Noticias en idioma armenio

Artsaj: Esfuerzos para reasentar a los civiles desplazados por los combates

Consecuencias de la guerra con Azerbaidján

dañados-artsaj-1Stepanakert (RFE/RL).- Las autoridades karabaghíes están haciendo enormes esfuerzos para poder reubicar a cientos de residentes que huyeron de sus hogares al comenzar los intensos combates en la línea de contacto entre Armenia y Azerbaidján. La mayoría de estas personas vivía en los pueblos de Talish y Mataghis, ubicados en el extremo noreste de Karabagh, a pocos kilómetros de la fuertemente militarizada frontera. Ambos poblados fueron evacuados por completo luego de haber sido bombardeados en el inicio de la escalada bélica protagonizada por Azerbaidján a principios de abril.

Hoy, esos pueblos permanecen prácticamente vacíos porque sus pobladores temen volver a sus viviendas. El mismo escenario transcurre para las decenas de familias armenias que escaparon a los bombardeos de la ciudad de Mardakert, que también se encuentra muy cerca de la línea de fuego. Talish, que ya había sufrido los devastadores efectos de la guerra con Azerbaidján entre 1991 y 1994, se vio especialmente afectada por los enfrentamientos. Sus casas y locales fueron dañados o destruidos por el intenso ataque enemigo que provocó que el medio millar de habitantes actuales se refugiara en las poblaciones vecinas. Una parte de ellos, en su mayoría niños, mujeres o personas de edad avanzada, se encuentran ahora en Armenia, con sus familiares de la ciudad de Charentsaván, localidad ubicada a pocos kilómetros al norte de Ereván. Las autoridades de Talish, apenas pudieron entregar 20.000 dram (unos 40 dólares) a cada familia desplazada para sus gastos inmediatos.

dañados-artsajRuzanna Sarkissian, una joven mujer de 26 años de edad, huyó de Talish con su hijo recién nacido, dejando detrás a su marido y a su hermano que sirven en el ejército. “Espero que estén con vida”, susurró con lágrimas en sus ojos. “Quisiera regresar a vivir en Artsaj, si no en nuestro pueblo, al menos en Stepanakert”, dijo resignada.

Con el latente conflicto con resultado aún incierto, el gobierno de Artsaj está tratando de proporcionar a personas como Ruzanna alojamiento temporal en lugares más seguros de Karabagh. En los últimos días, un grupo de funcionarios viajó a Armenia donde se reunió con los refugiados para hallar soluciones.

“Hemos habilitado refugios temporales en la ciudad de Shushí y les ofrecemos a los que quieran establecerse allí”, dijo Artur Aghabekian, viceprimer ministro de la República de Nagorno Karabagh.

Pero, la mayoría de los refugiados de Talish, al menos los que se encuentran en Charentaván, no tiene prisa para trasladarse a otras localidades de Artsaj. “Volveremos a Talish apenas sea posible vivir con seguridad allí. No tenemos intensión de mudarnos a otro lugar”, aseguró Gayané Abrahamian.

 

Armén Hairapetian, otro aldeano desplazado, dijo a los funcionarios que lo visitaron que él y su familia desean volver a Talish y reconstruir su casa hoy en ruinas. El hombre de 33 años de edad, indicó que su principal preocupación es la seguridad de sus pequeños hijos.

Aghabekian admitió que sería muy riesgo para los refugiados regresar en estos momentos a Talish o Mataghis. Sin embargo, afirmó que el gobierno karabaghí se compromete a una eventual repatriación. “Solo pudimos salvar sus vidas. Tenemos que hacer más por ellos”, agregó el alto funcionario. “Haremos todo lo posible para que nuestros compatriotas regresen a sus hogares de Artsaj”, finalizó Aghabekian.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora