Noticias en idioma armenio

Retazos de historia: Entrevista a la artista plástica Gladys Apkarian

Galdys-1La muestra de Gladys Apkarian rescata retazos de manteles que alguna vez fueron tejidos por mujeres armenias y los resignifica junto con su historia. El objetivo: perpetuar la memoria y la cultura armenia.

Puede visitarse en la Asociación Cultural Armenia hasta el lunes14 de marzo

Azeghnakordz significa “trabajo con aguja”, una labor manual ancestral que se trasladó de generación en generación entre mujeres armenias. Gladys Apkarian, profesora de Dibujo integrante de la Comisión de Arte de HOM, se propuso recuperar esas telas con tanto valor simbólico y reutilizarlas en una muestra de arte collage que está expuesta en la sede Eduardo Seferian de la Asociación Cultural Armenia.

Comenzó con material donado por su abuela materna, Levonik Bochgezenian, que data de fines del siglo diecinueve y, luego, continuó con telas que le fueron acercando distintas mujeres armenias, en su mayoría provenientes de familias de Aintab.

Galdys-2Estos retazos remiten a la historia y la cultura armenia, a aquellas manos que atravesaron y superaron, o no, el Genocidio Armenio; hacen referencia al pasado que se ancla en el presente con la esperanza de perpetuarse con otras formas.

Así pensó Apkarian esta exposición que podrá visitarse hasta el lunes 14 de marzo con una visión optimista de lo que cada uno puede hacer con su historia. “Con este trabajo estoy haciendo trascender la función del objeto-mantel, para volverlo un hecho estético. Estoy resignificando esos trozos de historia y a la vez resignificando mi propia historia”, comienza la artista plástica.

En la planta inferior de su casa la familia Apkarian tenía un negocio de telas y éste fue el primer contacto de Gladys con ese universo: “Recuerdo que no nos permitían demasiado bajar al local, pero cuando lo hacía quedaba encantada con todos esos colores, texturas y formas. Hoy me gusta el hecho de poder revivir estos retazos de broderie, encajes, puntillas viejas, en desuso, y que no queden como cosas muertas.

Galdys-3Que esa parte de la cultura armenia siga viva”, asegura. Por eso, otros de los elementos que persisten en la obra son partituras antiguas, muchas donadas por su suegra María Hagopian, y trozos de antiguas ediciones del Diario Armenia.

El violín es otro tema que se reitera en sus obras; Gladys estudió el instrumento de pequeña hasta ingresar en el Profesorado Nacional de Dibujo. “En la muestra estoy hablando de mi identidad. Son trozos de historia, de diarios, de telas, de música. Los violines, y la música en general, para mí trascienden los peores horrores y por eso están incluidos”, explica.

Muchas de estas obras e iniciativas toman forma también en el marco de la Comisión de Arte de HOM de la que es parte desde su fundación bajo la iniciativa de Rita Adjemian, en la que todos los martes se reúnen. “Desde ahí realizamos pequeñas obras y artesanías que vendemos a beneficio de la Casa de Descanso O. Bodourian – O. Diarbekirian”.

Dedicada desde 2002 a la colectividad, Gladys Apkarian, también, contribuye con los colegios armenios que la convocan. Por ejemplo, todos los años realiza actividades adecuadas a las distintas edades de los alumnos, en el Mes de la Cultura, con el objetivo de preservar y trasmitir la cultura armenia a través del arte.

Galdys-5Este año, convocada por la Asociación Cultural Armenia, no dudó en aportar su arte para hablar de la memoria, la historia y el Genocidio a través de sus collage desde una mirada fresca: “No vivo el Genocidio desde el rencor.

Estoy agradecida de que mi familia haya podido escapar y lo haya superado. Y, desde mi lugar, desde el arte poder perpetuar la cultura, aquello que nos dejaron, resignificarlo, volverlo a la vida”.

Entrevistó Luciana Aghazarian

 

 

 

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora