Noticias en idioma armenio

Heroica generación de la Independencia de 1918: Hovhannés Kachaznuní

Primer presidente del Consejo de Ministros de Armenia

kachaznouni-1El 28 de Mayo de 1918 la República de Armenia nació a la vida independiente con una parte ínfima del territorio que histórica y legalmente le pertenece. Ese día se colocaron las bases del moderno estado armenio. Después de seis siglos de interrupción, el estado armenio volvía a establecerse en la Madre Patria. Era un nuevo jalón en la lucha por la solución definitiva de la Cuestión Armenia. Su importancia histórica reside en el hecho de que el pueblo armenio se dirigía hacia su destino nacional mediante su propio esfuerzo, con su propia sangre.

El ejército popular armenio triunfó en los tres frentes de batalla. Dos días después de esta victoria el Consejo Nacional Armenio declaró oficialmente el 28 de Mayo la independencia de una Armenia libre.

La Federación Revolucionaria Armenia conformó parte del nuevo gobierno proponiendo para ocupar el cargo de presidente a Hovhannés Kachaznuní, quien fue elegido el 9 de junio como presidente del Consejo de Ministros de la República Armenia.

Hovhannés Kachaznuní, cuyo verdadero apellido era Ikitjanian, nació en 1868 en la histórica provincia de Djavajk, en la región de Ajalkhalak. Su padre era sacerdote. Después de recibir la instrucción primaria en su pueblo natal, siguió la secundaria en Tiflis, donde conoció a Kristapor, Rostom y Zavarian y se unió a la organización que ellos habían fundado: el Tashnagtsutiún. Asistió a la universidad de Moscú donde egresó de la escuela de arquitectura. Se trasladó luego a Bakú donde se dedicó a su especialidad. Pronto alcanzó una posición importante como arquitecto y hombre público. Sobre su proyecto y bajo su dirección se construyó la iglesia armenia de dicha ciudad. Colaboró con la prensa armenia y rusa. Publicó una colección de poesías en armenio. En 1905 viajó por Bélgica y Francia desde donde colaboró con el diario Bakú que se publicaba en ruso en dicha ciudad. Luego se trasladó a la región de Van y se radicó en Vaspuragán. En otoño de 1914 logró ir al Cáucaso donde participó del Buró Nacional. Trabajó en el Seym representando a la F.R.A. Participó en las conversaciones de paz de Batumi y Trabizonda. Fue el primer ministro del Consejo de Ministros de Armenia y formó el primer gabinete.

Dos días después del día de la independencia, Kachaznuní pronunció su discurso inaugural en el que expuso la composición y objetivo de su ministerio, y dijo: “El gobierno que he organizado ha puesto manos a la obra en condiciones excepcionalmente gravosas. Está llamado a constituir la autoridad ejecutiva de un Estado recién nacido y que aún no ha concluido su primera etapa organizativa. El gobierno no tiene respaldo alguno en el pasado, no sucede al gobierno precedente para continuar el curso de la obra estatal. Incluso no hereda aparatos preparados para adaptarse a las necesidades de la autoridad central. Está obligado a comenzarlo todo del principio. Del cúmulo de caos y ruinas pretéritos, debe crear un cuerpo pletórico y apto para el trabajo”.

En septiembre de 1920 asumió el cargo de vicepresidente del Parlamento. Después de la sovietización permaneció en Ereván donde fue encarcelado junto a otros dirigentes de la FRA-Tashnagtsutiún. Luego de la revolución del 18 de febrero se exilió en Persia, de allí a la Mesopotamia, India, Constantinopla después de atravesar Egipto y finalmente a Bucarest, Rumania. A fines de 1924 partió a Armenia. Vivió una existencia desgraciada bajo el yugo de Stalin.

Finalmente fue encarcelado, en los oscuros días del trágico año de 1938. Murió en la cárcel, teniendo el mismo destino del poeta Ieghishé Charentz.

La diáspora tiene una experiencia activa de más de un siglo, y es su deber apoyar el fortalecimiento del Estado armenio. Hay que estar dispuestos a contribuir al renacimiento de Armenia brindando la colaboración que se requiera en el campo de la política internacional. El espíritu del 28 de Mayo también es el motor de la lucha de la liberación nacional de Artsaj, parte inseparable de Armenia. El 28 de Mayo y el 21 de Septiembre son dos fechas en las que el pueblo armenio proclamó su voluntad de vivir en libertad e independencia y conquistó esos legítimos derechos.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora