Noticias en idioma armenio

Armenia: Reclaman decisiones políticas para hacer frente a un mercado concentrado

Combate por la desmonopolización económica

Artsvik-Minasyan-VAche-GAbrielyanEreván (Sara Khojoyan para ArmeniaNow).- Mientras el gobierno armenio toma medidas para regular áreas de “alta concentración” de la economía, muchos en el país se muestran escépticos sobre el alcance de la voluntad política para luchar contra la corrupción y los monopolios.

El primer ministro Hovig Abrahamian dio instrucciones el jueves 9 de junio al titular de Economía Ardzvig Minasyan (en el centro de la foto), para que desarrolle en el plazo de treinta días una  guía de procedimientos de importación relacionados con una serie de artículos de primera necesidad cuya comercialización en el país se percibe como monopolizada. Entre estos bienes se indicaron el azúcar, la harina, el trigo, aceite de cocina, arroz, mantequilla, bananas, naranjas, alimentos para bebés, aves de corral, medicamentos de distinto tipo y combustibles.

Durante la última sesión de gobierno, Abrahamian dijo que si bien los mercados antes mencionados no están monopolizados formalmente, la percepción popular los percibe en esa condición.

“La razón es que hay un alto grado de concentración en los mercados de materias primas, lo que conduce a la falta de competencia y transparencia en los negocios, expulsando a las pequeñas y medianas empresas del mercado y la limitación del acceso a las nuevas compañías, la violación de los derechos de los consumidores, la corrupción, las injustificadas fluctuaciones de precios y finalmente el daño a la economía general de país”, planteó el primer ministro, quien añadió que su gobierno no se limitará sólo a los renglones mencionados.

El premier también dio instrucciones al Ministerio de Economía y al Comité Estatal de Ingresos para que analicen y presenten en el plazo de sesenta días un bosquejo sobre qué regulaciones adicionales deberían ser aplicados por el estado en la cadena de comercialización de artículos importados tanto en el sector mayorista como en el minorista, para impedir que las grandes sociedades impongan sus propias normas en el mercado.

Según el ministro de Economía Ardzvig Minasyan, -que representa a la Federación Revolucionaria Armenia, un partido que, en particular defiende sus ideas socialistas-, los artículos fueron seleccionados en función de su importancia social, por lo que el gobierno debe buscar el procedimiento para regular sus ventas desde su importación hasta su comercialización en las áreas mayorista y minorista.

“Cada producto debería tener libre acceso en la frontera. La transición del mayorista al minorista no puede tener lugar en condiciones desiguales. Esto es, si una entidad que es importadora y puede vender sus mercancías por medio de su red comercial, también lo debe hacer a través de otras redes comerciales”, planteó Minasyan a los periodistas durante una rueda de prensa, agregando que para llegar a ese objetivo es necesario cambiar las regulaciones legislativas.

“Es imperativo que haya igualdad de oportunidades para todos, éste es el espíritu de la recomendación de Abrahamian y vamos a trabajar en esa dirección. El costo aduanero debe ser idéntico para todos los operadores económicos que importen la misma materia prima”, puntualizó.

Sin embargo, muchos opositores y parte de la comunidad de negocios de Armenia, así como un número considerable de expertos se mantienen recelosos sobre las iniciativas del gobierno armenio reveladas por primera vez el 12 de mayo pasado por el mismo Abrahamian.

Haik Kevorkian, analista económico que escribe en el medio opositor Haigagán Yamanak, la batalla contra la corrupción y los monopolios ha sido hasta ahora sólo una “formalidad”.

“Creo que en esta lucha no se necesitan modificaciones legales. Los monopolios y la corrupción tienen un sistema definido y muy estructurado, cuyas partes se fusionan entre sí. La legislación no es una varita mágica”, dijo Kevorkian, durante un debate en el Centro de Medios de Ereván.

El experto es de la idea que este flagelo de la economía de Armenia subsiste con el permiso de las autoridades políticas y sólo puede ser removido por propia decisión de quienes lo permitieron hasta el momento.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora