Noticias en idioma armenio

La revolución de “terciopelo” de los medios digitales en Armenia

Puntos de vista

Redes-socialesEreván (Samvel Martirosyan para EVNReport).- Sin los medios digitales y la prensa, la “revolución de terciopelo” se habría desarrollado de una manera completamente diferente. Hasta cierto punto lo que sucedió fue en realidad una revolución mediática. Ahora podemos decir que el panorama de los medios en Armenia ya no es lo que era hasta abril de este año, mucho se ha modificado tanto a nivel cualitativo como cuantitativo.

De hecho puede notarse que hay una mejora en relación a la libertad de expresión. Sin embargo, temas tan importantes como este requieren estudios a largo plazo. Estoy convencido de que si no hay situaciones de fuerza mayor, el próximo año Armenia registrará un progreso notable en cuanto a derechos de este tipo en todas las calificaciones internacionales. Pero el tema es complejo y está relacionado con numerosos componentes legislativos, económicos y políticos.

Por otro lado, hay cambios que tuvieron y siguen teniendo un impacto evidente y considerable en el campo de la información, tanto en la república como en la diáspora.

-Revolución en las redes sociales. El dominio de la página web rusa Odnoklassiniki en Armenia fue eliminado por completo. Hasta hace poco esa plataforma era la más popular en el país, con más de un millón y medio de usuarios mensuales activos. Armenia era por entonces una de las pocas naciones en el mundo donde Facebook no ejercía su liderazgo de popularidad.

La situación comenzó a cambiar a principios de este año cuando el número de usuarios de ambas redes se equiparó. Lo que cambió todo fue la revolución. Es que durante la misma, cerca de 200.000 personas migraron a Facebook, porque allí era donde estaban ocurriendo los hechos, donde los líderes políticos tenían activa presencia. Hoy el país tiene 1.3 millones de usuarios y las cifras siguen creciendo.

-Lo que sucedió con las páginas de video es único. Durante las manifestaciones, varios sitios de contenidos audiovisuales on-line transmitían constantemente en vivo, como por ejemplo YouTube. Por otro lado, las estaciones de televisión tradicionales no podían satisfacer totalmente a la audiencia. El resultado fue un cambio drástico: la mayoría se mudó hacia la web.

Para resaltar que tan fundamentales fueron los cambios en la radiodifusión, existen datos estadísticos con las visitas mensuales y la cantidad de nuevos suscriptores de varios canales armenios en este popular sitio de videos. Por ejemplo, el canal de Radio Azatutyun tenía antes de la revolución 38 mil suscriptores, en comparación con los 266 mil que tiene al día de hoy.

Por su parte, Factor TV, un medio relativamente nuevo en el panorama armenio, pasó a tener luego de las movilizaciones casi 90 mil seguidores. A su vez, el canal de lin.am duplicó su audiencia después de los hechos.

Los gráficos muestran que en comparación con los meses de abril y mayo, el número de visitas disminuyó en general, pero Armenia ya no es lo que era. Para sus noticias diarias los usuarios ya se trasladaron a plataformas on-line. Si a esto se le suma el fuerte aumento en el número de reproducciones de diferentes transmisiones en Facebook, está claro que la televisión tradicional ha perdido su posición en el mercado.

-Los medios de internet también van en aumento. Los guarismos de abril y mayo no tuvieron precedentes en cuanto a su aumento. De hecho, a pesar de que durante el verano armenio, la actividad política disminuyó, muchos sitios siguieron creciendo e incluso en algunos casos duplicaron el número de sus visitas.

-La introducción de Telegram en el país fue un nuevo fenómeno. Hasta hace poco nadie utilizaba esta aplicación, la gente usaba en su mayoría Viber. Pero durante la revolución, se convirtió en una fuente de información. La popularidad de la plataforma de mensajería se puede atribuir principalmente a dos factores. Por un lado su prohibición en Rusia e Irán generó mucho ruido, lo que llamó la atención en cierta parte de la sociedad armenia. Por otro, debido a la gran cantidad de tráfico, la conexión se volvió muy lenta, por lo que usar Telegram como canal de noticias fue una buena opción, ya que no requería una conexión estable y funcionaba de manera óptima. Es por esto que varias decenas de nuevos “canales” se crearon en este tiempo, con cifras que continúan aumentando tanto en el país y la diáspora.

No cabe duda de que la campaña de propaganda antirrevolucionaria (encabezada por diversos actores nacionales y trols rusos y azeríes) frente los acontecimientos políticos ha tenido un impacto considerable en el panorama mediático de la nación. Pero esto es un tema para otra ocasión.

 

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora