Noticias en idioma armenio

Siguen cayendo las remesas del exterior y se complica la economía armenia

Sostenido declive

dolar-tramEreván (RFE/RL).- Las remesas de dinero que envían regularmente los trabajadores armenios en el extranjero a sus familiares en Armenia siguen disminuyendo mes a mes, dificultando en extremo el crecimiento económico del país. Los datos provistos por el Banco Central de Armenia indican que en el período enero-septiembre de 2016 se transfirieron cerca de 1.100 millones de dólares, marcando un descenso interanual del orden del 11 por ciento.

Ya en 2015 la caída había sido abrupta pues de 2.120 millones de dólares enviados en 2014, ese año se habían recibido casi 500 millones menos, situación motivada por la grave recesión que atravesaba Rusia, destino desde donde llegan la mayoría de los aportes económicos.

Analizando las remesas de 2016 se puede inferir que sigue siendo Rusia el mayor aportante de las transferencias. La disminución de fondos parece ser el motivo principal de la reducción del 3,4 por ciento de las ventas minoristas en el mismo lapso de tiempo, siempre de acuerdo a las fuentes oficiales.

El contraste lo marca el aumento del veinte por ciento registrado en las exportaciones de Armenia registrado por el Servicio Nacional Estadístico, también entre enero y septiembre de 2016. En ese contexto, las exportaciones a Rusia crecieron un 55% llegando a 260 millones de dólares.

Las autoridades armenias prevén un modesto crecimiento de entre un 2 y 3 por ciento este año. El ministro de Finanzas, Vartán Aramian, reconoció en octubre pasado que para Armenia esa tasa de crecimiento es demasiado baja como para esperar una mejora en la calidad de vida de su población.

En tanto el primer ministro Karén Karapetian anunció públicamente que espera que la economía crezca al menos un 3,2 por ciento en 2017. El funcionario dijo que el contexto económico mundial desfavorable y la “pasividad económica” que se observa como resultado de la antesala de las elecciones parlamentarias del año próximo conspiran seriamente contra ese objetivo. “Haremos todo lo posible para garantizar que ese meta sea cumplida”, aseguró en la Asamblea Nacional de Armenia.

En la oposición, el economista Vahakn Khachatrian, que responde al Congreso Nacional Armenio (HAK), cuestionó esa proyección en vista de la evidente caída de los ingresos por remesas del exterior. En su análisis también ofreció un sombrío panorama de la situación económica de Rusia y los precios internacionales de los metales no ferrosos que produce Armenia, uno de sus mayores productos de exportación.

En tanto, el FMI publicó en octubre un informe que señala que la economía rusa puede volver a crecer en 2017 un 1% y coincidió con el pronóstico de Karapetian en estimar en 3,4 % el aumento del PBI armenio.

La economía rusa se contrajo un 3,7 por ciento en 2015 debido principalmente a la caída de los precios del petróleo y las sanciones internacionales que limitaban el acceso de Rusia a los mercados financieros internacionales. El FMI espera que se contraiga alrededor de un 1 por ciento este año.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora