Noticias en idioma armenio

La juventud se manifestó frente a la Embajada de Azerbaidján

29° aniversario de los pogromos de Sumgait, Bakú y Kirovabad

marcha-6

Buenos Aires (Diario Armenia).- Una vez más un numeroso grupo de jóvenes armenios compuesto en su mayoría por militantes de Unión Juventud Armenia y scout de la Agrupación Scout Ararat de Homenetmen se manifestó frente a la Embajada de Azerbaidján en el barrio de Belgrano.

A 29 años de los pogromos de Sumgait, Bakú y Kirovabad, los jóvenes se movilizaron como cada año para gritar que no olvidan, reclamar contra un gobierno que no sólo desconoce su responsabilidad en la muerte de decenas de armenias y el saqueo generalizado de sus bienes, sino que aún intenta continuar con ese crimen, ahora contra el pueblo de Artsaj.

Alrededor de dos centenares de personas, en su mayoría jóvenes, se reunió en la intersección de las avenidas Cabildo y Federico Lacroze y marchó entonando consignas de reclamo de justicia y enarbolando banderas armenias, de Artsaj y de Unión Juventud Armenia hacia la sede diplomática azerí. Y al igual que cada año, la Embajada apareció vallada y con discreta custodia policial, algo siempre reclamado por el embajador de turno, exteriorizando temores que sólo sirven para “victimizarse”.

marcha-5Garo Seferian se dirigió a los manifestantes en nombre de los organizadores ofreciendo una reseña del motivo de la protesta y pidiendo disculpas a los vecinos, aclarando que la nota que la embajada de Azerbaidján hizo circular entre ellos para intentar ponerlos en contra de la comunidad armenia, era sólo un intento de eludir su responsabilidad en dichos crímenes contra la humanidad.

Por su parte, Brenda Kechiyan habló en representación de Unión Juventud Armenia. “El régimen autoritario de Ilham Aliev, presidente de Azerbaidján, gasta millones de petrodólares en eventos y publicidad para lavar la imagen de su gobierno corrupto mientras mantiene a su población civil en la extrema pobreza y marcha-4hostiga y persigue al periodismo local y a la oposición política”, apuntó la joven en su discurso, poniendo como ejemplos el fallido sponsoreo al club argentino San Lorenzo y la lista negra de la cancillería de Azerbaidján, en la que se encuentran una gran cantidad de periodistas y políticos argentinos.

“Como oposición a un régimen dictatorial que oprime a su población, que censura a la prensa y que niega sistemáticamente junto a Turquía el Genocidio Armenio, se encuentra la República de Artsaj, que en septiembre de 2016 cumplió 25 años ininterrumpidos de independencia, de democracia, de gobiernos elegidos en las urnas que trabajan día a día por mejorar la calidad de vida de su pueblo”, agregó Kechiyan.

marcha-2“Es por esto que hoy pedimos a la comunidad internacional, pero sobre todo a las autoridades argentinas, que se reconozca la autodeterminación de la República de Artsaj como un Estado libre e independiente. Que se condene el negacionismo en todas sus formas”.

Finalizado el mensaje de la juventud los manifestantes se desconcentraron no sin antes reiterar su pedido de justicia a un gobierno que hace gala de su sordera y que al amparo de sus petrodólares intenta someter al pueblo de Artsaj que recuperó su tierra y proclamó su independencia a costa de la sangre de otros jóvenes armenios que no dudaron en regar con ella el suelo de su marcha-3patria para lograr la libertad añorada y por demás merecida.

Protestas como esta también se desarrollaron en otras comunidades donde UJA tiene presencia como Nueva York y Washington donde enfrentaron también un intento de movilización de un pequeño grupo de turcos-azeríes que se identificaron como pertenecientes a los “Lobos grises”, la tristemente célebre agrupación turca responsable de muchos crímenes contra los armenios.

Para entender el perfil de esta organización turca de extrema derecha sólo hay que recordar a Ali Agca, el ciudadano turco que protagonizó el intento de magnicidio del Papa Juan Pablo II en 1981. Durante su enjuiciamiento Agca se definió como simpatizante de ese grupo terrorista.

 

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora