Noticias en idioma armenio

Valor y trascendencia en Sudamérica de la independencia de Armenia

banderas armeniasLa monumental trascendencia del 28 de Mayo de 1918, significó la constitución de un estado armenio, recreado después de varios siglos, impulsado por una singular experiencia popular, de raíz democrática y espíritu solidario en el territorio ancestral de este pueblo originario, establecido como el avance del movimiento de liberación nacional armenia.Los armenios refugiados llegaron estas latitudes a fines del siglo XIX, como consecuencia de las matanzas y los crímenes de lesa humanidad perpetrados por el Imperio Turco-Otomano.

Primero fueron los idealistas que habían ocupado el Banco Otomano (símbolo de las capitulaciones del Sultán Abdul Hamid que despojaba a los campesinos) intentando impactar a la opinión pública. La diplomacia europea se limitó a constatar que no habían causado víctimas ni afectado bienes y caudales, sólo fueron exiliados a la Argentina sin que Constantinopla cese las matanzas de súbditos de sus minorías.

Más sobrevivientes, esta vez del gobierno de los Jóvenes Turcos en Adaná, buscaron asilo en 1909. Se crearon las primeras comunidades, como ocurrió con los otros refugiados tanto musulmanes como cristianos árabes, sirios, griegos, asirios, etc., nuevamente perseguidos.

En la Primera Guerra Mundial (1914-1918) varios sobrevivientes, de sus modestos jornales y artesanías familiares ayudaron para los pasajes de los voluntarios que iban a defender a los compatriotas que quedaron en el terruño. La valiente epopeya de los 40 Días del Musa Dagh (agosto de 1915) a orillas del Mediterráneo inspiró la idea de resistencia encarada por la FRA-Tashnagtsutiún, el PSD Henchakian y los Ramgavar frente a los efectivos genocidas. El resto de la nación armenia en torno al Monte Ararat logró inscribir nuevas epopeyas encabezadas por Aram Manukian para detener a los invasores. Centenares de voluntarios, también de Argentina y Uruguay fueron para defender la vida y los derechos humanos.

En Buenos Aires, las asociaciones crearon, después del 28 de Mayo de 1918, la Unión Nacional Armenia como una representación comunitaria multisectorial. Durante el primer gobierno argentino de Hipólito Yrigoyen, elegido por sufragio popular, se reconoció a la República de Armenia, que con grandes sacrificios resurgió como el Ave Fénix.

En la perspectiva de poder avizorar una sociedad mejor en Armenia, con la declaración de la Armenia Libre, Unida e Independiente del 28 de Mayo de 1919, fue celebrada ese día con orgullo y algarabía en el centro de Buenos Aires.

La gloriosa bandera tricolor, como símbolo del renacimiento, fue sostenida heroicamente por los armenios desde Kars hasta Shushí. El tratado de Sêvres, y el laudo del Presidente W. Wilson establecieron las fronteras internacionales de la Armenia libre.

Pero el ataque kemalista y la sovietización a fines de 1920, y los pactos espurios subsiguientes provocaron el despojo territorial de los tratados de 1921, motivó que la República de Armenia fuera separada de la Armenia occidental, de Najicheván, de Djavajk y de la hoy liberada Nagorno Karabagh.

Durante largos 70 años la Diáspora sostuvo con fervor la Causa Armenia. En este 99° aniversario la lectura atenta y reflexiva muestra la conducta principista que avala lo realizado. Esto se ve reflejado en el Diario ARMENIA, y  otros medios, porque habla elocuentemente de las claves geopolíticas del presente y de los desafíos del futuro. Esas páginas valiosas, que hoy aparecen amarillentas, tienen sin embargo la lozanía perenne de los idearios, que supera largamente en el papel impreso la fugaz frivolidad de ciertas redes sociales.

Esos pensamientos surgidos de cada crónica, y los fundamentos que cada autor expuso en artículos y editoriales en diversos idiomas en los medios comunitarios, describen certeramente cada iniciativa, los tenaces esfuerzos de diversas organizaciones, de muchas voluntades convocando a miles de adherentes y disciplinados militantes orientada por el liderazgo que hicieron, que hacen y que harán constantemente la defensa y prosperidad del pueblo y el estado en la Armenia Libre, Unida e Independiente.    

Carlos Luis Hassassian

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora