Noticias en idioma armenio

Los armenios y el séptimo arte

El mundo armenio no es ajeno al cine ni es Paradjanov nuestro único emblema (aunque que podemos coincidir en que es nuestro Tarkovsky, ¿verdad?). En esta primera entrega del informe sobre cine hacemos un pantallazo de lo que se hizo y luego nos despacharemos a gusto sobre La Promesa, Screamers y The Cut, entre otras.

La primera película de origen armenio se remonta a 1925. Namus (Honor) es en blanco y negro y un clásico del cine mudo. Su director, Hamó Beknazarian, es considerado el padre de la cinematografía armenia por su reconocimiento primero en la Unión Soviética y luego en el mundo. Durante la década del 30, Beknazarian estrenó, además, Pepo y Zanguezur.

Rouben Mamoulián, nacido en Tiflís, Georgia, el 8 octubre de 1897, fue un director de cine y teatro estadounidense de origen armenio. Dirigió Dr. Jekyll y Mr. Hyde (1931), Reina Cristina (1933), La marca del Zorro (1940), Sangre y arena (1941), Oklahoma! (1943), Carrusel (1945) y Perdidos en las estrellas (1949).

Probablemente la película armenia más conocida, y de las más tristes también, sea Mayrig (1991). Su director, Henri Verneuil (Ashod Malakian), cuenta la historia autobiográfica de cuando los suyos, durante el Genocidio Armenio, escaparon a Francia. Veneuil fue un prolífico hombre de cine, quien convocó a Omar Sharif y a Claudia Cardinale para que protagonizaran Mayirg. Así, el mundo presencia horrorizado, a través de esta película, las penurias del pueblo armenio.

Quizás la primera vez que el mundo se enteró del genocidio a través de la pantalla grande haya sido en 1919 con la megaproducción de Hollywood Auction of Souls (Subasta de almas), estrenada incluso en la Argentina. Esta película del cine mudo cuenta la historia de Aurora Mardiganián, una joven armenia que se escapó genocidio y se exilió en Estados Unidos, donde en 1918 publicó su libro, Ravished Armenia (Armenia arrasada). Lamentablemente, la cinta completa aún se encuentra perdida. Sin embargo, gracias a los esfuerzos del investigador Eduardo Kozanlian, quien recuperó un segmento de quince minutos, este fragmento permite apreciar su valor con la misma Aurora como protagonista, además de cientos de extras.

Otro filme reconocido es Ararat, del canadiense de origen armenio Atom Egoyan (1960). Con la actuación de Charles Aznavour y Christopher Plummer, recrea una grabación de una película sobre, justamente, el Genocidio Armenio. Egoyan, una de las figuras más notables del cine independiente contemporáneo, siempre ha sido aclamado por la crítica. Así lo demuestran Exótica (1994), El dulce porvenir (1997) y el propio Ararat (2002).

Robert Guédiguian nació el 3 de diciembre de 1953 en la ciudad francesa de Marsella, lugar escogido por él para narrar las historias de vida de las familias obreras, siempre con un guiño al comunismo. Estudió Sociología y es director de cine, actor, guionista y productor, hijo de padre armenio y madre alemana. Su primera obra fue À la vie, à la mort!, pero fue conocido por el público gracias a Marius y Jeannette (1997), comedia dramática que se centra en la vida de Ariane, una mujer de origen árabe, y sus dificultades sociales. Entre sus films se destacan Marie-Jo y sus dos amores, Mi padre es ingeniero, El viaje a Armenia, Lady Jane y Una historia de locos.

Sergei Parajanov (Sarkís Paradjanian) nació en 1924 en Tiflís, Georgia, se destacó por su estilo de realismo socialista, vedado en la Unión Soviética. Es, sin dudas, uno de los artistas más relevantes de nuestra cultura. Polémico, descreía de toda su obra realizada antes de 1964, aunque ya hacía diez años que filmaba. Sus proyectos fueron prohibidos por la cinematografía soviética y fue injustamente acusado de violación, homosexualidad y cohecho, lo que le valió casi cinco años de cárcel. Gracias a la presión de la comunidad artística logró salir casi un año antes. En 1982 fue encarcelado una vez más, pero volvió a trabajar con un poco más de libertad. Su frágil salud se vio agudizada en los campos de prisioneros donde las condiciones humanas básicas no estaban garantizadas. Tras veinte años de censura, finalmente sus films fueron presentados en festivales de todo el mundo, aunque la cárcel le había generado un cáncer de pulmón y falleció en 1990 en Armenia. Sus películas más famosas son Sombras de antepasados olvidados, El color de la granada, La leyenda de la fortaleza de Suram y Ashik-Kerib.

Francis Veber es un director de cine francés de origen armenio y judío, y padre de la autora Sophie Audouin-Mamikonian. Dirigió las comedias Le Jouet (El juguete), La Chèvre (Toco madera), protagonizada por Gérard Depardieu; la genialísima Le Dîner de Cons (La cena de los idiotas); Le placard (El placard), y La Doublure (El servicio).

Poster del film “Subasta de almas”.
Fotografía de Eduardo Kozanlian (10/10/1996)
Cortesía de ALMA, The Armenian Library and Museum of America

Deran Sarafian (958) es actor, director de cine y de televisión. Ha dirigido varios episodios y fue productor ejecutivo de series como Lost, CSI Crime Scene Investigation; CSI Miami; CSI NY; Cold Case; El Distrito; Sin rastro; Buffy, la cazavampiros y Nash Bridges.

Anna Melikian (1976), es directora de TV y cine ruso-armenio. Bajo su producción, han sido reconocidos muchos de sus trabajos con destacados premios.
Otros directores son Albert y Allen Hughes (de madre armenia), Aram Avakian (Jazz on a Summers Day, End of the Road, 11 Harrowhouse, Cops and Robbers, etc.) y Richard Sarafian (Punto de fuga).

Vodka Lemon

Aunque de director irakí de origen kurdo, Hiner Saleem, Vodka Lemon (2003) resulta una película fresca, diferente, con la posiblemente trillada historia de amor, pero con ingredientes únicos del cine de Europa del Este. Transcurre en una remota aldea aislada de la Armenia postsoviética, llamada Yazidi, con presencia kurda. Hamó, un viudo con una pensión miserable y tres hijos inútiles (uno radicado en Francia y de quien espera con paciencia monacal algo de dinero), viaja todos los días al cementerio local para visitar la tumba de su esposa. Allí conoce a la hermosa Nina, quien está en comunión con su difunto marido. Los dos son muy pobres: ella trabaja en una barra local, que está a punto de cerrar, vendiendo vodka con limón a los obreros de la fábrica; mientras que él se ve obligado a empezar a vender sus escasas posesiones. Todo parece irremediablemente triste; sin embargo, entre los páramos yermos de eterna nieve, asoma el amor. Los protagonistas son Lala Sarkissian y Romen Avinian.

Festivales
El primero es el Festival Internacional de Cine Golden Apricot, sito en Ereván y su intención es construir puentes culturales y fomentar el diálogo. El segundo es el Festival de Cine Pomegranate, fundado en 2006 por la Asociación Cultural y Educacional Armenia Hamazkaín de Toronto.

Lala Toutonian
Periodista
latoutonian@gmail.com

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora