Noticias en idioma armenio

Lic. Jorge Tossounian: “La Logia Ararat 404 sigue el ámbito de pensamiento libre, con respeto de los principios y tradiciones que le dieron origen”

60° Aniversario de la tradicional institución

Logia-1Al cumplirse los 60 años de labor ininterrumpida de la Logia ARARAT 404, su actual presidente el  Lic. Jorge Tossounian nos habla sobre su historia, objetivos y proyectos..  

¿Podemos preguntarle qué es la Masonería?

Por supuesto, me pueden preguntar lo que quieran, puesto que precisamente uno de los principios esenciales de nuestra institución es el de la libertad, y más aun la libertad de pensamiento.Definimos a la Masonería como una institución de carácter filosófico, filantrópico y progresista.

Le son propios los conceptos de altruismo, solidaridad  y  libertad de conciencia. Le interesa el progreso, el bienestar y la fraternidad de todos los seres humanos. Y en ese sentido, decimos que tiende al perfeccionamiento moral e intelectual de los hombres y como consecuencia de las sociedades.

Es pacifista. Condena la intolerancia, el fanatismo y los regímenes de fuerza y violencia.  

No busca lucros personales de ninguna clase y no hace distinciones por nacionalidad, raza, sexo ni religión. Para pertenecer a ella se deben cumplimentar dos requisitos básicos: ser hombres libres y de buenas costumbres.                                                

¿Puede darnos ejemplos sobre su actuación institucional?

Es posible resumir diciendo que, a la influencia de la masonería y de sus miembros se deben los grandes movimientos libertadores de Europa y América. La propia Revolución Francesa adoptó los principios masónicos aun vigentes de Libertad, Igualdad y Fraternidad.  

En Argentina,  la organización nacional después de Caseros; la creación de la Cruz Roja, la promoción de las leyes del Registro y del matrimonio civil, me sirven para ofrecer como ejemplos.      

¿Puede citarnos algunos masones ilustres?

Son innumerables, y de todas las épocas. Mozart, Alexander Fleming, Bertrand Russel, Neil Armstrong, Francisco Miranda, Simón Bolívar, José Martí, Salvador Allende, Camilo Cienfuegos…

Y a nivel nacional, San Martín, Belgrano, Moreno, Rivadavia, Urquiza, Sarmiento, Mitre, Pellegrini, Hipólito Irigoyen, Leandro N. Alem,  José Ingenieros, Lisandro de la Torre, Alfredo Palacios… la lista es muy larga. 

¿Tienen alguna relación con el movimiento scout?       

Precisamente el creador del escoutismo Lord Baden Powell, fue un distinguido masón. Tal es así que actualmente hay una logia que lleva su nombre. Ambas son instituciones que practican los mismos principios, predican la elevación moral, la fraternidad, la solidaridad.

 ¿Qué es la logia Ararat?

Ararat N° 404, es una logia de comunidad armenia,  integrante de  la Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones. Hoy en día, es una de las muy pocas logias de comunidad que perduran.

 ¿Cómo y porqué surge la Logia Ararat?

En el año 1957, varios masones de origen armenio, inmigrantes de distintos países de Europa que residían en la Argentina y desarrollaban su labor masónica en distintas logias, decidieron reunirse, creando una nueva logia, a la Logia-2que denominaron Ararat. Tenían en común el idioma armenio, y se plantearon objetivos básicos:

 * Desarrollar las actividades en pos de los ideales masónicos, que antes le detallara.

* Mantener la identidad armenia, cuya dignidad se había visto avasallada como consecuencia del genocidio

* Contribuir al afianzamiento de la comunidad armenia, y de las instituciones comunitarias.

* Ejercer el principio de solidaridad con la sociedad y las instituciones argentinas, así como también contribuir a la integración de los miembros de la comunidad armenia, con su patria de adopción.

 ¿Cómo lograron dar cumplimiento a esos objetivos?

 Con el tiempo, se fueron sumando al proyecto dirigentes comunitarios de distintas instituciones, intelectuales y personas de bien, que encontraron en Ararat, un espacio donde intercambiar ideas, propuestas y objetivos en total libertad de pensamiento y de expresión, en un ámbito de respeto y tolerancia mutua. Es así que se conocen personas entusiastas y bien intencionadas de la comunidad armenia, y, a partir de ello y de actividades compartidas, se concretan distintos tipos de emprendimientos, que trascienden el ámbito de la Logia.

 ¿Puede ser un poco más específico?

Aunque no creo que sea el objetivo de esta entrevista la enumeración detallada de todas las iniciativas llevadas a cabo por nuestra Logia a lo largo de estos sesenta años, y a pesar que la discreción es una de nuestras características. Le voy a mencionar a modo de ejemplo, la publicación en el año 1965 de la primera edición del libro “Historia del Pueblo Armenio”, de Ashot Arzruni. En el año 1967, y por una gran inundación en la zona de Valentín Alsina, la cuantiosa ayuda y colaboración de todo tipo, a los damnificados de origen armenio que habían quedado en situación muy vulnerable.

Y no nos olvidemos de la gestación del club Deportivo Armenio. Dentro de la Gran Logia Argentina, en 1987, logramos que se reconozca, conmemore y repudie, a nivel nacional el Genocidio Armenio.

En la década pasada el entonces presidente de la Masonería Argentina quien casualmente es el mismo  que ha vuelto a ser electo para el período actual, y es el que aparece en la foto conmigo, viajó a Armenia con una delegación de Ararat y participó en las actividades organizadas por la flamante Gran Logia de Armenia. También voy a destacar, la organización en 2015, con la Fundación Ararat, y en ocasión del Centenario del Genocidio, de un seminario sobre ese tema, con la participación de panelistas de jerarquía internacional, dirigido a estudiantes del profesorado, y a la cual asistieron más de trescientos futuros profesores de historia de los colegios secundarios de todo el país.

 ¿Cómo es la interrelación con las instituciones comunitarias?

Evidentemente no nos parecemos ni competimos con ninguna institución armenia. Somos diferentes en nuestro funcionamiento y objetivos, como ya le expliqué. Como le decía antes, varias de las máximas autoridades de los principales organismos de nuestra diáspora han sido y son miembros de la Logia Ararat, y en contrapartida, muchos de nuestros integrantes, actúan en forma individual en distintas y en todo tipo de instituciones.

Actualmente, la Logia Ararat es miembro fundador y participa en forma activa, de la recientemente creada, pero largamente  esperada I.A.R.A. (Instituciones Armenias de la República Argentina). En ella y fieles a nuestros principios propugnamos el espíritu conciliador, el respeto y la tolerancia.

¿Y con el exterior?

Mantenemos una muy fluida relación con la muy joven Logia Ararat N° 4034 de San Pablo, Brasil, cuya creación hemos inspirado e impulsado. También con masones de origen armenio del Uruguay, con quienes tenemos reuniones periódicas. Y estamos en contacto con la logia Ararat N° 848 de Los Ángeles, y con logias armenias de Marsella.

Por último, ¿cómo ve el futuro?

El pasado explica y justifica el presente, y el futuro es consecuencia del presente. Basándome en ello lo veo muy auspicioso. Por supuesto que en estos primeros sesenta años, ha habido momentos culminantes y momentos malos.

Nuestra institución es plural  en todos los órdenes, incluyendo el etáreo. En la actualidad, la Logia Ararat N° 404, tiene en sus filas un excelente y entusiasta grupo de jóvenes, quienes junto al aporte experimentado de los mayores, mantienen vivas y con plena vigencia el espíritu, los procederes, y los objetivos fundacionales.

Le voy a destacar un hecho singular, en nuestra logia participan en forma activa tres generaciones de una misma familia, abuelo, hijo y nieto. Estoy seguro que la Logia Ararat 404, seguirá siendo un ámbito de pensamiento libre, con respeto de  los principios y tradiciones que le dieron origen, pero que irá actualizándose y renovándose para los desafíos de los nuevos tiempos.

¿Desea agregar algo?

Simplemente darle las gracias por posibilitarme la comunicación con sus lectores. Y recordarles que el sábado 7 de octubre, tendremos nuestra Cena Aniversario, en el 5° piso de la U.G.A.B., y a la cual quedan todos invitados.

 

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora