Noticias en idioma armenio

Otra empresa estadounidense planea invertir en el sector energético

Nueva planta hidroeléctrica

contrato energíaEreván (RFE/RL).- Una compañía estadounidense anunció días atrás su intención de participar en el plan de construcción de una gran planta hidroeléctrica en Armenia, iniciado por el empresario multimillonario ruso-armenio Samvel Karapetian.

Lok Home, presidente de Robbins Company con sede en Ohio, y un alto ejecutivo de una compañía de Karapetian, firmaron un acuerdo en una ceremonia a la que asistieron el ministro armenio de Energía Ashot Manukian y el embajador de Estados Unidos en Ereván, Richard Mills.

La instalación de 76 megavatios se construirá en Shnogh, sobre el río Debed que fluye a través de la provincia de Lori, en el norte de Armenia, veinte kilómetros al sur de la frontera con Georgia. Desde la cartera de Energía elogiaron el desarrollo de la misma y expresaron que fortalecerá la “seguridad energética” del país.

El gobierno armenio había dado luz verde a la construcción de la planta a principios de agosto, en lo que será el primer proyecto empresarial lanzado por Investors Club of Armenia (ICA), un fondo de inversión creado por el mismo Karapetian en enero.

Por su parte, la empresa Robbins, que es uno de los principales fabricantes mundiales de túneles gigantes, posee una participación minoritaria, pero considerable, en este programa. Según comentaron las autoridades, intervendría esencialmente en una construcción subterránea de 22 kilómetros de extensión, que formaría parte de la planta.

Hasta el momento, ICA se ha comprometido a invertir  22,5 millones de dólares, sobre un total de 150 millones que cuesta la obra. El dinero restante se espera provenga de otros inversores privados o de instituciones crediticias internacionales. Según una fuente cercana, la construcción dependerá directamente  de que los resultados de un estudio de factibilidad independiente a realizarse en los próximos meses sean positivos.

“Este es el primer paso para aumentar el volumen de energía producida por nuestras fuentes renovables nacionales”, comentó Manukian durante la ceremonia. En tanto, según dijo, el gobierno tiene como objetivo aumentar a un 50% anual la participación de la energía hidroeléctrica en la producción local. Cabe destacar, que en la última década esta proporción ha pasado del 20 al 30%.

El funcionario también enfatizó la importancia de la participación norteamericanaen el sector energético armenio: “Confío en que nuestros proyectos de inversión se multiplicarán pronto, incluso a través de la participación directa del embajador”.

A su vez, Mills también habló en el evento y calificó el acuerdo preliminar entre Robbins y el operador de la planta como un importante “logro” de las relaciones entre ambas naciones. El enviado declaró en junio que las empresas energéticas de EE.UU. podrían invertir miles de millones de dólares en generación de energía si las autoridades de Ereván abren la competencia. “Armenia tiene un gran potencial para el desarrollo de energía renovable y las compañías estadounidenses están mostrando un gran interés en venir aquí a desarrollarlo”, añadió.

Una firma norteamericana, ContourGlobal, ya está involucrada en este sector en Armenia, ya que compró el complejo hidroeléctrico más grande del país hace dos años. De hecho, el gobierno de Estados Unidos apoyó firmemente la adquisición de 250 millones dólares del complejo hidroeléctrico de Vorodán.

Por otro lado, las empresas estatales rusas todavía tienen una presencia mucho más fuerte en esta área. Son los principales proveedores de gas natural y combustible nuclear de Armenia.

 

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora