Noticias en idioma armenio

Resumen semanal: Sergey Lavrov dijo que “Armenia es un socio clave para Rusia”

Tensiones en las fronteras de Armenia, Artsaj y Azerbaiyán. Declaraciones del Canciller de Rusia sobre Armenia. Movilizaciones y represión en Tavush.

La odisea entre Armenia y Azerbaiyán recopiló algunos capítulos más con hechos desafortunados en las líneas de contacto. Esta vez, los ataques ocurrieron en la región de Najicheván y el régimen de alto al fuego quedó bajo tierra otra vez. Como si fuera poco, uno de los disparos dirigidos a las tropas armenias atacó la terraza de una vivienda del pueblo armenio Yelpin.

Al tono con la frecuente respuesta bélica de Azerbaiyán en torno al conflicto de la soberanía de Artsaj, el Monitor de Asistencia de Seguridad de Estados Unidos anunció que la administración de Donald Trump incrementó a 100 millones de dólares el presupuesto destinado a Azerbaiyán en el periodo 2018-2019. Una suma significativamente superior a los fondos provistos en años anteriores. Más allá de que la acaudalada suma se designaría para conseguir una mayor presión sobre Irán y controlar sus líneas de contacto, las implicancias sobre Armenia son evidentes. Implicancias negativas, por supuesto; particularmente, teniendo en consideración que el monto asignado por Estados Unidos para la parte armenia en asistencia de seguridad es abismalmente inferior (4,2 millones de dólares en 2018). Y se espera un declive mayor para este año (2,8 millones de dólares).

Por su parte, el responsable del departamento de relaciones públicas del presidente azerí Hikmet Hajiyev emitió algunas declaraciones en el Instituto Chantham House de Londres respecto a las relaciones de su país con Armenia. En primera instancia, confesó que Bakú estaba confiado que el arribo del primer ministro Nikol Pashinyan al gobierno de Armenia cambiaría las fichas del juego en relación al conflicto de Artsaj, pero el proceso se ha limitado a idas y vueltas sin llegar a ningún acuerdo. Varias de las preguntas que los especialistas presentes en el encuentro le hicieron a Hajiyev giraron en torno a la cuestión de Artsaj; sin embargo, las respuestas no fueron más que una evasión de la realidad del conflicto y un inventario de recriminaciones a Armenia, calificada como la parte no constructiva de la mesa de negociaciones.

Por otro lado, Pashinyan también hizo sus declaraciones alrededor del polémico asunto. “Nosotros nos esforzamos por tener resultados claros en las negociaciones, pero ¿por qué no los conseguimos? Cuando pretendo describir la situación a los representantes de la comunidad internacional sobre porqué no hay avances en las negociaciones, les digo que se debe sólo a una razón. Cuando fui electo Primer Ministro de Armenia, anuncié en la Asamblea Nacional que cualquier solución para Artsaj debía ser aceptable para los pueblos de Armenia, Artsaj y Azerbaiyán. Esta fue una declaración sin precedentes, ya que ningún líder de la República de Armenia jamás había manifestado que cualquier solución debía ser aceptada por el pueblo azerí”, dijo Pashinyan. Al respecto, el mandatario argumentó que la inexistencia de progreso en las negociaciones se debe al hecho de que el presidente de Azerbaiyán evitará por todos los medios expresar lo mismo. “Y hasta que ello no ocurra, las negociaciones no serán productivas”, aseveró el Primer Ministro.

En cuanto a las unidades militares, que desenvuelven un papel clave en esta cuestión, esta semana se realizaron ejercicios educativos con el objetivo de evaluar la preparación militar de los soldados, sus responsabilidades funcionales y los conocimientos profesionales para aplicarlos cuando las circunstancias lo requieran.

Por su parte, el Primer Ministro visitó la unidad militar de Armavir junto al ministro de Defensa Davit Tonoyan y el general Artak Davityan. Una vez allí, Pashinyan chequeó los trabajos de construcción de la sede y se reunió con los militares. Durante el encuentro, realizó una evaluación de la alimentación de los soldados compartiendo el almuerzo con ellos.

Más allá de que las noticias de Artsaj suelen pasar por el filtro de la realidad recortada de los medios de comunicación en torno a los senderos que toma la odisea con los vecinos azeríes, cada metro cuadrado de este territorio también está ungido en acontecimientos positivos que contribuyen al desarrollo del estado artsají. Las estadísticas de nacimientos del primer semestre del 2019 emitidas por el Ministerio de Salud de Artsaj anunciaron que en el periodo mencionado nacieron 925 bebés de los cuales 781 se registraron en Stepanakert, 80 en Martakert, 47 en Martuni, 16 en Hadrut y 1 en Shahumyan.

Si dudas caben, Artsaj no es un conflicto. Es una república.

Lavrov sobre Armenia

En línea con la política exterior de Armenia, las declaraciones del ministro de Asuntos Exteriores de Rusia Sergey Lavrov movilizó un tanto el suelo arenoso de las relaciones internacionales del país. En una entrevista con el diario ruso “Argumenti I Fakti” manifestó que su país no es indiferente a los procesos políticos de Ucrania, Georgia y Armenia, ya que constituyen pueblos fraternales con los cuales mantienen relaciones con una larga historia, incluyendo el hecho de haber vivido bajo un mismo Estado.

Según el Ministro, el occidente entendió al colapso de la URSS como la llegada del fin de la historia y hoy siente el derecho de interferir en los asuntos de los Estados a los fines de controlar los procesos políticos internos. Aseguró que Ucrania es un ejemplo evidente de esta intromisión.

Sin embargo, según su opinión, la situación de Armenia es diferente. “Armenia es un socio clave para Rusia en el Transcáucaso”, enfatizó Lavrov; y justificó su afirmación prendiéndose de la intensidad de las relaciones estratégicas entre ambos países en torno al diálogo político, la cooperación parlamentaria y los vínculos en el ámbito internacional. A su vez, destacó que Rusia es el principal socio económico de Armenia y sus lazos bilaterales en materia educativa, cultural, técnico-militar y de inversiones se encuentra en un estado de desarrollo dinámico.

Movilizaciones en Tavush

El asunto candente de la semana en materia doméstica giró en torno a las protestas por parte de los trabajadores vinculados a la industria de la madera en la ciudad de Ijevan. La ciudad de origen del primer ministro Nikol Pashinyan fue epicentro de una movilización frente a la sede de gobierno de Tavush. La modalidad seleccionada fue el corte de la ruta M4 (camino de conexión Armenia-Georgia) que derivó en una infinita línea de vehículos bajo el son de las bocinas orquestadas por los conductores cuya paciencia había llegado a su límite.

Los trabajadores ilegales ocupados con la venta de leña elevaron sus voces en contra del excesivo costo de metro cúbico de madera. El enfrentamiento entre protestantes y policías desequilibraron el escenario. Alrededor de 20 ciudadanos fueron detenidos. Sus familiares se unieron a la protesta en reclamo de su libertad. Los casos penales se pusieron en marcha, para ello se creó un grupo de investigación a los fines de dilucidar las circunstancias de los casos en profundidad. Los motivos de las detenciones giraron en torno a la perturbación del orden público, el vandalismo y la actitud violenta.

Al atardecer, el gobernador de Tavush Hayk Chobanyan estuvo presente en la zona problemática y se rodeó de ciudadanos desbordados de preguntas sobre su destino laboral. Bajo la condición de abrir la carretera obstaculizada por los protestantes, Chobanyan presentó la posibilidad de adquirir un metro cúbico de tronco de árboles derribados a causa del viento a un precio significativamente menor al actual (aproximadamente 12 dólares, lo que ofrecieron luego de las protestas, sobre 33 dólares, el precio que pagaban) en condiciones de completa legalidad. Al culminar el día, el Gobernador, con aspecto cansado, realizó una transmisión en vivo a través de su cuenta de Facebook donde agregó que desde la gobernación de la provincia se abrirán nuevos puestos de trabajo a los que pueden aplicar los ciudadanos disconformes o afectados por las condiciones de anormalidad de este rubro. Respecto a esto, según el ministro de Administración Territorial e Infraestructura Suren Babikyan en la sesión semanal de gobierno, 200 puestos fueron ofrecidos a los manifestantes, pero no hubo respuesta. Una de las compañías con las cuales el Gobernador de Tavush acordó sobre la contratación de nuevos trabajadores fue la empresa constructora Ararat Janshin, con intenciones de atenuar la actual carencia de mano de obra para realizar trabajos de construcción de carreteras.

El mensaje en contra de la tala ilegal, fue reiterado no sólo por el Gobernador de Tavush, sino también por el primer ministro Pashinyan quien destinó varias de sus declaraciones públicas para expresarse en contra de esta protesta. “Detendremos la tala ilegal con toda determinación. Los responsables de los hechos de ayer, así como los encargados de la tala ilegal, deben ser castigados estrictamente”, manifestó. Al día siguiente, algunas mujeres se acercaron a la sede de gobierno para recibir respuestas sobre el paradero de sus hijos y esposos detenidos. Chobanyan salió en respuesta a sus reclamos, pero no tardó en levantar la voz aseverando que no permitirá que nadie contraríe los objetivos de la revolución en contra de la injusticia y la corrupción. Ofuscado, marcó el fin de la discusión y se retiró de la sala dejando a los ciudadanos presentes sin respuesta. Más tarde, las declaraciones del Gobernador sobre las protestas hicieron hincapié en que el grupo de manifestantes era reducido en cantidad e intrascendente en calidad, por lo que no representaba a la comunidad de Tavush. Se encontraba en medio de una lucha por minimizar el conflicto social, catalogando a los manifestantes como insignificantes en número y representatividad. Luego de entrar a la manifestación, discutir con los vecinos a viva voz y convertirse en la noticia doméstica de la semana más importante del país, ocultó la tensión social reinante. Y aquí no pasó nada. A raíz de los hechos, se realizó una consulta encabezada por el director del Servicio de Seguridad Nacional de Armenia, Artur Vanetsyan, con la presencia de representantes de las comunidades de Tavush. Según Vanetsyan, el objetivo del encuentro fue brindar soluciones a la problemática. En este sentido, aseguró que Tavush es una región particular por sus bosques y sus árboles pueden ser utilizados de maneras más eficientes en lugar de ser convertidas en combustible. Avanzado su discurso, dio cuenta de que los bosques de la región pueden constituir áreas de turismo exclusivo y que el gobierno ha iniciado proyectos de turismo forestal mediante el establecimiento de zonas de recreación en diferentes espacios forestales.

Betty Arslanian
Corresponsal en Ereván
beatrizarslanian@gmail.com

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora