Noticias en idioma armenio

La UE y la OTAN coinciden que “no hay solución militar” al conflicto en Artsaj

Armenia concluyó la negociación del nuevo acuerdo con la Unión Europea

Serge-_-OtanBRUSELAS (EUROPA PRESS).- La Unión Europea y la OTAN dieron cuenta el lunes 27 de febrero que “no hay solución militar” posible al conflicto en la región de mayoría armenia autoproclamada independiente de Artsaj que enfrenta a Armenia y Azerbaidján, donde tras los últimos enfrentamientos entre la noche del viernes y la madrugada del sábado en los que han muerto al menos cinco soldados azeríes.

“El estatus quo es inaceptable. El conflicto necesita un acuerdo político rápido en conformidad con el Derecho Internacional. No tiene una solución militar”, aseguró el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en una breve comparecencia ante la prensa sin preguntas con el presidente armenio, Serge Sarkissian.

Tusk trasladó el apoyo europeo a la independencia, soberanía e integridad territorial de Armenia, “un socio importante para la Unión Europea y el “pleno” apoyo a los esfuerzos de mediación y las propuestas del Grupo de Minsk de la OSCE para resolver el conflicto de manera pacífica.

El presidente armenio agradeció la posición “equilibrada” de la UE respecto al conflicto de Artsaj y aseguró  que su país está dispuesta a tomar “compromisos razonables” dado que comparte que “no hay una solución militar”.

“Es necesario encontrar soluciones a través de la libre expresión de la voluntad de la gente de Nagorno-Karabagh. Para mí no puede haber otra manera de resolver este conflicto”, aseguró Sarkissian, que dejó claro que el derecho a la autodeterminación del territorio en disputa “no es solo una posición de Armenia sino de la comunidad internacional”, “reconocido” por el grupo de Minsk.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, admitió su  “preocupación” por “la violencia incesante a lo largo de la línea de contacto, incluido los hechos de este fin de semana”. “Es importante evitar una escalada porque no hay una solución militar a este conflicto y su persistencia está afectando a la región”, subrayó en la rueda de prensa conjunta posterior Stoltenberg, que instó a Armenia y Azerbaidján a “volver a la mesa de negociación y trabajar para una solución pacífica” y transmitió también el “pleno apoyo” de la OTAN al proceso de mediación que administra el Grupo de Minsk.

Tusk y Sarkissian anunciaron además la conclusión del nuevo acuerdo de asociación “completo y reforzado” después de que Armenia renunciara en 2013 a un acuerdo de asociación y de libre comercio con la UE similar al firmado por otras exrepúblicas soviéticas como Ucrania, Moldavia y Georgia para sumarse al proyecto de la Unión Aduanera Euroasiática encabezado por Rusia y en el que también participan Bielorrusia, Kazajistán y Kirguistán.

“Este nuevo acuerdo ampliará el alcance de nuestras relaciones teniendo en cuenta los nuevos intereses globales, políticos y económicos que compartimos y los desafíos a los que queremos responder juntos”, explicó Tusk, que precisó que el bloque busca reforzar las relaciones con Armenia en los sectores de la energía, el transporte y el medio ambiente, además de “nuevas oportunidades para el comercio y las inversiones y para el aumento de la movilidad” para los ciudadanos de ambas partes, recordando que la UE ya es el primer socio comercial de Armenia y su primer donante internacional.

Serge_OtanEso sí, exhortó a Armenia a continuar las reformas para mejorar el entorno empresarial, pero también en materia judicial, Derechos Humanos, para combatir la corrupción y para garantizar elecciones “libres y justas” tras recordar que “valores compartidos” como el compromiso con la democracia, los Derechos Humanos y el Estado de Derecho “están en la base del nuevo acuerdo” y su cooperación “futura” que quieren ampliar en los próximos años.

Por su parte, el presidente armenio remarcó  la importancia del nuevo acuerdo con la UE y aceptó que la cooperación con la OTAN es “plenamente compatible” con su pertenencia a la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC) promovida por Rusia.

“Cuando negociamos con la UE, hubo alguna preocupación expresada en la UE sobre la cuestión de nuestra pertenencia a la Unión Aduanera Euroasiática. Siempre nos referimos al ejemplo de la OTAN. Somos miembro de la OTSC y hemos cooperado durante un cuarto de siglo con la OTAN y no ha ocurrido nada malo. Esto es un buen ejemplo”, expresó el presidente.

El jefe de estado armenio expresó su confianza que “en el futuro próximo” la UE y Armenia inicien negociaciones para suprimir los visados a los armenios, algo que contribuirá a “los contactos interpersonales” y agradeció el “significativo” apoyo financiero, técnico y de otro tipo de la UE para las reformas en el último cuarto de siglo en Armenia, al tiempo que garantizó que el nuevo Código Electoral permitirá “mejores oportunidades para celebrar elecciones abiertas y justas”, asegurando que invitarán a una misión de observación electoral de la EuroCámara a los próximos comicios.

Stoltenberg y el presidente armenio también apostaron por reforzar las relaciones entre la OTAN y Armenia, que en este año celebran el vigesimoquinto aniversario de su cooperación y que se lanzó “en un momento crucial tras el fin de la Guerra Fría”, recordó el noruego, que reconoció la participación de Armenia a las misiones de la OTAN en Afganistán y Kosovo, así como en maniobras conjuntas.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora