Noticias en idioma armenio

Opinión: Artsaj recibió al 33° Congreso General del Tashnagtsutiún

Opinión
Sede del Comité Central de la FRA en Stepanakert

Sede del Comité Central de la FRA en Stepanakert

Apenas días atrás finalizó en Stepanakert el 33° Congreso General de la Federación Revolucionaria Armenia-Tashnagtsutiún. Participaron del mismo, delegados de todas regiones del mundo donde tiene presencia la organización política que este año cumplirá su 128° aniversario.

El importante evento tuvo lugar en Stepanakert, capital de la República de Artsaj, como una muestra del sentido de compromiso del Tashnagtsutiún hacia ese pedazo de patria que lucha denodadamente por su reconocimiento como país libre e independiente.

A la decisión de trasladar allí el magno encuentro que se realiza cada cuatro años y donde se renuevan además sus autoridades, la FRA agregó otra novedad: Dio a conocer el orden del día de las deliberaciones que duraron más de una semana, seguramente con la intención que sus partidarios y simpatizantes conocieran un poco más del trabajo que lleva adelante el Tashnagtsutiún.

Al analizar su contenido puede observarse que la FRA no solo se involucra en las realidades inherentes a las numerosas regiones donde tiene presencia, sino que también tiene en su agenda todos los escenarios que preocupan tanto a Armenia como también a Artsaj. Este análisis se lleva a cabo desde el primer Congreso de la FRA, y aunque Armenia no tenía aun su estado, el Tashnagtsutiún asumía la responsabilidad de involucrarse en todas aquellas cuestiones donde la nación de todos los armenios requería su responsable participación. Puede decirse que desde su creación la FRA tiene como prioridad trabajar por el destino de Armenia y su Nación.                              

Además durante el Congreso se examina la labor de los distintos comités regionales o autónomos que deben presentar a su órgano máximo el Congreso General, un resumen de todo lo actuado en el último período. En este punto, los objetivos de las distintas representaciones partidarias pueden variar de acuerdo al sitio donde estén obrando, sin embargo; cualquier programa de trabajo vigente en ellos no puede alejarse de los lineamientos generales del Tashnagtsutiún que permanecen inalterables desde su fundación.

Una de las reglas partidarias es la rendición de cuentas y esta es la base del principio de responsabilidad. En la FRA, cada uno de sus integrantes, tenga éste circunstancialmente responsabilidades de conducción o no, está a disposición de sus cuerpos directivos. Y dichos órganos son a su vez responsables de su actuación ante sus asambleas locales. En el caso del Congreso General, las asambleas regionales son quienes determinan quien o quienes serán los que las representen en el miembro superior del Tashnagtsutiún que es el Congreso General. Este sistema deja claramente establecido que las decisiones de la FRA se toman sólo por voluntad colectiva.

Las asambleas regionales y el Congreso General también son los organismos que custodian el cumplimiento de los principios ideológicos. Sus decisiones y estrategias no solo deben coincidir con los ideales partidarios, sino también deben ser coincidentes a los principios establecidos en el programa fundacional del Tashnagtsutiún.

Como decíamos antes, el objetivo principal de la organización es servir a Armenia y los armenios. El orden día establecido para el Congreso General se preparó con muchos meses de anticipación y todas las regiones del mundo discutieron su contenido votando las propuestas que cada representante elevó a la consideración de los delegados participantes de la reunión que acaba de concluir en Artsaj.

En los cónclaves partidarios los intereses de Armenia y los armenios están por sobre todas las cosas y jamás están condicionados por el gobierno de turno. El Tashnagtsutiún apoya permanentemente la política exterior de Armenia, aun cuando en ocasiones no comparta algunas decisiones de la administración vigente. En el caso de Artsaj, es prioridad para la FRA contribuir a su reconocimiento internacional como estado independiente, además de favorecer su seguridad y desarrollo económico.

A través de su ordenamiento estatutario, la estructura mundial de la FRA garantiza la independencia del Congreso General porque participan de él, representantes de todas las regiones, dejando al margen cualquier condicionamiento de poderes políticos o gubernamentales.

Desde su creación en 1890, el Tashnagtsutiún ha sufrido ataques externos e internos de toda naturaleza. Históricamente han sido varios los estados o servicios secretos que intentaron penetrar su estructura como el imperio otomano, el zarismo y también los bolcheviques.

Han pasado 127 años y el Tashnagtsutiún sigue siendo esa fuerza en la que los armenios pueden confiar porque jamás ha bajado los brazos ni ha menguado en su labor por el pueblo armenio en cada rincón del mundo.

Ha culminado el 33° Congreso General y pronto se conocerán las decisiones adoptadas. La militancia está preparada para no solo para renovar su esfuerzo sino también para asumir nuevos desafíos en dirección al cumplimiento de sus sacrosantos postulados nacionales.

Jorge Rubén Kazandjian

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora