Noticias en idioma armenio

Nivel Secundario: Tiempos de egreso

Colegio Armenio Jrimian

jrimian-1Despedirse es cosa seria. Eso lo sabemos quienes año a año recibimos jóvenes de otros niveles educativos y a la vez colaboramos en el egreso de quienes ya cumplen un ciclo.

Y creemos que hay ciertas actividades, tradiciones, “ceremonias” que ayudan a cerrar etapas, a evaluar los caminos recorridos y a egresar con la cuota de alegría, de angustia y de expectativa necesarias para valorar lo aprendido y para tomar fuerzas para abrir nuevas puertas.

En el nivel Secundario consideramos que hay pasos cotidianos que acompañan a nuestros jóvenes a egresar de la mejor manera posible.

Es así que el proyecto de Murales en las paredes del colegio está destinado a 6° año del nivel Secundario, su participación en el Café literario y en De un 24 a otro 24 es protagónica.

Pero cuando promedia noviembre la despedida se huele en el aire: cierre de materias, palabras y abrazos de profes, mensajes, todo eso cobra especial atención.

Hay dos actividades que ya son tradición para egresar en Jrimian: participar del proyecto Almuerzo de despedida y arriar todos juntos las banderas el último día.

jrimian-2El almuerzo de despedida es una tarea coordinada por el profesor Rubén Dorumian, quien en medio de la actividad diaria propone a los alumnos de 6° año cocinar alguna comida armenia para todos los compañeros del nivel Secundario.

Ese día, no comen la comida que habitualmente cocina nuestro cocinero, sino que son los egresados quienes cocinan para el resto. Nutren a los otros, porque son los más grandes y ya están preparados.

Cuidan a los otros, comparten algo hecho colectivamente, enseñan cómo lo armenio puede legarse. Dejan la posta. Así, preparan ingredientes, “invaden” la cocina para amasar, son acompañados en esta aventura por el profe coordinador y otros que quieran sumarse, además del personal de la cocina que colabora siempre.

A la hora de comer salen los platos al gran comedor y se invita a quedarse a los profes. La sobremesa tiene como actividad un juego que preparan los chicos junto al profe Carlos Garcete y al que se juega por mesas, un bingo musical o de películas. Se crea un clima de fiesta, porque nutrir, despedir y agasajar es una fiesta.

¿El final? Palabras espontáneas de los egresados quienes entregan “oficialmente” la mesa que habitualmente usa 6° a sus compañeros de 5°, agradecimientos, felicitaciones, y muchísimo cariño de todos que va acompañandola despedida.

Esta tradición se complementa con el arrío grupal de nuestras cuatro banderas el último día de clase. Todos observamos esa ceremonia, y ellos, emocionados, la llevan adelante en silencio.

Empiezan a ser ex alumnos, sólo eso. Porque a Jrimian siempre se vuelve.

 

                                                                                         Sandra Raubian

                                                                                         Directora Nivel Secundario

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora