Noticias en idioma armenio

A pesar de la crisis el gobierno armenio inaugurará un lujoso centro de “entrenamiento”

center-2Ereván (RFE/RL).- A pesar de sus problemas de liquidez el gobierno armenio planea inaugurar en breve un centro de “formación” para funcionarios fiscales y del servicio aduanero (foto). El lujoso emprendimiento que costará alrededor de 28 millones de dólares cuenta con servicios como bañeras con hidromasajes, restaurantes y canchas de tenis.

El Comité Estatal de Ingresos (SRC) que fiscaliza los servicios de recaudación de impuestos y aduanas nacionales, comenzó la construcción en la ciudad turística de Dilidján en 2011.

El elevado costo del centro llama la atención en el difícil contexto económico en el que se mueve Armenia. El Ministerio de Finanzas del que depende también la obra, defendió la necesidad de su implementación argumentando que miles de sus empleados, la mayoría de ellos recaudadores fiscales, serán capacitados allí.

El complejo de Dilidján que se ubica en un espléndido bosque, tendrá cuatro aulas que ocuparán sólo una pequeña sección del edificio. Otras lujosas instalaciones eclipsarán el área educativa: Habrá modernas piscinas, bañeras con hidromasajes, modernos gimnasios, saunas, bares, restaurantes, canchas de tenis y otros deportes, y hasta una sala de cine equipada con costosos sistemas de proyección y audio.

center-1Un comunicado del ministerio negó cualquier contradicción entre la misión de formación del centro a inaugurar y sus instalaciones dedicadas al ocio. Afirmó que los inspectores y funcionarios de los ministerios correspondientes tienen que “combinar el desarrollo de sus habilidades profesionales con los momentos de ocio”.

Los críticos de la obra no concuerdan con las afirmaciones oficiales diciendo que las autoridades podrían y deberían haber utilizado sus escasos fondos para necesidades más perentorias. “Si el ocio y las distracciones son una parte tan importante de este proyecto, tal vez deberían haber creado un centro de recreación, en lugar de otro de formación”, aseguró Artak Manukyan, miembro del Centro de Lucha contra la Corrupción, entidad armenia afiliada a Transparencia Internacional.

Manukyan denunció además la ausencia de transparencia en la ejecución del proyecto. Sostuvo que el Ministerio de Finanzas y su división fiscal, el SRC, contrataron dos empresas privadas para construir las instalaciones de Dilidján sin haber realizado una licitación de precios. “En estas circunstancias aumentan los riesgos de corrupción”, concluyó el activista.

El SRC es ampliamente considerado como una de las agencias gubernamentales más corruptas del país. Se cree que muchos de sus funcionarios son individuos ricos con enormes intereses comerciales. En un reporte revelado en abril de 2012, Karen Andreasian, ombudsman de derechos humanos de Armenia, informó que muchos funcionarios fiscales y aduaneros, así como sus familiares están involucrados de modo permanente en diversos negocios y “disfrutan de ventajas ilegales sobre otros empresarios”.

Gaguik Khachatrian, entonces jefe de SRC, negó las acusaciones. Pero el funcionario mencionado, mentor del proyecto de Dilidján, poco después fue designado como ministro de finanzas.

Muchos informes de los medios de prensa armenios vinculan a Khachatrian a una serie de lucrativos negocios, incluyendo a un importante proveedor de servicios de internet y televisión por cable, dos empresas importadoras de alimentos, un supermercado, una concesionaria de automóviles y una tienda de relojes de lujo.

Sin embargo, el ahora ministro ha negado reiteradamente cualquier implicación en actividades comerciales o prácticas corruptas.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora