Noticias en idioma armenio

“Hay una manera de salir”, comunicado de la FRA-Tashnagtsutiún

Escudo TashnagtsutiunEreván.- El Consejo Supremo de Armenia de la FRA-Tashnagtsutiún emitió un comunicado el viernes 21 de julio un comunicado denunciando el enfrentamiento que tiene lugar desde hace seis días en Ereván y donde asegura que “Hay una manera de salir” de la crisis actual.

Declaración del Consejo Supremo de la FRA-Tashnagtsutiún

Este es el sexto día en que los ciudadanos de Armenia y los armenios se enfrentan a una nueva crisis donde un grupo de personas que no acepta los métodos y medios políticos de lucha, prefiere exigir los cambios tomando las armas. Hay una situación de aislamiento, de crisis del pensamiento. El futuro de nuestro país dependerá de qué mentalidad prevalezca, a qué resolución se arribe. En este contexto, todo el mundo, sea un individuo o grupo político representativo, está obligado a adoptar una clara postura.

Horas después del asalto a la estación policial, cuando todavía no se tenía conocimiento de la muerte del policía, la FRA-Tashnagtsutiún expresó su posición: Sí, los cambios cualitativos son necesarios, pero el pensamiento extremista no nos va a acercar a esos cambios, por el contrario, nos alejará de los mismos. Las cuestiones pendientes no pueden resolverse mediante la toma de las armas, por la violencia, o mediante la captura de rehenes, por medio del terrorismo. El objetivo por sí mismo no justifica los medios.

Quien piense lo contrario, o ayuda y acompaña a quienes piensen lo contrario, directamente excluye las posibilidades de tener un país libre, fuerte y organizado. Creando la ilusión de que están luchando por un nuevo y mejor gobierno, en la realidad están destruyendo a Armenia.

La afirmación de que no existe otra manera de cambiar la extrema situación de nuestro país es falsa e improvisada.

Hay una salida. Pero esa salida requiere de trabajo, organización consciente, un conjunto de ciudadanos libres y la lucha constante contra todos los fenómenos que nos debilitan. Esas bases están siendo creadas, aunque con enormes dificultades.

La deshonestidad, el odio, la animosidad, la violencia o el abandono de nuestras justas expectativas y la insatisfacción de la gente siempre siembra discordias y destruye el potencial colectivo de todos los armenios. El acuerdo nacional alcanzado durante y después de la guerra de los cuatro días, hoy se encuentra seriamente amenazado.

La verdad es siempre amarga, pero callarla es cobarde e irresponsable.

Después de los trágicos acontecimientos del 27 de octubre (asesinato de Vazkén Sarkissian) y el 1º de marzo (represión con muertos y heridos), éste es el tercer golpe que se asesta a nuestra condición de estado.

Existe el peligro de que una vez más perdamos el tiempo, lo que nos pone de frente a la amenaza de nuevas pérdidas en ambos frentes, el externo y el interno. No comprender esto, no condenar el incidente, significa transformarnos en juguetes de nuestros enemigos.

La FRA-Tashnagtsutiún busca la solución de la actual coyuntura exclusivamente por medios pacíficos, considera inaceptable la posibilidad de un nuevo derramamiento de sangre, exige la profesionalidad de quienes tiene el deber de cuidar el orden y hacerlo por medios pacíficos. Exige además que se respeten los derechos y la dignidad de los ciudadanos respetuosos de la ley, y condena enérgicamente los métodos no políticos y extremistas utilizados.

Podemos y vamos a tener una Armenia fuerte, libre y próspera. A lo largo de ese camino, debemos forjar un gobierno con mejores cualidades. Vamos a transitar ese camino junto a un amplísimo sector de la sociedad que también se guía concientemente por estos valores.

 

 

 

 

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora