Noticias en idioma armenio

Armenia reafirma que anulará los protocolos con Turquía

Luego de más de ocho años de inútil expectativa

firma-protocolosEreván (RFE/RL).- El ministro de Relaciones Exteriores armenio Edward Nalbandian ratificó el miércoles 14 de diciembre la intención del gobierno de anular formalmente los acuerdos, mediados por Estados Unidos y otros países, para normalizar las relaciones de Armenia con Turquía, citando las “precondiciones sin fundamento” que Ankara demanda para su implementación.

Los protocolos firmados en Zúrich en octubre de 2009, comprometieron a Turquía y Armenia a establecer relaciones diplomáticas y abrir sus fronteras. Poco después de la ceremonia de firma, el país islámico dejó en claro, sin embargo, que el parlamento de Turquía ratificaría el acuerdo solo si hubiera un progreso determinante hacia una resolución del conflicto de Nagorno-Karabagh aceptable para Azerbaidján.

A partir de esto, Armenia rechazó esta precondición argumentando que estos acuerdos no hacen referencia al conflicto. Estados Unidos, Rusia y la Unión Europeahan pedido también reiteradamente que ambas partes apliquen incondicionalmente.

En septiembre de este año, el presidente Serge Sarkissian volvió a denunciar la postura turca cuando se dirigió a la Asamblea General de la ONU: “Dada la ausencia de progreso hacia su implementación, Armenia declarará los protocolos nulos e inválidos. Entraremos en la primavera de 2018 sin ellos”.

Durante su visita a Grecia, el canciller armenio siguió con esta línea: “Esos documentos aún no han sido ratificados desde que Turquía presentó condiciones previas infundadas que van en contra de la letra y el espíritu de los mismos”

“Los protocolos no pueden ser tomados como rehenes perpetuamente, y es por eso que el presidente de Armenia declaró en septiembre que éstos se declararán como nulos e inválidos”, dijo el funcionario en un discurso pronunciado en el Ministerio de Relaciones Exteriores griego.

Ankara todavía no ha reaccionado oficialmente a la declaración de su vecino. Los sucesivos gobiernos turcos han mantenido su frontera cerrada desde 1993 en una muestra de apoyo a su aliado Azerbaidján.

El mandatario armenio ya había amenazado en febrero de 2010 con desmantelar estos acuerdos si los turcos no los ratificaban “en el menor tiempo posible”. Sin embargo evitó hacerlo, indicando dos meses después que no quería importunar a EE. UU y a las otras potencias mundiales que respaldaron fuertemente el acuerdo histórico.

Por su parte, tras hablar con su homólogo griego Nikos Kotzias, Nalbandian también describió las relaciones greco-armenias como una “verdadera hermandad”. “Ambos sufrimos genocidios y crímenes de lesa humanidad, defendimos hombro a hombro nuestro derecho a la vida y nos apoyamos mutuamente en tiempos difíciles”, dijo.

En una reunión con Sarkissian en Atenas el año pasado, el primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, también destacó que ambos países fueron víctimas del genocidio perpetrado por los turcos otomanos durante la Primera Guerra Mundial. Por su parte, el presidente griego, Prokopis Pavlopoulos, dijo a su par armenio que “a principios del siglo XX, los dos pueblos soportaron momentos trágicos por la misma razón”.

Desde Turquía se encargaron de criticar estas declaraciones. “La solidaridad entre Grecia y Armenia se basa en un lenguaje conjunto de hostilidad y difamación dirigido contra la identidad turca”, dijo un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores turco en marzo de 2016. Cabe destacar que las tensas relaciones de Grecia con Turquía volvieron a ponerse en relieve durante la visita oficial del presidente turco Recep Tayyip Erdogan a Atenas la semana pasada.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora