Noticias en idioma armenio

Turquía: WikiLeaks revela las relaciones de Erdogan y el petróleo de ISIS

erdogan fascistaRebelión.- Una reciente filtración de WikiLeaks nos permite añadir una pieza más al complejo puzle de la guerra en Siria: Una red activa de contrabando y de comerciantes de petróleo, que distribuye el crudo de ISIS a Turquía desde Siria y de Irak que se extiende a lo largo de la Ruta E90, y transporta el crudo de ISIS hasta la ciudad de Ceyhán, para finalmente llegar a otros puntos de la cuenca del Mediterráneo. Todo orquestado por Berat Albayrak, yerno del presidente turco.

El cable Berat’s Box y los intereses del yerno de Erdogan

El último cable de WikiLeaks permite relacionar los intereses petroleros de la familia del presidente de Turquía y su distribución en un gran oleoducto sobre ruedas a lo largo de todo el país. Las acusaciones que en su momento hizo el Ministro de Defensa ruso y la citada filtración, nos explican por qué la intervención de Turquía en la guerra de Siria puede ser explicada como una forma de garantizar su acceso al petróleo.

El mes pasado wikileaks liberó en torno a 57.000 correos electrónicos del yerno de Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía. El yerno del mandatario turco llamado Berat Albayrak, es además el Ministro de Energía y Recursos Naturales del país. La filtración revela la gran influencia de Albayrak en las decisiones estratégicas de Turquía y sus vinculaciones con la empresa del petróleo Powertrans. Albayrak ha estado siempre vinculado con el sector de la energía, ya que antes de ser Ministro turco era el director de Çalık Holding, un conglomerado de empresas afín al gobierno cuyos intereses se centraban en el mercado del gas y del petróleo.

La filtración ha llegado gracias a un grupo de hackers de carácter marxista, el Redhack. Los piratas informáticos han accedido a correos electrónicos de Albayrak desde el año 2000 al 2016. Los correos electrónicos más comprometedores para el Ministro de Energía turco son los que le vinculan directamente con la compañía Powertrans empresa encargada de la distribución de petróleo procedente del grupo terrorista ISIS (Islamic State of Iraq and Syria). La empresa surge en el 2011 (el mismo año que estalla la guerra en Siria) y en su página web se puede leer:

“(Los derivados del petróleo y el petróleo en sí mismo) son productos altamente estratégicos para países como Turquía que dependen prácticamente en su totalidad de las importaciones. Aunque somos una firma joven, contamos con amplia experiencia en ofrecer servicios relacionados con el crudo producido sobre todo en la cuenca del Mediterráneo”.

En noviembre del año 2011 el gobierno turco prohibió todo tipo de exportación o importación de petróleo por carretera o ferrocarril, otorgando de facto el monopolio del transporte a Powertrans, empresa que se encargó de la provisión de crudo desde Kurdistán iraquí a Turquía. Numerosas fuentes afirman que existe una red activa de contrabando y de comerciantes de petróleo, que distribuye el crudo de ISIS a Turquía desde Siria y de Irak. La cadena de suministro ilícita se extiende a lo largo de la Ruta E90, y transporta el crudo de ISIS hasta la ciudad de Ceyhán, para finalmente llegar a otros puntos de la cuenca del Mediterráneo.

De hecho, el Ministro de Defensa ruso lo apuntó en un discurso público acusando a Erdogan y su familia de estar “implicados en negocios ilegales”, refiriéndose a sus vínculos con empresas del ISIS:

“Los beneficios del tráfico de petróleo ilegal es una de las grandes fuentes de ingresos para los terroristas en Siria. Según algunos informes, ingresan en torno a 2 mil millones de dólares al año gracias a este negocio. Turquía es el principal destino del petróleo robado de sus propietarios legítimos, que son Siria e Irak. Turquía revende el petróleo. Lo más preocupante de todo esto es que el líder más importante del país y su familia están vinculados a este negocio ilegal: el presidente Erdogan y su familia”, afirmaba el ministro ruso.

Albayrak siempre ha negado sus relaciones con la compañía: “A pesar de que en el texto se reclama que mi cliente es uno de los dirigentes de la empresa, mi cliente no tiene ningún vínculo con la dicha empresa” afirma su abogado en uno de los correos filtrados por WikiLeaks. Sin embargo, las filtraciones muestran cómo a partir del año 2012 el yerno de Erdogan intercambió correos con los directivos de Powertrans, donde incluso tomaba decisiones sobre los recursos humanos y los salarios de los trabajadores.

Los intereses de yerno de Erdogan en el comercio (regular o irregular) de petróleo y sus derivados no son sólo personales, el crudo es un sector muy importante en Turquía, hasta el punto que el verdadero éxito de este país consiste en haberse convertido en un agente estratégico en el suministro de crudo a través del Mediterráneo.

El comercio ilegal de petróleo y la intervención de Turquía en la guerra de Siria

La mal llamada Guerra Civil de Siria es el diferendo armado más sangriento de la actualidad, que ya ha causado millones de desplazados internos y externos, el mayor movimiento migratorio desde la Segunda Guerra Mundial por causas de conflicto. Se inició en el año 2011, enfrentando a las Fuerzas Armadas Sirias de al-Asad contra grupos armados rebeldes conocidos en occidente como “la oposición siria”, genérico que abarca una amalgama de actores armados y que en la actualidad engloba desde el Estado Islámico de Irak a numerosas potencias como Rusia, Estados Unidos o Arabia Saudí, entre otras, todas ellas con intereses petroleros en la zona. La guerra civil Siria es una guerra internacional por el oro negro.

A medida que el conflicto avanzó, los diferentes países implicados empezaron a introducir financiación, armas e incluso a participar abiertamente en los bombardeos, apoyando unas u otras facciones y grupos. Por ejemplo, Arabia Saudí inyectó armas a los grupos disidentes entre los que se encontraban grupos del ISIS. Por su parte, Rusia siguió vendiendo armas a Al Assad, su principal comprador; EEUU armó y entrenó a grupos rebeldes; los diferentes países de la UE contribuyeron tanto vendiendo armas como bombardeando al Estado Islámico entre Irak y Siria; Turquía ha tenido una posición variable cuya coherencia estratégica puede rastrearse viendo la evolución de la guerra y las diferente fuerzas que han ido controlando la frontera norte de Siria con Turquía.

En un primer momento de la guerra de Siria, en el año 2011, Turquía se beneficiaba del suministro de petróleo de ISIS y lo distribuía en su territorio a través de la empresa Powertrans, combatía a los kurdos y armaba a diferentes grupos contra Al Assad. El petróleo de ISIS hasta ese momento recorría Turquía en un “oleoducto móvil” de camiones cisterna vinculado directamente con los negocios del yerno de Erdogan, que en su momento fueron denunciados por Rusia con todo lujo de detalles y, que ahora con la filtración de wikileaks podemos confirmar.

Turquía tiene un doble interés en la intervención: evitar la unificación en un único territorio de los tres cantones kurdos y, vinculado con lo anterior, asegurar las rutas del petróleo ilegal.

Según Rusia, el ISIS emplea 12.000 camiones transportando ilegalmente hasta 200.000 barriles de crudo diarios, parte de esta ingente cantidad de crudo llega a Turquía de la siguiente manera:

1) Ruta del Sur-Este: desde Ar Raqqah, Al-Bab, Alepo y de ahí a la ciudad turca de Aza donde era conducido al mediterráneo a puertos como el de Dörtyol o Antioquía
2) Sur-Oeste: desde Deir Ez Zor, hasta la refinería en territorio turco de Batman.
3) Oeste: desde el norte de Irak hasta el oeste de Turquía donde se producían importantes subastas para asignar el precio al petróleo.

Los avances kurdos han supuesto un grave problema en el contrabando de petróleo. El avance de los peshmerga, como se conoce a las fuerzas armadas del Gobierno Regional del Kurdistán iraquí, en sus combates contra el ISIS en la frontera de Siria con Turquía, les permitió unir dos de los tres cantones de la región de Rojava (el del oeste, Cizîr con el del centro Kobanê), poniendo en serios aprietos la vía de tráfico de petróleo Sur-Oeste.

El Gobierno turco ninguneó este avance en los medios de comunicación pero, de facto, se vio obligado a reforzar las otras dos rutas. En agosto del 2016 las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) -una alianza que incluye a kurdos entre otros y que están apoyadas por EEUU- rebasaron la zona del río Éufrates hacia el oeste y trataron de llegar hasta Al-Bab en Siria. Con esta ofensiva estuvieron a punto de unir los tres cantones kurdos, el de Cizîr y Kobanê junto con el de Efrîn situado al Este, lo que cercenaba la vía Sur-Este de abastecimiento de petróleo, más cercana al Mediterráneo, algo intolerable para Turquía.

Turquía reaccionó con una virulencia inusitada lanzando la operación “Escudo del Éufrates” que traza una línea desde Turquía hasta la ciudad de Al-Bab, más allá de Alepo. Esta operación se realizó junto con otro grupo financiado también por EEUU. Una operación que aseguraría la vía de acceso al ansiado petróleo sirio mientras la intervención se justificaba ante la comunidad internacional como un decidido combate contra el terrorismo. Erdogan puntualizó que en su lucha contra los terroristas, además del ISIS, incluía a las milicias kurdas Unidades de Protección Populares (YPG).

Lo que se preconiza como uno de los principales motivos de la guerra de en los medios de comunicación de masas como una lucha contra el terrorismo no es sólo eso. Existen multitud de razones vinculadas al oro negro donde los distintos actores bélicos se entrelazan en una lucha de intereses. Lo único que comparten es la escasa importancia que dan a la muerte o al desplazamiento de millones de personas para conseguir el preciado material: el petróleo.

A la luz de las acusaciones de Rusia, ahora confirmadas con la nueva filtración de WikiLeaks, la posición de Turquía respecto al conflicto Sirio ha consistido en beneficiarse del tráfico de petróleo de ISIS, así como combatir a los grupos Kurdos para evitar perder el control de su frontera con Siria. Paradójicamente Erdogan se ha presentado ante la opinión pública como un luchador contra el terrorismo, cuando en realidad su verdadero interés era controlar el paso del petróleo que desde Siria se introduce a Turquía y desde el Mediterráneo al mercado mundial.

*Christian Orgaz. Observatorio de Racismo Institucional (RAIN)
*Genoveva López. El Salmón Contracorriente

 

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora