como en Ereván, que siempre ha sido nuestro flanco débil.

¿Por qué Ereván ha sido uno de los puntos más débiles para la FRA?

Existen muchas explicaciones pero estas son mis conjeturas personales. En primer lugar no tenemos un gran número de partidarios en esta ciudad. Ereván tiene cerca de un tercio de la población del país, y solo alrededor de un 20% de los afiliados al Tashnagtsutiún está en la capital. Creo que ese es el primer punto débil.

Esto es un inconveniente para nuestro partido. Ha sido un problema para nosotros atraer a los jóvenes y poder organizarlos. Hay algunas opiniones sobre que nuestra disciplina partidaria y nuestros estatutos no son muy atractivos para los jóvenes que quieran unirse a un partido e ingresar en la política. Además, podría tomar algún tiempo para que las personas -si se unen a la FRA- militen dentro y luego se involucren en la política nacional.

Otra razón es que casi todos los partidos están centrados en Ereván y hay una competencia muy fuerte. Una tercera circunstancia es que hay una fuerte ‘vieja guardia’ en esta ciudad, de la era comunista, que nunca ha estado a favor de la FRA. Es obvio que tenemos mucho trabajo que hacer, y creo que en los próximos años es en esta región donde nos enfocaremos, sin ignorar a las otras, por supuesto.

Un partido, en realidad un bloque político, que logró muy buenos resultados en las últimas elecciones fue el recientemente formado Elk, que se colocó en tercer lugar. ¿Por qué cree que Elk lo hizo tan bien? ¿No se enfrentan a los mismos problemas que la FRA -Tashnagtsutiún en Ereván?

En realidad no. En primer lugar, como usted dice, Elk es un bloque. Está compuesto por tres partidos y dos son nuevos. Por lo menos en uno de ellos, hay muchos jóvenes activistas que estaban participando, por ejemplo, en el movimiento Dem Em, con el que la FRA trabajó muy activamente.

Personalmente, espero que Elk no tenga el destino que mucha gente espera, de que en los próximos meses se fragmente. Mi única esperanza de que esto no suceda es que mucha gente puso su confianza en ellos.

¿De qué manera la cooperación con el Partido Republicano ha beneficiado a la FRA y a Armenia en general?

Creo que justo antes de que comenzara el período oficial de las elecciones, cuando el exprimer ministro Hovig Abrahamian renunció, en realidad era claro que el Partido Republicano tenía algunos problemas internos. Esto continúa en parte actualmente, sobre todo con los que no estaban a favor de los cambios constitucionales, ya que esos cambios restringieron su influencia, no sólo en la política sino también en la economía y en todo el país.

El principal problema en Armenia es que la élite política y la élite económica se han vuelto las mismas. Y para algunos, estar en política no es para conseguir lo mejor para la nación y la población en general, sino para aumentar su propia riqueza.

Abrahamian finalmente renunció y dejó el partido, y los miembros de su familia que tenían posiciones diferentes se fueron también. Hay otros en el partido que hicieron lo mismo. Hay quienes ya no están y no estaban a favor de los cambios constitucionales.

Una razón importante por la que creo que el presidente Sarkissian invitó a la FRA a unirse al gobierno es tratar de tener una fuerza política confiable para llevar a cabo los cambios planeados, cuestión que hemos conseguido en el sentido de que el Código Electoral fue adoptado, se aprobó una nueva ley sobre la Asamblea Nacional y se logró la ley sobre los partidos políticos. Sin embargo, hay algunos miembros dentro del Partido Republicano que no están necesariamente a favor de continuar con este proceso de cambios.

Algunos argumentan que esta coalición ha dañado al Tashnagtsutiún

Hace unos diez años, escribí un artículo en un libro que la FRA publicó sobre varios temas relacionados con el partido. En ese artículo, dije -y continúo creyendo- que cualquier partido que está en el poder lastima su credibilidad. De lo contrario, tendríamos el mismo partido elegido una y otra vez en cada democracia.

Algunos podrían argumentar que el propio Partido Republicano está desacreditado. Incluso cuando el actual primer ministro, Karén Karapetian, se unió a este partido, anunció que su popularidad personal sufría, y eso era cierto.

Para nosotros, esto no es un matrimonio, es una cooperación de conveniencia, ni siquiera es un matrimonio de conveniencia. No es como si estuviéramos enamorados. No es como si no nos criticáramos mutuamente o estuviéramos de acuerdo en todo.

Ha sido así cuando éramos oposición y ahora que somos aliados. Por supuesto, para nosotros, una cuestión importante es también ser socios más o menos iguales, en el sentido de que debemos tener nuestro aporte en decisiones importantes y en la dirección en la que debe tomar el país.

Si hay discrepancias muy importantes, la FRA puede dejar de lado la cooperación en cualquier momento. Esto ha sido así en el pasado y sigue siendo así en el presente. Nunca tuvimos un problema con hacer esto.

Para nosotros, es natural que al menos a los ojos de algunos, la Federación Revolucionaria Armenia haya perdido cierta popularidad. Yo diría que también ha ganado el respeto de muchos, porque el partido ha sido capaz de desarrollar positivamente una gran cantidad de sus objetivos.

 

 

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora