Noticias en idioma armenio

Iniciativas académicas por el Genocidio Armenio

Comienzan las acciones jurídico-políticas

Ashot-Melkonyan2Buenos Aires (Diario ARMENIA).- “Para alegría de todos nosotros, en el proceso del reconocimiento del Genocidio Armenio finalmente arribamos a las cuestiones jurídico-políticas. En lo inmediato los congresos organizados deben estar dedicados enfáticamente a la cuestión político-legal del Genocidio”, dijo el académico Ashot Melkonian (foto), director del Instituto de Historia de la Academia Nacional de Ciencias de la República de Armenia, en el contexto del Centenario del Genocidio Armenio, resaltando además, la importancia de las publicaciones.

Señalemos algunas de ellas:
Armén Marukian, director de la Sección Causa Armenia y Genocidio Armenio de dicho Instituto de Historia, publicó los antecedentes jurídico-legales de este crimen de lesa humanidad, que actualmente se está traduciendo al inglés. Esta obra fundamental es una iniciativa del Catolicós Aram I de la Gran Casa de Cilicia, para presentar al mundo la trama legal. Se está editando también otro libro: “El pueblo armenio en los años 1914-17”, obra de 500 páginas del doctor en Historia Rubén Sahakian, director de la sección Historia Contemporánea del Instituto de Historia. Colaboró con la publicación, el Ministerio de la Diáspora.

Ashot Melkonian considera auspicioso que tanto en la Diáspora como en la Patria, paralelamente se están publicando obras similares. Asimismo expresa su confianza en que los recursos de los turcos -financieros, de lobby, se minimizan frente a nuestras posibilidades. Porque la nuestra, es la fuerza que da la verdad, y por lo tanto, su capacidad de llegar a la sociedad, es mucho más poderosa.

El director del Instituto de Historia no comparte la opinión de que los turcos en el ámbito del Centenario del Genocidio Armenio están publicando una literatura temible; sugiere que nuevamente nos quieren hacer caer en la trampa. “Una serie de obras editadas en turco ya les han llegado a ellos. El Archivo Nacional de Armenia ha publicado “El Genocidio Armenio en el Imperio Otomano”, una obra en tres gruesos volúmenes, cuya publicación en turco y en inglés -de un volumen cada una- le fue enviada a la dirigencia de Turquía, para que conozcan los temas”.

Se incluyen las memorias de los sobrevivientes, escritas en 1916. Por iniciativa de Hovhannés Tumanian funcionaba una comisión que inmediatamente plasmaba en papel las memorias de los supervivientes. Son importantes testimonios con valor documental, para develar la realidad del Genocidio Armenio.

A. Melkonian señala que los turcos conocen los hechos del Genocidio mucho mejor que nosotros, ya que numerosos archivos documentales turcos, no están disponibles para nosotros especialmente, los del Archivo del Ministerio del Interior-. Los investigadores turcos a veces publican temas de ese archivo, que remiten acerca de la existencia de una pavorosa cantidad de fuentes referidas al genocidio en los archivos turcos.

La sociedad turca, también desde adentro habla de la cuestión, conociendo mucho mejor el hecho del genocidio. “Y, además, se ha mantenido en ellos la memoria colectiva.

Quienes se han apropiado de nuestras propiedades han transmitido su memoria de generación en generación, lo cual indica que esta casa, este jardín, esta riqueza, de la cual los turcos se han adueñado, han sido arrebatadas por sus abuelos de los armenios”.

Melkonian subraya también que, si entre nosotros existe el complejo y la memoria de haber sido sometidos a genocidio, ellos también tienen el complejo de ser perpetradores culpables de genocidio. Está convencido de que en aquellas naciones que han sido dominantes en los imperios, se ha formado un complejo tal, que para liberarse de él hacen falta siglos. “Los pueblos dominantes de esos imperios, quienes han sido siempre dictatoriales y han creado sus reglas, no son capaces de hacerse a la idea de que sus antiguos súbditos tienen un estado, y se pueden relacionar de igual a igual. Los turcos no pueden de ninguna manera, liberarse de ese complejo”. El catedrático cree que todavía es necesario un tiempo, para que los turcos puedan liberarse de eso, sobre todo, porque no son como los alemanes, para pedir perdón.

Como sea, con el año 101º comienza el centenario de la restitución por el Genocidio Armenio. Y eso, -como dijo el director del Instituto de Historia- asusta a los turcos, porque la verdad está de nuestro lado. Y finalmente, eso llevará a que la sociedad turca estalle desde adentro y el natural deseo de asumir las culpas se manifieste, mezclándose con las cuestiones políticas, colocando a Turquía en una complicada situación.

Post Data. El académico Ashot Melkonian no exceptúa que una intensificación de la tensión fronteriza esté relacionada con el Centenario del Genocidio. Pero hoy -afirma-, Azerbaidján ha perdido el eslabón de alardes seriados en su frente ideológico, que su dirigencia ha continuado durante estos últimos diez años. “¿Qué quiero decir con esto? Ilham Aliev dispone de enormes medios, tiene armas, sigue quejándose, y creando tensión en la frontera, para solucionar sus problemas sociales. Pero encontrándose en una situación desesperada en la frontera, no llegando a ningún éxito en la cuestión de Karabagh, le queda tratar de alimentar a la población con acciones frenéticas. Está condicionado a eso. Él es el lado derrotado, y con estas operaciones extremas, derramando la sangre de sus ciudadanos en la frontera, trata de resolver sus problemas personales”.

Tamara Mouratian, 14 de febrero de 2015.
“Haiasdaní Hanrabedutiún”, Ereván.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora