Noticias en idioma armenio

Rusia podría disminuir su provisión de armas a Azerbaidján

Azerbaijan_armasEreván (RFE/RL).- Un alto legislador ruso insinuó en Ereván esta semana que su gobierno puede modificar la cantidad de sus suministros armamentísticos a Azerbaidján en vista de las preocupaciones locales tras los intensos combates en Nagorno-Karabagh.

Armenia, que alberga una base militar rusa y es miembro del pacto de defensa encabezado por Moscú, protestó severamente luego de la guerra de abril de 2006, ya que durante ella Bakú utilizó parte de su arsenal ofensivo comprado a Rusia.

En aquella ocasión, cerca de un centenar de soldados armenios fueron muertos y decenas resultaron gravemente heridos en los enfrentamientos que desencadenaron protestas en Ereván contra Rusia, el principal proveedor de armas del régimen de Ilham Aliev.

Según diversas fuentes, desde 2011, Azerbaidján adquirió a su vecino del norte hasta cuatro mil millones de dólares en armas, incluidas algunas de tipo más moderno. El presidente Serge Sarkissian planteó el tema poco después del cese de las hostilidades en 2016, cuando recibió al primer ministro ruso, Dimitri Medvedev. En aquel momento hizo hincapié en que Azerbaidján utilizó las armas rusas también contra civiles armenios en Nagorno-Karabagh.

“Estoy seguro de que ustedes saben que el hecho de que el lado azerí haya usado en su totalidad las armas que compró en el último tiempo, ha provocado una fuerte reacción en Armenia”, les expresó a los representantes rusos el mandatario en ese momento.

Los principales funcionarios rusos, incluido el presidente Vladimir Putin, han defendido la provisión de suministros bélicos a Bakú, indicando que un país rico en petróleo como este podría haber comprado armas en cualquier otro mercado. También señalaron que Rusia también vende armamento a Armenia a precios reducidos o incluso se lo entrega de forma gratuita, lo que, según Moscú, mantiene el equilibrio militar en la región.

serge-KosachevKonstantin Kosachev (en la imagen junto al presidente Sarkissian), presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara Alta del parlamento de Rusia -el Consejo de la Federación-, fue cuestionado sobre el asunto durante su visita a Ereván encabezando una delegación de aquel país.

Durante una conferencia de prensa en la Asamblea Nacional, los periodistas le recordaron al senador ruso detalles de una declaración de Putin en septiembre, acerca de que la decisión de Estados Unidos de suministrar armas a Kiev no contribuía a la resolución del conflicto en el este de Ucrania.

“Rusia está cumpliendo sus contratos (con Azerbaidján) que concluyeron antes de abril de 2016, y estamos obligados a hacerlo de conformidad con las disposiciones de los mismos. Pero esta era la situación que existía hasta ese momento, y de acuerdo con la información que poseo, no se renovará en el futuro en esta escala. Por supuesto que reaccionamos a la situación que ocurrió en abril de 2016. No hay dudas sobre eso”, dijo Kosachev.

El jueves, el viceministro de Relaciones Exteriores de Armenia, Shavarsh Kocharian, confirmó que el asunto de estas ventas había sido discutido entre Ereván y Moscú. “Solo puedo decir que el hecho de que Rusia tome medidas a partir de los acontecimientos de abril puede ser bien recibido”, dijo en respuesta a la pregunta de RFE / RL.

El Instituto Internacional de Investigación de la Paz de Estocolmo, conocido por su investigación sobre armamentos en todo el mundo, publicó recientemente un informe que reafirma a Rusia como el principal proveedor de armas de Azerbaidján. El organismo con sede en Suecia dijo que el país eslavo representó el 65 por ciento de las importaciones de armamento azeríes entre 2013-2017.

Richard Giragossian, director del Centro de Estudios Regionales con sede en la capital armenia, dijo por su parte que mediante esta continua entrega de armas, Rusia resuelve también gran parte de sus problemas económico-financieros.

“Existen importantes incentivos financieros para que Rusia continúe suministrando armas ofensivas modernas a Azerbaidján”, dijo el especialista, agregando que las quejas de Armenia a Moscú serán ineficaces mientras Rusia siga involucrada con Bakú. Desde este punto de vista, dijo el analista, la reforma militar en Armenia y sus lazos militares con China y los países occidentales se vuelven “incluso más importantes que antes”.

Junto con Estados Unidos y Francia, Rusia es mediador en el proceso de solución del conflicto de Nagorno-Karabagh, como parte de la copresidencia del Grupo de Minsk de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora