Noticias en idioma armenio

Más jueces armenios son procesados por corrupción

La justicia parece avanzar

Tribunales armeniosEreván (RFE/RL).-Otros dos jueces y un fiscal armenios fueron acusados de aceptar miles de dólares de soborno a cambio de tomar decisiones ilegales en dos casos judiciales desarrollados en la provincia de Kegharkunik.

Los implicados son los magistrados Vanik Vartanian y Aghván Petrosian, y el fiscal regional Sevak Shoyan.

Los dos últimos ya fueron detenidos y se espera que muy pronto el Tribunal de Justicia de Armenia de luz verde para el arresto del primero de ellos. Además el martes 9 de junio las autoridades locales arrestaron a otros seis residentes de la zona que son los que habrían convenido o pagado las coimas.

Por medio de una declaración, la Fiscalía General confirmó que Petrosian recibió 23.000 dólares por dar una sentencia de prisión condicional a un joven condenado por su papel en un violento asalto en Vartenis, una pequeña ciudad de la región, durante 2014. Posteriormente la Corte Armenia de Apelaciones anuló el fallo y derivaron el caso nuevamente al tribunal de Kegharkunik.

Según el comunicado, el hombre de Vartenis fue detenido y llevado a juicio, aunque el fiscal Shoyan había recibido cuatro mil dólares por parte de los padres del sospechoso para que quedara libre.

En otro punto del informe, se establece que los dos jueces también habían recibido dos mil quinientos dólares a cambio de un veredicto en una disputa de una propiedad, que involucra a otros residentes de la provincia. El fallo, según agrega la declaración, fue finalmente dictado por Vartanian.

Las acusaciones por los casos de soborno se suman al de otros dos jueces armenios que están siendo procesados por temas similares. Uno de ellos, Ishkán Barseghian, fue sorprendido en octubre mientras un infividuo le pagaba mil dólares. El Servicio Nacional de Seguridad de Armenia distribuyó el video donde se veía la recepción de la suma en un paso subterráneo de Ereván. Sin embargo Barseghian, que sirvió en un tribunal de la capital por más de dos décadas, se declaró inocente durante su procesamiento en abril.

Otro juez, que trabajaba en la corte inferior de las provincias de Ararat y Vayots Dzor, fue acusado de recibir una coima de seiscientos dólares el mes pasado.

A pesar de haber tenido fuertes cambios estructurales en las últimas dos décadas, el sistema judicial armenio sigue siendo considerado por muchas personas como corrupto y altamente dependiente del gobierno. Un exdefensor de derechos humanos en Armenia, Karen Andreasian, destacó el problema en un informe en 2003, en el que acusaba a los jueces de aceptar sobornos de forma rutinaria.

Este documento, basado en entrevistas confidenciales con abogados, jueces y fiscales, señalaba directamente a la Corte de Casación, el órgano supremo de justicia penal del país. Tanto el tribunal como el organismo gubernamental que supervisa al poder judicial rechazaron estas acusaciones.

Yervant Varosian, conocido abogado defensor, insistió el martes en que el soborno entre los jueces armenios sigue siendo generalizado. “Pocas personas en el sistema judicial no son deshonestas”, comentó Varosian a Azatutyun.am. Además afirmó que solamente la aplicación de cambios radicales en el poder judicial pueden erradicar estas prácticas ilegales.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora