Noticias en idioma armenio

Alin Demirdjian: “Mi identidad como armenia y argentina la encontré en la música”

El 30 de julio, Alin Demirdjian va a estar a bordo del avión que la lleve a cumplir su sueño: recorrer las diez provincias de Armenia y las siete de Artsaj con la música. Ella, sus rulos tan característicos, su guitarra y bella voz se despiden de Buenos Aires por un tiempo para volver con nuevas canciones.

Ella, sus rulos tan característicos, su guitarra y bella voz se despiden de Buenos Aires por un tiempo para volver con nuevas canciones.

“Soy armenia de parte de padre y de madre”, comenzará diciendo, “Mi papá, Daniel, tenía fábrica de zapatos, familia de zapateros como tantos armenios y mi mamá, Alejandra Kilidjian, es directora del jardín de infantes del colegio armenio de Vicente López, de donde yo misma egresé. Mis abuelos paternos nacieron en Argentina, la mamá de mi papá nació en Tucumán y luego con su familia vinieron a Buenos Aires; y de parte de mamá, mis abuelos nacieron en Grecia -mi abuelo en Atenas y mi abuela en Creta-, y llegaron al país siendo chicos”. Entre sus numerosos estudios se destaca el de Trabajo Social en la UBA y hasta el ingreso al Conservatorio Nacional “pero dejé todo y me formé con profesores particulares de música, canto, guitarra…”.

Con el apoyo de Birthright Armenia y acompañada de un equipo de profesionales estará realizando un video con un músico por cada provincia que recorra. El proyecto durará los cuatro meses que se quedará en esas tierras pero empezó un año atrás y con mucho trabajo de por medio. Demirdjian tiene 29 años y un rico pasado musical, siempre acompañada de su guitarra con la que compone y navega en aguas de folk, blues y rock, hasta se atreve a flirtear con el country. Docente por años en los colegios Mekhitarista y en el colegio armenio de Vicente López, hoy Alin se dedica de lleno a la música.

—¿Cómo surgió el proyecto?

—Se me ocurrió el año pasado mientras estábamos volviendo desde Artsaj hacia Armenia con mi mamá y paramos en una estación de gas. Una señora tocaba el acordeón y se puso a cantar. Estábamos solo nosotros. Ahí sentí la necesidad de ponerme a cantar con ella pero no conocía la canción. Eso despertó la idea de “Una Provincia, Una Canción”, la de poder registrar en cada provincia de Armenia y de Artsaj músicos de distintos estilos. Cuando volví a Buenos Aires escribí el proyecto y busqué sponsors particulares pero, con la realidad económica de Argentina, fue difícil. Supe que Birthright -yo había sido voluntaria- tiene un sistema de becas que se llama “Next step, alumni grant”, y apliqué. La beca es del 65% y sin esa ayuda sería imposible hacerlo. Escribir el proyecto y armar el presupuesto me costó bastante. Al principio pensé que no iba a poder financiarlo. Estoy muy emocionada y a la vez tengo miedo de enfrentarme a un proyecto tan grande.

—¿Cómo es el proceso de elección de músicos?

—Trato de seguir por redes sociales lo que va pasando en la escena musical armenia. Hay algunos músicos con los que quiero grabar pero estamos haciendo una investigación muy profunda con el equipo. La idea es abarcar distintos estilos, no solo la música tradicional armenia. Queremos dar un pantallazo de lo que está pasando hoy con bandas de rock, de reggae, de pop, de trap, rap, todo en idioma armenio. Además, se suman los colegios. Estuve dando charlas en los colegios de la colectividad armenia de Buenos Aires donde les conté sobre el proyecto y uno de los objetivos es vincular a los jóvenes de la diáspora con la Armenia actual. La idea es que lo puedan seguir por las redes y conectarse a través de la música con la escena actual de Armenia y Artsaj. Cada colegio eligió tres provincias para investigar en cuanto a lo geográfico y a lo musical. Esa información la vamos a usar con el equipo para seguir el proyecto e ir mostrando en los videos. Lo siento como un proyecto colectivo. Tuve la oportunidad de elegir el equipo. Mari Anazonian es la manager, una argentina que hizo Birthright y se quedó a vivir en Armenia; ahí tiene una empresa de turismo y la elegí para que fuera la encargada de toda la logística. El resto son todos armenios. El 7 de julio voy a hacer un gran show de despedida en el Auditorio Tertzakian de Vicente López con mi banda y artistas invitados como Talín y el Estudio Vocal de Andy Istephanian, de la comunidad y otros por fuera. Es un recorrido por mi carrera artística, mis proyectos y mis discos. Será la presentación oficial del proyecto “Una Provincia, Una Canción”. Me encantaría que se sumen todos.

—¿Dónde se va a ver todo el resultado del proyecto?

—Los videos van a estar subidos a YouTube y subtitulados en diferentes idiomas. Cada video va a tener información e imágenes de las provincias. Van a ser episodios, uno por semana. También vamos a usar las redes para que puedan preguntar lo que quieran saber tanto sobre el proyecto como sobre Armenia y Artsaj.

—¿Cuál es tu relación con la comunidad armenia?

—Siempre trato de estar conectada con la comunidad, estoy dando charlas en los colegios, en Uruguay, trato de transmitir el tema de la identidad ya que para mí siempre fue un tema candente: cómo era ser argentina y armenia y la respuesta la encontré en la música, un puente entre mis identidades con canciones en castellano y en armenio.

Un objeto. En 2014 estaba leyendo un libro sentada junto a un monumento del Saryan Park de Ereván, el parque de los artistas, como lo llaman, cuando una señora (luego supe que se llama Silva) se acercó y me dijo que me había estado retratando, y me regaló este dibujo que desde entonces lo tengo en un cuadro en la pared de mi habitación. Refleja un momento muy especial de mi vida

Sofía Zanikian
Periodista
sofi.zanikian@outlook.coml

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora