Noticias en idioma armenio

Nuevo ministro de Defensa: Vikén Sarkissian hizo importantes anuncios de su cartera

Viken-sarkissianEreván (RFE/RL y otras).- El nuevo ministro de Defensa defendió sus planes para aumentar el rol del ejército armenio en el quehacer público y económico del país, asegurando que no van a conducir a la militarización de Armenia. Vikén Sarkissian había anunciado apenas asumió el cargo que “…teniendo en cuenta el escenario regional y los desafíos políticos existentes, es algo obvio que las fuerzas armadas seguirán siendo parte de nuestra realidad cotidiana”.

Definiendo algunos aspectos de su futura gestión, el ministro agregó: “Esto significa que toda la población, no sólo el sector que sirve en las filas del ejército, debe tomar parte de los proyectos científicos, industriales, económicos o de otro tipo relacionados con las fuerzas armadas. En ese sentido, el ejército puede convertirse en una solución más que en un problema”.

“Otro componente importante es que el ejército debe pasar a ser de un simple espejo de la sociedad a integrarse totalmente a la misma. Es decir, un soldado desmovilizado deber ser mucho más patriótico, mejor educado, más fuerte y siempre preparado para el combate que antes de ser llamado a cumplir con su obligación militar”, había dicho Sarkissian durante su visita a la Asamblea Nacional de Armenia.

Al trascender estos conceptos, bastante novedosos para la sociedad armenia, algunos sectores ensayaron críticas contra los planes de Vikén Sarkissian. Con 41 años de edad, el ministro era el jefe de gabinete de Serge Sarkissian hasta su nombramiento. Algunos analistas lo critican diciendo que al ser un civil no tiene experiencia en asuntos militares.

En los días posteriores y al establecer contacto con la prensa, el titular de la cartera de Defensa reiteró que los militares deben convertirse en los motores del estado y la economía y dejar de ser una “pesada carga” en las finanzas nacionales.

“Esto no quiere decir la militarización de la sociedad”, dijo a los periodistas. “Significa que todas las estructuras del estado y la sociedad deben asignar siempre una porción de su tiempo a la defensa y la seguridad nacional”, señaló. El funcionario, de formación académica en los EE.UU. aseguró que el presidente Sarkissian y el primer ministro Karapetian comparten plenamente esta visión.

Desestimando las críticas, Sarkissian recordó que “la principal función del Ministerio de Defensa es garantizar el control civil de los militares y servir como enlace entre el ejército y las demás estructuras del estado que debieran ser movilizadas en caso de producirse una guerra… Por la tanto, el titular de Defensa debe ser un civil, no un soldado”, manifestó.

Acuerdo con Moscú

Oleg Bochkyarov, el jefe adjunto de la agencia estatal rusa que supervisa el comercio de armas con estado extranjeros también estuvo en Ereván hace pocos días. Se reunió con Vikén Sarkissian en la ceremonia de apertura de la exposición ArmHiTec. Luego, mediante una nota de prensa, Defensa comunicó que ambos funcionarios acordaron en la necesidad de un “mayor desarrollo” de la cooperación militar ruso-armenia.

Rusia ha sido durante mucho tiempo el principal proveedor de armamentos al ejército de Armenia. En el reciente desfile militar que tuvo lugar en Ereván con motivo de la celebración del 25° aniversario de la Independencia, se mostraron las armas recientemente adquiridas, entre ellas el sistema de misiles Iskander, cuestión que motivó el particular enojo de Bakú.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora