Noticias en idioma armenio

Azerbaidján niega permiso a los observadores de la OSCE

Conflicto de Artsaj

Observadores-OSCEEreván (RFE/RL).- Bakú dejó en claro que no permitirá que la organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) despliegue sus observadores en la primera línea de Armenia y Azerbaidján, alrededor de Artsaj.  “El no retiro de las tropas armenias de los territorios ocupados, sumado al despliegue de observadores sólo dará lugar a una mayor consolidación del estatus vigente y la prolongación del conflicto”, dijo la delegación azerí en la sede de la OSCE en Viena el jueves 9 de marzo pasado.

Los presidentes de Armenia y Azerbaidján acordaron en mayo de 2016 en un encuentro celebrado en Viena la instalación de un equipo de la OSCE para realizar un periódico seguimiento del alto el fuego en el área en conflicto de Artsaj. Las tratativas, impulsadas por el entonces secretario de Estado de EE.UU., John Kerry y el canciller ruso Sergei Lavrov, tuvieron lugar un mes después del peor estallido bélico a lo largo de la “línea de contacto” de Artsaj durante más de dos décadas.

En una declaración conjunta emitida en ese momento, Lavrov, Kerry y un representante francés, aseguraron que los mandatarios de Armenia y Azerbaidján se habían comprometido también a “establecer en el menor tiempo posible” un mecanismo para que las investigaciones de la OSCE pudieran concretarse. Ninguna de estas dos medidas respaldadas por Armenia se ha puesto en práctica hasta la fecha.

“Nos encontramos con la introducción de elementos inaceptables como el despliegue de observadores de la OSCE en la línea de confrontación, algo que cambia la manera de actuar de la Oficina del Representante personal de la OSCE y coincide con lo acordado a nivel de los presidentes”, dijo a través de una nota la misión de Azerbaidján en la reunión del Consejo Permanente de la OSCE. “Azerbaidján no puede aceptar una situación tan peligrosa en la zona de conflicto, ya que contradice el propósito mismo del proceso”, agrega el comunicado.

En la actualidad, un equipo de la OSCE dirigido por Andzrej Kasprzyk se traslada regularmente a Artsaj y la frontera entre Azerbaidján y Armenia para supervisar brevemente la observancia de las partes en pugna del alto el fuego establecido en 1994. La declaración de Bakú parece sugerir que la OSCE busca no sólo ampliar la misión, sino también estacionar monitores en o los alrededores del área en disputa.

Azerbaidján se ha mostrado siempre reacio a permitir que los investigadores internacionales actúen. El ministerio de Asuntos Exteriores azerí explicó en noviembre pasado que Aliev dijo que “no había necesidad de investigar los incidentes armados” en un encuentro celebrado en San Petersburgo en junio de 2016. Desde entonces, Ereván ha acusado reiteradamente a Bakú de alejarse de los acuerdos en dirección a la creación de una instancia de confianza mutua.

La delegación de Azerbaidján dijo que las garantías de tregua buscadas por Estados Unidos, Rusia y Francia, deben estar “sincronizadas con la solución del conflicto”. Alegó que la parte armenia insiste en estas medidas con el fin de evitar “negociaciones sustanciales” de paz por Karabagh.

tanques-karabagh“Este proceso está paralizado debido al serio golpe proporcionado por Azerbaidján contra Artsaj”, contrarrestó el canciller Eduard Nalbandian. “Esta es la razón por la que Armenia y los países mediadores continúan con los esfuerzos para crear las condiciones adecuadas para revitalizar el proceso de negociaciones”, dijo el titular de la cartera de Exteriores armenia. “Debemos seguir tratando de lograr avances en este tema, pero ante todo, hay que evitar la repetición de eventos como el ocurrido en abril pasado”, dijo Nalbandian en la conferencia conjunta con su colega griego Nikos Kotzias.

Lavrov dijo el lunes que es imprescindible reducir la tensión en la zona de conflicto es esencial para la reanudación de las tratativas de paz. El ministro ruso aseguró que las partes en conflicto deben cumplir con la adopción de las medidas de confianza acordadas en la cumbre de Viena.

El presidente francés, François Hollande, solicitó la puesta en marcha de “mecanismos de verificación” en Artsaj luego de reunirse en París con el presidente Serge Sarkissian. El mandatario galo dijo que son imprescindibles para “prevenir e incluso sancionar las conductas que puedan ser contrarias a la paz”.

Tras reunirse con el ministro de Asuntos Exteriores de Azerbaidján, Elmar Mammedyarov, Lavrov manifestó también que las partes todavía están lejos de acordar en “dos o tres” elementos contenidos en el acuerdo propuesto por los mediadores de la OSCE. El canciller ruso no identificó tales cuestiones que tampoco quiso comentar el ministro de Asuntos Exteriores de Armenia, Eduard Nalbandian.

De acuerdo a lo trascendido, el acuerdo propuesto exige la liberación de varios de los distritos alrededor de Artsaj, regiones que Stepanakert considera vitales para su defensa. A cambio, la población de Artsaj lograría cierto grado de reconocimiento internacional de su independencia/autonomía.

De todas maneras, a pesar de que Ereván ha reiterado en varias ocasiones su disposición de comenzar a negociar, la negativa de Bakú a hacerlo ha dado por tierra todos los intentos de alcanzar esa instancia.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora