Noticias en idioma armenio

Nosotros, los periodistas de los medios comunitarios

Opinión

Quiero armenian-media-newspapersrendir un homenaje a todos los esforzados hombres y mujeres de la comunidad argentino-armenia que desde principios del Siglo XX dedicaron en Sudamérica horas incontables, se sacrificaron para dar vuelo a sus sueños con fervor, para intercomunicarnos mediante la noticia, la cultura y sobre todo, manteniendo, desde las ideas y los valores compartibles de cada uno, reclamando justicia para la Causa Armenia y trabajando por los derechos de toda la humanidad.

A muchos de ellos los pude conocer y tratar. También hoy tenemos colegas admirables que con cada edición, cada programa y cada contenido buscan ennoblecer los medios y las redes sociales, para acercamos más al día cuando publiquemos la noticia justiciera anhelada.

En este año del Centenario del Genocidio Armenio planteo algunos temas de interés general para debatir acerca de este querido oficio, que abre espacios para acercar entre sí a los lectores/navegantes, los anunciantes y los colegas; lo que tiene mucho que ver con un futuro mejor para la comunidad.

Tratando de iniciar un intercambio de ideas pienso que en la historia de los medios es indiscutible el carácter fundacional de las publicaciones periódicas gráficas, con las posibilidades de consulta que brinda y la generación sistemática de noticias que alimentan al resto de las redes sociales. Muchas veces hablamos de entendimiento entre colegas, para lograr mejores productos y razonables facilidades para nuestra tarea profesional. Mientras buscamos lograr las coincidencias mínimas y puntos de partida, hablaré de algunas cuestiones que se podrían y otras que se deberían acordar para el bien de todos los argentino-armenios, sobre todo en este año del Centenario.

Los medios y redes comunitarias merecen recibir de las instituciones en particular, y de la comunidad en general, el trato igualitario y simultáneo en el suministro y manejo de la información, en el acceso a las actividades que se difunden, brindando facilidades a la acción de los cronistas. También deben recibir el mismo trato e información igualitaria y simultánea que la brindada a otros medios nacionales y/o comunitarios de la Argentina y del exterior.

Es recomendable que las instituciones acrecienten la preparación de los directivos y dotación técnica de los directivos, empleados y colaboradores encargados de difundir sus actividades a realizar y realizadas.

La mismas consideraciones interesan a los niveles protocolares y diplomáticos que involucran a los argentino-armenios en general y en particular.

Existen muchas otras cuestiones que pueden encauzarse con las sugerencias de lectores, oyentes, directivos y anunciantes.

Para lo dicho antes, propongo que se inicie cuanto antes un diálogo e intercambio de ideas entre los medios, para establecer coincidencias mínimas con el aporte de todos.

Desde esta columna de opinión pensamos que todos los medios pueden coordinar esfuerzos, para servir mejor a toda la comunidad.

Carlos Luis Hassassian

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora