Noticias en idioma armenio

Un nuevo camino para el Fondo Armenia

Las nuevas autoridades del Fondo Nacional Armenia realizaron el 18 de junio su 28º Asamblea anual en Ereván, la primera desde su asunción. La reunión contó con la presencia de la delegación argentina y del resto de los países que conforman el organismo.

El encuentro estuvo presidido por el primer ministro Nikol Pashinyan, el presidente de Artsaj Bako Sahakyan y el presidente de Armenia Armen Sarkissian, quien a su vez es el presidente del consejo administrativo del organismo.

La promesa de nuevas ideas y una mayor transparencia fueron los puntos centrales de esta nueva junta directiva que asume luego de haber sido removido el anterior director ejecutivo, Ara Vardanyan. Ante estos cambios, el presidente del Fondo Armenia Argentina, Alex Kalpakian, quien participó de las reuniones junto con Osvaldo Kullahian, expresó: “Lo que sucedió el año pasado y que afectó al Fondo Armenia no quiere decir que todo lo que se hizo haya estado mal. Sin dudas hay muchas cosas por observar y creo que está la intención de prestar especial atención a la evaluación, al monitoreo y a la transparencia”.

Durante la reunión, tanto Pashinyan como Sarkissian hicieron especial referencia a esta necesidad de cambios dentro del organismo, sobre todo desde la cuestión de evaluar y observar de una nueva forma los proyectos que se encaren a futuro.

“Lo que la nueva conducción trata de plasmar es que el impacto social no sea solamente el hecho de hacer una construcción determinada, sino estar interesados en el monitoreo y la evaluación de los proyectos, para ver de esta forma si de verdad vale la pena realizar, por ejemplo, un invernadero o un pozo de agua”, agregó Kalpakian en relación a lo planteado por los mandatarios.

Si bien el foco principal estuvo en la reunión anual de la junta directiva, las delegaciones mantuvieron entre sí diversos encuentros de trabajo de tipo más operativo. A su vez, durante los diez días que estuvieron presentes en Armenia y Artsaj, los representantes del Fondo Armenia Argentina visitaron los diferentes proyectos en marcha y algunos de los ya realizados en estas dos repúblicas.

Siguiendo con estos nuevos tipos de proyecto, Kalpakian argumentó que “la idea del Fondo Armenia en adelante es buscar proyectos que tengan relación con el desarrollo de los pueblos del interior tanto de Artsaj como de Armenia. Hasta ahora, el Fondo Armenia gestionaba proyectos más grandes y tradicionales, como por ejemplo rutas. De ahora en más, la intención es tratar de buscar proyectos que tengan algún otro tipo de impacto social, relacionados con el turismo o la cultura, y otros más habituales, como hacer centros comunitarios o jardines de infantes”.

En la actualidad, el Fondo evalúa la eficiencia de los programas implementados para definir su continuidad y las respectivas direcciones futuras. Durante 2018 se llevaron a cabo alrededor de 100 programas multisectoriales que van desde la construcción de centros comunitarios hasta el desarrollo del sector de la salud y de las energías renovables.

Por otra parte, entre la nueva visión y estrategias del Fondo Armenia que fueron presentadas el 18 de junio se destaca principalmente un enfoque mucho más integral, con la utilización de herramientas destinadas a relevar y abordar los problemas prioritarios de Armenia, Artsaj y la diáspora entre cuyos fines se encuentra la cooperación y el desarrollo de las comunidades armenias de diferentes partes del mundo. La idea es que la organización se transforme en una red que una a las comunidades armenias del mundo y que estas tres partes colaboren entre sí, evaluando en conjunto las necesidades y el desarrollo de los diferentes lugares donde viven los armenios.

“Hay tres áreas en la que va a trabajar el Fondo. Las más tradicionales, que estábamos acostumbrados a hacer, otras relacionadas con el desarrollo de las comunidades y unas terceras que están miradas desde Armenia hacia la diáspora”, explicó Kalpakian con respecto a este tema.

Precisamente, el presidente armenio también había hecho hincapié en este punto, destacando la importancia de fortalecer una red panarmenia que preserve la identidad, el lenguaje, la historia y los valores armenios ante el avance de la globalización. Según comentó Sarkissian, al aprovechar la amplia geografía estructural de la organización –actualmente tiene presencia en 19 países-, esta puede implementar distintos programas para fortalecer las comunidades.

“La idea es que el Fondo Nacional Armenia trabaje como una red de contactos para la comunidad y trate de forjar alianzas y relaciones para encontrar cosas que se complementen y que puedan tener un impacto social dentro de la comunidad”, continuó Kalpakian. “No creo que sea una cuestión de que el Fondo Armenia se preocupe por la diáspora, sino que se trata de empezar a escuchar más, que sea un ida y vuelta”.

Los representantes del Fondo Armenia Argentina se sorprendieron al notar que en dos de los cuatro videos que presentaron en la Asamblea del Fondo Nacional Armenia se hacía mención a los proyectos llevados adelante por benefactores de nuestro país. Concretamente se trata de los proyectos integrales de Ditavan de la familia Ekserciyan y del proyecto de Khachardzan a cargo de las familias Kalciyan, Avakian, Terzian y Demirdjian, ambos casos en la región de Tavush. La nueva gestión del Fondo Armenia rescató el impacto social que tuvo la ejecución estos dos proyectos que modificaron en forma importante el desarrollo y la vida de cada pueblo.

“La presentación que hicieron, es totalmente novedosa para el Fondo Armenia”, agregó Osvaldo Kullahian. “Ahora se habla de misión y de visión, algo que en el Fondo no existía. Vimos adónde apuntan, adónde quieren ir de manera muy profesional en 6 meses. Les pongo una ficha grande”.

Otra de las novedades que se destaca es el lanzamiento de un nuevo sitio web, en el que se plasman estos ideales de más transparencia que se proponen, ofreciendo además la posibilidad de participar de diferentes programas, de hacer el seguimiento y de informarse sobre los proyectos en curso y aquellos que ya finalizaron.

Nuevas formas de encarar los proyectos, una mayor transparencia y una conexión más fluida con la diáspora fueron las ideas más destacables que dejó el encuentro entre los dirigentes del Fondo Armenia de todo el mundo. Habrá que esperar un tiempo para ver plasmados los resultados, pero los nuevos caminos de la organización ya quedaron delimitados.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora