Noticias en idioma armenio

El Santo Sepulcro permaneció cerrado tres días por decisión de las iglesias cristianas

Ante exigencias impositivas del gobierno israelí

santo-sepulcro-1Jerusalén, (EFE y otras).- Cristianos de las principales confesiones (católica, greco-ortodoxa y armenia) acudieron el domingo 25 de febrero a las puertas de la iglesia, en la ciudadela amurallada, donde sus líderes religiosos leyeron un escrito de protesta tras el cierre de sus puertas, de momento sin fecha anunciada para su reapertura. Poco antes, atónitos turistas y peregrinos eran sorprendidos con la exigencia de salir del templo que cobija los lugares de la crucifixión, muerte y resurrección de Cristo.

Las puertas del Santo Sepulcro, el lugar más sagrado del cristianismo, permanecen cerradas desde el fin de semana en protesta por las recientes medidas legales y fiscales adoptadas por Israel, mientras representantes de las iglesias cristianas de Jerusalén debaten desde una solución, informaron a EFE fuentes próximas a estas instituciones.

“El encuentro tiene lugar en estos momentos. Llevan reunidos varias horas y todavía no sé sabe cuándo van a terminar”, manifestó uno de los guardianes musulmanes de las llaves del templo, quien añadió que aún “no hay una solución. La situación sigue siendo la misma”.

Las principales Iglesias cristianas en la Ciudad Santa cerraron el Santo Sepulcro, localizado en el territorio ocupado de Jerusalén Este, en una decisión sin precedentes en protesta por las recientes medidas legales y fiscales adoptadas por Israel, que consideran un “ataque contra la presencia cristiana en Tierra Santa”. Los principales enfrentamientos son dos: una disputa sobre nuevas disposiciones municipales para obligar a las Iglesias a pagar el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), del que estaban exentas históricamente, y un proyecto de ley que permitiría al Estado israelí expropiar las propiedades eclesiásticas arrendadas a compañías privadas.

Santo-sepulcro-declaracionTheophilos III, patriarca de Jerusalén; Francesco Patton, custodio de Tierra Santa, y Nourhan Manoukian, patriarca Armenio de la ciudad, afirmaron que hay una campaña contra los cristianos que “ha alcanzado recientemente un nivel sin precedentes, con las escandalosas órdenes de la Municipalidad de Jerusalén de secuestrar bienes de las iglesias, propiedades y cuentas bancarias, para hacer frente a impuestos municipales punitivos”. “Seguimos con gran preocupación la campaña sistemática contra las iglesias y las comunidades cristianas en Tierra Santa”, señalaron.

Consideran que las últimas decisiones del Ayuntamiento, “rompen los acuerdos existentes y las obligaciones internacionales que garantizan los derechos y privilegios de las Iglesias, en lo que parece un intento de debilitar la presencia cristiana en Jerusalén”. Además, “nos recuerda las leyes similares dictadas contra los judíos durante el periodo más oscuro en Europa” .

Wadi al Huseini, el guardián de las llaves del Santo Sepulcro, que lo abre y cierra cada día, señaló que en la Alcaldía “están pidiendo a las Iglesias que paguen muchísimo dinero en impuestos. Esto no ha ocurrido nunca ni en el periodo Otomano, ni en el Mandato Británico ni con el jordano”. Se trata del impuesto municipal de bienes inmuebles sobre “centros religiosos, escuelas y hospicios de peregrinos”, explicó. “Espero que se resuelva el problema. Si no el Papa pedirá a los peregrinos que no viajen a Tierra Santa hasta que se solucione”, advirtió.

Respecto al impuesto municipal, el Ayuntamiento anunció hace meses que cobraría el “arnona” (impuesto sobre bienes inmuebles) a las iglesias por las propiedades no destinadas al culto y recientemente comenzó a congelar cuentas ante los impagos. El alcalde Nir Barkat defendió su decisión de que se tasen “las propiedades comerciales, como hoteles, salones y negocios”, y aseguró que las iglesias deben 186 millones de dólares, una suma que “no tienen que soportar los residentes de la ciudad”, informó el digital “Times of Israel”. Horas después del cierre, peregrinos decepcionados se arrodillaban ante el portalón de madera clausurado y ofrecían allí sus oraciones.

Hanan Ashrawi, miembro del Comité Ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina, recordó que “estas iglesias existen desde mucho antes que el Estado de Israel”. “Los cristianos palestinos representan la tradición cristiana más antigua el mundo, con siglos de continuidad en Palestina”, añadió, y acusó de “atacar las Iglesias, sus comunidades, activos y propiedades” para “mantener una exclusividad y control judío” en la ciudad.

 

Luego de la suspensión de las medidas, se reabrieron las puertas

 

santo-sepulcro-4Jerusalén (AICA).- Las puertas del Santo Sepulcro se reabrieron el miércoles 28 de febrero después de que las autoridades israelíes hayan decidido suspender la recaudación de las tasas municipales sobre bienes inmuebles de iglesias cristianas, medida que provocó el cierre del templo durante tres días consecutivos en señal de protesta por parte de los líderes cristianos que comparten la administración de la iglesia del Santo Sepulcro.

Israel anunció este martes la creación de un comité responsable de abordar la crisis y la suspensión de las recaudaciones.

A continuación, el patriarca greco-ortodoxo, Theophilos III, el custodio de Tierra Santa, padre Francesco Patton OFM, y el patriarca armenio, Nourhan Manoukian, anunciaron la reapertura del lugar más sagrado del cristianismo.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, acordó con el alcalde de Jerusalén, Nir Barkat, “establecer un equipo profesional con la participación de todas las partes interesadas, con el fin de formular una solución para el asunto de los impuestos municipales sobre propiedades de la iglesia que no son centros de culto”.

También se suspende la revisión de una propuesta de ley a debate en el Parlamento que permitiría expropiar retroactivamente tierras vendidas por las iglesias a empresas o civiles. Mientras se examina esta propuesta, “toda actividad legislativa quedará suspendida”, dice la nota.

santo-sepulcro-3La política de la alcaldía de Jerusalén, que busca recaudar impuestos a diversas propiedades de las Iglesias cristianas en la ciudad, así como un proyecto de ley de expropiación, llevaron a los líderes católicos, ortodoxos y armenios a la drástica decisión del cierre indefinido de la iglesia del Santo Sepulcro, el 25 de febrero.

El alcalde de Jerusalén defendió la medida del cobro de impuestos, argumentando que pagarán los lugares que no sean de culto. Sin embargo, este 27 de febrero anunció que la cobranza sería suspendida mientras la comisión designada por el Primer Ministro realiza sus trabajos.

Los líderes cristianos indicaron que “tras la constructiva intervención del Primer Ministro, las Iglesias esperamos poder relacionarnos con el Ministro Hanegbi, y con todos aquellos que aman Jerusalén, para asegurar que nuestra Santa Ciudad, donde nuestra presencia cristiana continúa enfrentando desafíos, siga siendo un lugar donde las tres religiones monoteístas puedan vivir y prosperar juntas”.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora