Noticias en idioma armenio

Nueva planta de energía solar en el Lago Seván

Avanza la reconversión

paneles-solaresEreván (RFE/RL).- Un consorcio de compañías holandesas y españolas ganó una licitación internacional para la construcción de la primera gran planta de energía solar de Armenia, que se espera cueste alrededor de cincuenta millones de dólares.

La nueva planta de 55 megavatios de capacidad se construirá en Medz Masrik, una aldea ubicada cerca de la costa oriental del lago Seván, como parte de los esfuerzos del gobierno armenio por reducir la dependencia del sector energético nacional del gas natural importado principalmente de Rusia. El Banco Mundial se comprometió en 2015 a financiar la mayor parte del proyecto en forma de una subvención asignada al gobierno. La licitación resultante atrajo ofertas de dos decenas de empresas de energía de todo el mundo. Diez de ellas fueron preseleccionados para la etapa final del concurso.

El Ministerio de Energía anunció que el consorcio formado por la empresa holandesa Fotowatio Renewable Ventures y la española FSL Solar ganó la licitación al prometer el menor costo de la electricidad que se generará en la planta solar. Será más barato que la energía suministrada por decenas de pequeñas centrales hidroeléctricas dispersas por el país, dijo la dependencia oficial.

El trabajo en la planta de Medz Masrik comenzará este año y se completará a fines de 2020. Las nuevas estructuras serán mucho más poderosas que las tres pequeñas plantas solares que se construyeron en Armenia a fines del año pasado.

El ministerio agregó que también ha elegido la ubicación de otras cinco plantas solares similares que podrían construirse en los próximos años. Aumentarían la capacidad solar combinada de Armenia a al menos 120 megavatios.

A principios de este año, el gobierno armenio ratificó sus promesas de aumentar significativamente la participación de la energía hidroeléctrica y otras energías renovables en la producción nacional de electricidad. El ministro de Energía, Ashot Manukian, dijo que el objetivo del gobierno es garantizar que las fuentes renovables satisfagan al menos la mitad de las necesidades energéticas de Armenia en los próximos años.

De acuerdo con el Servicio Nacional de Estadística (SNS), las plantas hidroeléctricas representaron alrededor del 30 por ciento de la electricidad generada en el país el año pasado. En comparación, las centrales térmicas que utilizan gas tienen una participación del 37 por ciento en el total. Virtualmente la producción restante fue generada por la central nuclear de Medzamor según los datos oficiales.

Manukian citó la próxima construcción de una planta hidroeléctrica de 76 megavatios en el río Debed que fluye a través de la provincia norteña de Lori. El proyecto de unos ciento cincuenta millones de dólares está manejado por Samvel Karapetian, un poderoso empresario ruso-armenio.

Otra empresa española especializada en energías renovables, ACCIONA Energía, está explorando actualmente la posibilidad de construir grandes parques eólicos en Armenia que podrían tener una capacidad combinada de al menos cien megavatios. El premier Karén Karapetian se reunió con los principales ejecutivos de la compañía mencionada en Davos, Suiza, en enero pasado.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora