Noticias en idioma armenio

Suicidios de soldados: el gobierno es reticente en dar la información a los medios

Preocupante

SoldadosEreván (Hetq).- El cuerpo del capitán Andranik Mkrtchyan, miembro del ejército armenio, fue encontrado el domingo 20 de agosto en su oficina de una base militar no revelada con una herida de bala en el mentón. Un día después del hecho el Comité de Investigación calificó al incidente como un suicidio.

Este es el tercer miembro de esta fuerza que se quita la vida en un mes. Los dos anteriores fueron Vartán Melkonyan, descubierto el 23 de julio, y Abas Sloyan, encontrado el 14 de agosto.

Cada año, en promedio, hay diez muertes de personal militar en Armenia y Artsaj que son catalogadas como suicidios. Este tipo de noticias son reportadas inmediatamente por los ministerios de Defensa de ambos países. Sin embargo, poco después, estos mismos organismos crean obstáculos para que los medios de comunicación no profundicen en tales casos.

Según informan especialistas, mantener en secreto los nombres de soldados que se quitan la vida es una maniobra ilegal. Con el objetivo de obtener más detalles, la agencia de noticias Hetq escribió a varios organismos estatales como el Ministerio de Defensa, el Comité de Investigación, la Fiscalía y la Policía. Sin embargo los pedidos fueron denegados, argumentado que formaban parte de un secreto personal, sin brindar de esta manera, casos penales iniciados, lugares de residencia o nombre de los soldados.

Los organismos encargados de hacer cumplir la ley le dijeron a Hetq que los datos de los soldados sólo podían ser proporcionados con el permiso de sus padres (o de los parientes más cercanos). Algo raro ya que el objetivo primario es encontrar a los padres de los soldados para escribir historias de los mismos, así como las conclusiones de las investigaciones criminales.

La ley de Secreto de la Información Personal es la figura legal bajo la que se sostienen estos ocultamientos. Sin embargo esta misma normativa establece que la información personal se puede recolectar sin permiso de parentesco si tales datos incluyen el nombre, género, fechas de nacimiento y la muerte de la persona en cuestión. De esta forma, la Fiscalía, refiriéndose a esta ley, sólo podía haber retenido el lugar de residencia e información sobre el caso judicial, pero nunca los nombres de los soldados.

ara_ghazaryan

El abogado Ara Ghazaryan  (foto) argumenta que la Fiscalía también debe considerar el objetivo de los medios de comunicación al momento de solicitar dicha información y si la difusión de estos datos es o no de interés público.

Según explica el profesional, el público quiere saber por qué los soldados que sirven en el ejército aparecen muertos y por eso esta información sobre las causas de los suicidios, incluso si los familiares se oponen, puede llegar a ser divulgada.

Secreto de estado – ¿Cuántos suicidios hay en el ejército?

La cantidad de fallecimientos por voluntad propia también fue uno de los puntos que se incluía en el pedido. El Comité de Investigación, agencia que realizó la indagación preliminar, respondió que los datos habían sido transferidos al Centro de Información de la Policía en abril de 2016. Sin embargo, al momento de contactar con este último órgano, se argumentaba que tales asuntos estaban fuera de su alcance.

Ante la consulta, la cartera de Defensa solicitó que se esperara un mes para brindar una respuesta, afirmando que necesitaban más investigaciones, pero al termino de diez días el pedido fue nuevamente denegado.

Solo la Fiscalía General de la Nación respondió que se dieron un total de 53 casos de suicidio que involucraban a personal de los ejércitos de Armenia y Artsaj entre 2012 y 2016. De ellos sólo 19 fueron enviados a tribunales para ser investigados.

Al respecto, Ghazaryan explica que una vez que una dependencia estatal, en este caso la oficina del fiscal, libera esos datos, estos ya no pueden ser considerados como un secreto de Estado. Además, el abogado argumenta que las respuestas brindadas por el ministerio son ilegales principalmente por dos razones: En primer lugar, debido a que la cartera publica un comunicado de prensa cuando muere un soldado, la noticia ya no es un secreto de Estado. Por otra parte, hay ciertos medios informativos donde uno puede llegar a encontrar los datos sobre tales incidentes.

“¿No escriben los periódicos que de enero a junio han muerto muchos soldados, de los cuales una gran cantidad ha fallecido en combate? Esto demuestra que no es un secreto de Estado, ya que de lo contrario, no se podrían escribir tales cosas. Es por eso que la respuesta del Ministerio de Defensa es inválida “, resumió Ghazaryan sobre estas tácticas por parte de los organismos estatales para ocultar la información.

 

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora