Noticias en idioma armenio

Manolis Kefalogiannis: “Estamos entrando en una nueva fase en las relaciones con Turquía”

El Parlamento Europeo suspende la adhesión de Turquía a la UE

-kefalogiannisEl 24 de noviembre, más de diez años después del inicio de las conversaciones de adhesión UE-Turquía, el Parlamento Europeo pidió suspender temporalmente el proceso hasta que acaben las “medidas represivas desproporcionadas” tomadas por Ankara en respuesta al golpe de Estado fallido en julio. Turquía amenazó entonces con dejar pasar a miles de migrantes a Europa. El jefe de la delegación de la Eurocámara en Turquía, Manolis Kefalogiannis (foto), observó que “estamos entrando en una nueva fase en las relaciones”.

El eurodiputado popular griego, que preside la delegación a la comisión parlamentaria mixta UE-Turquía, reconoció este cambio en las relaciones bilaterales, aunque también subrayó que “la UE sigue siendo el socio más importante y fiable de Turquía”.

¿Por qué el Parlamento pide una congelación de las negociaciones de adhesión?

Desde el fracaso del golpe militar en julio de 2016, decenas de miles de personas, incluyendo personal militar, funcionarios, profesores y decanos universitarios, fiscales, periodistas y políticos de la oposición han sido despedidos o suspendidos, detenidos y arrestados.

Los eurodiputados están preocupados por esta represión y la amenaza del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, de reintroducir la pena de muerte. “Turquía debe dejar de exhibir un enorme déficit democrático, particularmente tras el golpe de Estado del 15 de julio de 2016, y debe dejar de considerar la reintroducción de la pena de muerte”, recalcó Kefalogiannis en un comunicado.

“Turquía debe adoptar los valores y normas de la UE, respetar el acervo de la UE y dejar de disputar tratados internacionales, como el Tratado de Lausana”, añadió.

Una resolución aprobada en sesión plenaria el 24 de noviembre pide que se detenga temporalmente la negociación de adhesión a la UE hasta que se ponga fin a “las medidas represivas desproporcionadas”.

La eurodiputada socialdemócrata holandesa Kati Piri, responsable de esta cuestión en la Eurocámara, espera que esto sea “algo temporal”, pero advierte de que “la clave está en manos del gobierno de Turquía para que estas conversaciones se descongelen”.

Medidas represivas desproporcionadas

Los eurodiputados subrayaron anteriormente que la forma en que el país maneja las secuelas del golpe es una prueba crucial para la democracia del país, especialmente cuando se trata de respetar los derechos humanos y el Estado de derecho. También han aprobado una resolución instando a las autoridades a liberar a los periodistas y trabajadores de los medios de comunicación retenidos sin pruebas de actividad delictiva.

¿Diálogo abierto?

“Necesitamos escucharnos más que entrar en un diálogo de sordos”, sostuvo el presidente del Parlamento, Martin Schulz, durante una visita oficial al país en septiembre. Dos meses después, en noviembre, una visita de una delegación parlamentaria a Turquía fue pospuesta debido al “desacuerdo con las autoridades turcas sobre el formato de las reuniones”.

Esto se produjo al día siguiente de que el ministro turco de Asuntos de la UE, Ömer Çelik, estuviera en el Parlamento Europeo y el presidente Schulz expresase “las objeciones de la UE sobre la proporcionalidad de la respuesta del gobierno turco a raíz del golpe de estado “.

La respuesta turca: fin del acuerdo migratorio con la UE

Turquía acoge a la población de refugiados más grande del mundo -3 millones de refugiados- y es un país de tránsito para los refugiados sirios, afganos e iraquíes que tratan de llegar a Europa. El 18 de marzo, los Estados miembros y Turquía acordaron un plan para poner fin a la migración irregular desde Turquía a la UE. El acuerdo suscitó las críticas y preocupaciones de las ONG y algunos grupos políticos del PE que temían por la situación de los refugiados, así como por el respecto del Derecho internacional y su vinculación con la liberalización de los visados y las negociaciones de adhesión.

El acuerdo llevó a una reducción significativa del número de refugiados que llegan a Grecia desde Turquía. En 2015, 885.000 personas llegaron a la UE a través de esta ruta. De enero a septiembre de 2016 sólo 173.000 lo habían hecho.

“Para la UE, la aplicación de Turquía del acuerdo UE-Turquía sobre la crisis de inmigración y refugiados de marzo de 2016 es crucial”, dijo Kefalogiannis.

Las amenazas de Erdogan con respecto a dejar pasar a los inmigrantes no es la primera vez que se producen. A principios de verano, Turquía también exigió a la UE agilizar la liberalización de visados para sus ciudadanos, algo que la UE rechaza hasta que se cumplan una serie de requisitos aún pendientes.

El miércoles 30 de noviembre, Ömer Çelik, llegó a Bruselas para reunirse con el comisario europeo de Migración, Dimitris Avramopoulos.

Fuente: europarl.europa.eu/news

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora