Noticias en idioma armenio

Israel acusa a fabricante de drones por el ataque sobre Artsaj

La investigación involucra a Bakú

drones-israeliesEreván (RFE/RL).- Israel acusó formalmente a un fabricante de aviones no tripulados de este país de bombardear a soldados armenios en Artsaj, a petición de clientes azeríes durante lo que era una demostración de venta.

La denuncia fue por parte del Ministerio de Justicia el miércoles, aunque vale aclarar que en ninguna parte se mencionó específicamente a Azerbaidján o a Nagorno Karabagh. Al parecer, según aclararon los medios, la queja presentada ante la cartera de Defensa promovió una investigación que dejó en claro que funcionarios del país islámico estaban involucrados.

La noticia se filtró al periódico Maariv, que informó sobre el incidente por primera vez en agosto de 2017. En la declaración del 29 de agosto pasado el Ministerio de Justicia confirmó que planea acusar al jefe ejecutivo, al vicepresidente y otros empleados de Aeronautics Defense Systems por los hechos del año pasado.

“La empresa y diez de sus miembros fueron advertidos de que iban a ser acusados, por lo que están a la espera de una audiencia” detallaron desde la cartera según The Times of Israel. La firma es sospechada de “obtener fraudulentamente beneficios en circunstancias agravadas” y además de violar la ley de control de exportaciones.

En respuesta a esto, la compañía con sede en Yavneh expresó: “Estamos convencidos que después de presentar nuestra posición en la audiencia, la Oficina del Fiscal del Estado determinará que no hay ninguna razón para llevar a la empresa o a sus trabajadores ante los tribunales”. Un funcionario de la embajada azerí en Washington se negó a comentar sobre este procedimiento legal, aduciendo que no quería interferir en los asuntos internos de otro estado.

Los informes de Maariv y de Times of Israel habían dado cuenta que ejecutivos de la firma estaban trabajando en 2017 en un posible acuerdo de veinte millones de dólares con Bakú, cuando los miembros del gobierno azerí pidieron una demostración del dron Orbiter 1K sobre territorio de Artsaj.

Al parecer dos técnicos de la compañía se habrían negado a hacerlo, poco antes que otros de más alto rango finalmente aceptaran. Según explicaron, el artefacto no impactó directamente sobre sus objetivos, pero dos militares armenios resultaron heridos en el incidente. Ante este hecho, Israel suspendió la licencia de exportación de Aeronautics.

De acuerdo a lo afirmado por el Ejército de Defensa de Artsaj, las fuerzas azerbaijanas habrían atacado sus posiciones de primera línea con un avión suicida no tripulado el 7 de julio de 2017.

Azerbaidján ha utilizado en gran medida este tipo de armas suicidas fabricadas por otra compañía israelí en las hostilidades de abril de 2016. En ese momento, Bakú había comprado los drones Harop como parte de multimillonarios contratos de defensa firmados con los fabricantes.

Desde hace mucho tiempo Armenia ha expresado su preocupación por los tratos armamentísticos entre estos dos países, diciendo que los mismos socavan los esfuerzos internacionales para poner fin al conflicto.

El escándalo había sido expuesto por el periódico más de dos semanas después de que el ministro israelí de Cooperación Regional, Tzachi Hanegbi, visitara Ereván en un intento aparente de mejorar las frías relaciones bilaterales.

 

 

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora